Místicos y Terrenales


Por Marco Antonio Aguirre Rodriguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Cuando una pluma calla porque la mano se cansó de apoyarla para escribir, es triste; adiós maestro Gerardo Macías.

Cuando una pluma calla porque las balas silenciaron la vida que la sostenía es indignante. Adiós Miguel Ángel; ve al encuentro de tus creencias junto con tu esposa e hijo.

Ya nos encontraremos después.

A Gerardo Macías lo conocí hace más de 30 años, en el primer semestre que estuve en la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación; su materia, no recuerdo el nombre, era relacionada con la economía.

Lo más llamativo de Macías era el buen decir y el buen ver de la vida, todo el tiempo.

A Miguel Ángel lo conocí un par de años después, en alguna vuelta del quehacer periodístico, cuando el ya era el legendario “Cepillín”, el hombre que manejaba la información policiaca al dedillo, desde Notiver.

Sin embargo mi recuerdo más reciente es de cuando había yo salido de mi primer empleo periodístico, porque el entonces “Sol del Centro” (creo que así se llamaba) había cerrado.

Caminaba yo un día, sin rumbo, por el centro de Veracruz y lo vi; nos saludamos y me preguntó ¿qué haces?, ¿en qué trabajas?.

Le respondí simplemente que estaba como alumno de mis clases de la Facultad, que ya después llegaría el momento de trabajar y me preguntó si me gustaría trabajar en Notiver.

En ese entonces el periódico comenzaba y ya mostraba el boom que sería como un medio de masas, realmente dirigido al pueblo más pueblo.

Quedamos de vernos por la noche, en las instalaciones que tenía el periódico. Llegue, y me dijo “que bueno que viniste, vamos a esperar a “El Patrón” para que hables con él”.

Salces, no llegó ese día, y al siguiente, algo ocurrió que tampoco coincidimos, y al tercer día de mi desempleo me encontré a José Antonio Montenegro, el que acaba de ser Rey del Carnaval, que me invitó a ir a trabajar a El Universal, con Luciano Constantino, con quien hablé a la primera y me ofreció y acepté el empleo.

“El Patrón”, así le decía a Alfonso Salces, el dueño de Notiver, aún en los tiempos en que no trabajaba para ese periódico.

¿Porqué le dices El Patrón, si ya no trabajas con él?.

  • Es por costumbre y por respeto. Aunque sea un cabrón, le tengo respeto.

Miguel Ángel estuvo fuera de Notiver algunos años, en los que trabajó en Telever y en TVAzteca Veracruz, que entonces era Veravisión, y siempre extrañó Notiver.

En Veravisión me decía “es que en Notiver…” y yo le repetía: Miguel Ángel, ya no trabajas en Notiver.

El mundo siguió girando, y en una de esas vueltas llevó a Miguel Ángel a encontrarse con Alfonso Salces.

“La verdad, sí, estoy muy contento de estar otra vez en Notiver”, me diría después.

Notiver era su vida; la información policiaca, su pasión. El periodismo su vehículo de expresión.

Miguel Ángel era un periodista de referencia y su pluma era leída por muchos, pero muchos en verdad. Tal vez no por los seis y medio millones de lectores que presume tener Notiver, pero si por varios miles, tanto ciudadanos comunes y corrientes, como por otros periodistas, y por funcionarios de diversos niveles.

O séase, lo leían místicos y terrenales, en serio.

Por eso cuando el Gobernador Javier Duarte de Ochoa, afirmó que el asesinato de Miguel Ángel, de su esposa y de su hijo Misael “no es un ataque contra un medio de comunicación, no es un ataque, inclusive, contra un gremio, es un ataque  contra la sociedad entera, contra la sociedad veracruzana”, tiene toda la razón.

Este hecho no es aislado, “forma parte, evidentemente, de una serie de acciones, que corresponde a la presencia de grupos delincuenciales. Esto es el reflejo de lo que está pasando en todo el país y evidentemente Veracruz no escapa a estas acciones”, apuntó también el Gobernador.

El pesar recorre al gremio periodístico, pero el daño es a toda la sociedad veracruzana.

Pero además la forma en que ocurrieron los hechos, así como el peso periodístico de Miguel Ángel y la presencia de Notiver, propiciaron que su muerte se difundiera por todo el mundo.

Las cadenas de noticias CNN, de Estados Unidos y BBC, de Inglaterra, transmitieron la información; las agencias internacionales de noticias EFE, AFP, ANSA, AP, Europapress, mandaron sus cables por todo el mundo; AOL, Yahoo y Terra, incluyeron la noticia en sus portales de todo el mundo; los periódicos El Mundo, el País y ABC de España desde temprano metieron la nota en sus sitios de internet.

Hoy Miguel Ángel es más famoso de lo que nunca pensó serlo.

Lástima que sea por su asesinato y el de parte de su familia.

Buen viaje, Gerardo.

Buen viaje Miguel Ángel.

Buen viaje Agustina.

Buen viaje Misael.

Los místicos y los terrenales, hoy estamos consternados por su asesinato.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .