V. ALCANTARILLAS: OBRAS DE DESAGÜE, NO TÚNELES DE ESCAPE


Por Mario Jesús Gaspar Cobarruvias *

Fotografía de Mario Jesús Gaspar Cobarrubias, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Bajo las calles y caminos con cientos de años de antigüedad y que atraviesan muchas poblaciones en Europa y América, se pueden encontrar todavía interesantes y monumentales obras de la ingeniería civil de la civilización romana, de la Edad Media y de los reinos que se fusionaron a través de guerras, matrimonios y alianzas políticas para conformar las actuales naciones occidentales. Estas estructuras se identifican bajo la forma de puentes de arco con bocanas o mechinales para el desagüe, muros de contención y alcantarillas. Estas últimas predominan en número sobre el terreno.

La palabra alcantarilla proviene originalmente del griego KÉVTPOV (kentron o “centro de círculo”), aunque es más conocida del árabe clásico al-qantarah, que significa en castellano alcántara o “puente pequeño”. Se trata así, en la práctica, de una obra de fábrica destinada a la canalización subterránea cuya finalidad es evacuar las aguas residuales. Por ello, no están a la vista sino bajo el subsuelo de calles y carreteras, y se les puede hallar generalmente en zanjas, pequeños barrancos con o sin declive y donde se registra la presencia de arroyos que solo se forman en época de lluvias, a diferencia de los puentes, que se construyen para pasos sobre aguas permanentes y con fuerza en la corriente.

Los caminos antiguos en América se construyeron siguiendo la milenaria tradición y tecnología arquitectónica que los romanos dejaron en sus provincias como Hispania, Galias, Britania, etc., consistentes en calzadas con fuerte cimentación y una superficie que facilita la tracción y ascenso en las pendientes, que dieron origen así a las carreteras o caminos aptos para el paso de vehículos de varias toneladas de peso, cargados de mercancías de diversos géneros. Destaca La Cloaca Máxima, alcantarillado realizado en Roma por Tarquinio que permitieron desecar zonas donde luego se construyeron el Foro republicano y el Foro Boario. La Cloaca Máxima (latín Cloaca Maxima) era una de las más antiguas redes de alcantarillado del mundo. Construida en la Antigua Roma con el fin de drenar los pantanos locales y eliminar los desperdicios de una de la ciudades más pobladas del mundo antiguo, llevaba un efluente hacia el río Tíber, el cual corría a la par de la ciudad. El nombre significa literalmente “La Alcantarilla Mayor”. De acuerdo con la tradición, su construcción pudo haber iniciado alrededor del año 600 a.C. por órdenes del rey de Roma Lucio Tarquino Prisco. Esta obra pública fue mayormente lograda gracias a la dirección de ingenieros etruscos y al trabajo semiforzado de grandes cantidades de obreros provenientes de las clases más pobres de la ciudadanía romana.

Esta tecnología y la administración pública que la hacía posible a lo largo de miles kilómetros entre la capital y sus más lejanos dominios, dejó de funcionar gradualmente hacia el 476 d.C. con la caída del imperio romano de Occidente y sus obras fueron decayendo en calidad durante el casi milenio que duró la Edad Media. En este periodo, las viejas obras romanas fueron remodeladas y sometidas a mantenimiento para que durasen lo más posible en tiempos de continúos conflictos. Posteriormente fue exportada por los europeos al Nuevo Mundo y fue hasta el siglo XVIII cuando la tecnología renacentista alcanzó los mismos niveles de calidad que la romana tanto en construir puentes como en abrir nuevos caminos comerciales, militares y del transporte de caudales en forma segura. Estas calzadas adquirieron el nombre de caminos principales o generales, y más popularmente, el de caminos reales.

La implementación de numerosos puentes y alcantarillas fue obligatoria, dado que los territorios americanos eran mucho más diversos y accidentados que los de España y las naciones colindantes. Sirve de ejemplo, el territorio central del actual Estado de Veracruz, que a partir de 1786 se convirtió en la Intendencia de Veracruz tras la abolición del cargo de alcalde mayor en muchas poblaciones, conformándose con las subdelegaciones de la Antigua, Xalapa, Córdoba, Orizaba, Tuxtla, Cosamaloapan, Acayucan, Xalacingo, Misantla, Papantla, Tampico y el gobierno militar de la Nueva Veracruz. En 17 de enero de 1795 se fundó el Consulado de Veracruz y a partir del 19 de febrero de 1803, obtuvo el permiso de construir su propio camino real entre Perote, Xalapa y Veracruz, iniciando las obras el 18 de abril del mismo año. La guerra de independencia interrumpió los trabajos cuando este camino real se hallaba aproximadamente a 22 kilómetros de la ciudad amurallada de la Nueva Veracruz, en los terrenos de la hacienda de Santa Fé.

El territorio entre Veracruz y El Encero, se compone de una extensa zona semiárida regada por numerosos arroyos, que son afluentes menores de los poderosos ríos de La Antigua, Atliyac y Actopan, formando un sistema hidrológico muy dinámico entre los meses de mayo y octubre, cuando vienen las lluvias veraniegas y otoñales. Estas suelen volverse problemáticas para los habitantes, cuando entre agosto y septiembre se forman y desatan fuertes tormentas tropicales y huracanes que alcanzan vientos con velocidades de hasta 250 km/h. Estos metéoros generan una acumulación de agua extra y suelen causar grandes daños a la infraestructura de caminos y carreteras, al inundar terrenos bajos, hundir techos y socavar los cimientos de muchas estructuras.

En lo referente a los caminos reales, se puede tomar como ejemplo el construido por el Consulado de Veracruz entre 1803 y 1812, consistente en un “lomo” o elevación sostenida por terraplenes y con pendientes muy suaves para facilitar el paso de carretas en ambas direcciones. En los sitios donde existieran arroyos, llanuras aluviales y cursos de agua violentos pero no permanentes, se construyeron decenas de alcantarillas bajo las calzadas de capas de tierra apisonadas como de las dotadas de empedrados de lajas de piedras de río, calizas o basalto volcánico. Integrándose al camino como puentecillos solitarios o como parte de los grandes muros de contención en las barrancas. Estas obras de fábrica se hicieron a cal y canto, con pisos empedrados y con forma de puentecillos con arcos de medio punto las menores y arco de medio punto rebajado las mayores. Sus arcos están formados por dóvelas a base de ladrillos, muy similares a las de las estructuras romanas, de las que son una reminiscencia milenaria.

Las primeras con arco de medio punto, miden entre 35 centímetros y hasta 10 metros de anchura la mayor en el Puente del Rey y tienen profundidades variables entre 5 y 12 metros según sea el ancho de la calle o carretera bajo la cual se encuentren. El arco de medio punto, llamado así porque tiene la forma de un semicírculo, permite distribuir los pesos de la bóveda a los lados y sostenerla eficientemente, es rápido de construir y puede durar milenios con el debido mantenimiento y reforzamiento. El arco de medio punto rebajado, adquiere su nombre por tener el centro de su curvatura a un nivel inferior al de los arranques del propio arco, permite construir pasos más elevados sobre barrancas o hondonadas, por lo que se situaron en reducido número en calles, muros de contención y puentes de gran altura. Las bóvedas de estas estructuras tienen espesores que van desde los 30 hasta los 80 centímetros, en forma lineal si es terreno plano o en plano inclinado para las pendientes.

Ambos tipos de arco pueden ser de alturas diferentes, acorde a los estudios hidrométricos que eran obligatorios de realizar en el siglo XIX para garantizar la duración de las obras, sin depender exclusivamente del conocimiento empírico de arquitectos e ingenieros, como se hacía en centurias anteriores. Muchos no permiten más que el paso de un animal pequeño y otros hasta de una o varias personas a la vez. El ambiente dentro de sus bóvedas de cañón suele ser muy húmedo, oscuro más allá de unos metros y a veces se llenan los techos de arañas diminutas que forman enormes y espesos nidos.

Las alcantarillas que se hallan sobre las carreteras o calzadas y muros de contención aun sin modificar de los caminos reales, tienen suficiente luz por poseer abiertos los arcos de ambos lados. Pero dentro de las poblaciones donde la urbanización ha avanzado desde hace 200 años, es muy común que en la repartición de propiedades o por el gusto de los propietarios, se construyan casas sobre el curso de agua de un lado de la alcantarilla, tapiándose una de las entradas o bloqueándolas con piedras y basura. Así, se reduce la cantidad de luz que recibe el interior de la bóveda y se genera un ambiente húmedo, oscuro y que despierta fácilmente la imaginación, atribuyéndoles la naturaleza de enormes túneles con destinos a decenas o cientos de kilómetros de distancia o creer que fueron construidos como vías de escape; un papel para que el que la arquitectura de la misma alcantarilla es incapaz de cumplir por su propia finalidad: permitir el paso de un lado a otro de la calzada, sirviendo acaso como escondite temporal y no permanente por la consistencia del suelo convertido en fango o de consistencia endeble por las lluvias anuales si la obra no fue dotada de un piso empedrado desde el inicio, que facilitara las labores de mantenimiento. Además está la temperatura que suele bajar sensiblemente a diferencia de la que se registra en el exterior a ambos lados de la obra y en las que se hallan en terrenos inhóspitos o sin construir, suelen ser refugio más de animales que de humanos.

Los túneles kilométricos que despiertan la admiración, curiosidad y fascinación de pueblo, al grado de convertirse en leyendas, corresponden a otro tipo de obras, que ejercen a veces la función de alcantarillas pero en magnitudes de profundidad y excavación mucho más grandes. Se trata de acequias, de desagüe de desechos, acueductos, bodegas subterráneas y hasta criptas bajo las iglesias. Solo algunas como las poternas militares sirven específicamente en un momento dado para facilitar la fuga de grupos humanos. Las alcantarillas enormes y de grandes extensiones de recorrido bajo las ciudades como Puebla y México o bajo cerros como el Túnel del Esquilón en el municipio de Jilotepec, pertenecen a una forma de construir con la misma función pero con materiales y finalidades mucho mayores que las asignadas en las calles ordinarias y caminos reales, que son obras más humildes comparativamente hablando.

Entre los 11 municipios que se transitan entre Veracruz y Perote, el de Paso de Ovejas es el que presenta mayor número y variedad arquitectónica en sus puentes y alcantarillas, a lo largo de sus 19 kilómetros de camino real, en el corazón de la Zona Semiárida Central de Veracruz. Desde la subida del camino por la colonia San José y bajo su avenida principal, la dedicada al presidente Miguel Alemán, es posible todavía hallar ejemplos de alcantarillas muy bien conservadas, que han dado lugar a veces, a la creencia de que son entradas a un túnel kilométrico de escape, como el que se atribuye a la Casa de los Portales y que según la persona a la que se interrogue, podría dirigirse al cercano río Atliyac o incluso hasta Puente Nacional, en este caso, sin evidencia ni fundamento histórico alguno que avale tal supuesto. Muy posiblemente, este túnel, sea la entrada a un sótano o bodega subterránea, muy comunes en las grandes casonas del Estado de Veracruz desde el siglo XVI y complementado el inmueble -como comprobó en 2013 el autor de este texto- con un canal de desagüe que va desde las letrinas hasta el río. Otros canales del mismo tipo aunque mayores podrían existir bajo el terreno y prolongarse hasta las calles del pueblo o desde otros edificios civiles y religiosos.

Estas estructuras de desagüe en forma de puentes, constituyen un valioso objeto de estudio para estudiantes y egresados de historia, antropología, arquitectura e ingeniería civil, pues son parte de un inmenso sistema material -casi 150 kilómetros en el caso del camino real entre Veracruz y Perote- que posibilitó el tránsito humano, de bestias y mercancías durante siglos, dejando huella en la memoria de los habitantes de poblaciones y terrenos donde se levantaron. En número de cientos, están afuera y dentro de las ciudades veracruzanas, por lo que no hace falta viajar al altiplano o a países extranjeros, para localizar y poder estudiar valiosas muestras de la arquitectura e ingeniería civil de los siglos XVI al XIX.

* El autor es originario de la ciudad de Veracruz, licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Veracruzana, diplomado en Historia del Arte prehispánico, colonial y mexicano por el Instituto Veracruzano de la Cultura. Ha sido galardonado 2 veces con la medalla “Veracruz al Mérito” por la Institución de la Superación Ciudadana en 2014 y 2016, entre otros muchos reconocimientos por su labor de investigación y difusión histórica. Estudió también la carrera de Artes Plásticas en la Escuela Municipal de Bellas Artes. Ha sido profesor de Historia Universal y de México. Actualmente es investigador independiente en historia, conferencista estatal, fotógrafo, diseñador, explorador de campo y fundador-director del equipo de Exploración y Estudio del Camino Real Veracruz-México (EXESCR), por lo que desde 2010 conoce la infraestructura de los caminos reales y su alcantarillado.

BIBLIOGRAFÍA:

Moreno Gallo, Isaac. VÍAS ROMANAS, INGENIERÍA Y TÉCNICAS CONSTRUCTIVAS. 2a. Edición. Ministerio de Fomento y Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas, España, 2006.

Trens Marentes, Manuel Bartolomé. HISTORIA DE VERACRUZ, TOMO II, LA DOMINACIÓN ESPAÑOLA 1519-1808. Reeditada. Secretaría de Educación y Cultura, Gobierno del Estado de Veracruz, Xalapa-Enríquez, Ver. México, 1992.

Rarnirez Chasco, Francisco de Asís, LA TÉCNICA DE CIMENTACIÓN DE PUENTES HASTA EL SIGLO XVIII, Actas del Tercer Congreso Nacional de Historia de la Construcción, Sevilla, 26-28 octubre 2000. Eds. A. Graciani, S. Huerta, E. Rabasa, M. Tabales, Madrid: I. Juan de Herrera, SEdHC, U. Sevilla, Junta Andalucía, COAAT Granada, CEHOPU, 2000.

García Panes, Diego. DESCRIPCIÓN DE LOS CAMINOS QUE DESDE LA PLAZA DE VERACRUZ SE DIRIGEN A MÉXICO POR DISTINTOS RUMBOS. Editorial Biblio-Librería, Madrid España, 1992.

Durán Fuentes, Manuel. TÉCNICA Y CONSTRUCCIÓN DE PUENTES ROMANOS. Libro de ponencias Elementos de Ingeniería Romana, Congreso Europeo Las obras públicas romanas, Tarragona, noviembre de 2004.

Nardiz Ortiz, Carlos. LAS PRIMERAS CARRETERAS MODERNAS. EL TRAZADO Y LA CONSTRUCCIÓN DE LOS CAMINOS REALES EN EL SIGLO XVIII. Actas del Primer Congreso Nacional de Historia de la Construcción, Madrid, 19-21 septiembre 1996.

FUENTES ELECTRÓNICAS:

ETIMOLOGÍA DE ALCANTARILLA:
http://etimologias.dechile.net/?alcantarilla

CLOACA MÁXIMA, La guía, Laura Prieto Fernández, agosto 16 de 2016:
https://arte.laguia2000.com/arquitectura/cloaca-maxima

HISTORIA Y OBRAS DEL CONSULADO DE VERACRUZ (1795-1824), Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, E-Facico, abril 23 de 2015:
https://efacico.wordpress.com/…/historia-y-obras-del-consu…/

I. ¿EXISTEN TÚNELES BAJO VERACRUZ?, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, enero 24 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/existen-tuneles-bajo-la-ci…/

II. CRIPTAS EN LA CIUDAD DE VERACRUZ, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, E-Facico, enero 31 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/criptas-en-la-ciudad-de-ve…/

III. POTERNAS O TÚNELES MILITARES EN VERACRUZ, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, E-Facico, febrero 9 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/poternas-o-tuneles-militar…/

IV. TÚNELES DE ACUEDUCTO BAJO LA CIUDAD DE VERACRUZ, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, E-Facico, marzo 19 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/iv-tuneles-de-acueducto-ba…/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.