EL POPULISMO: ESTAR O NO CON EL PUEBLO


Por: Jorge González

 

Por Jorge A. González, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Seguramente usted ha escuchado la palabra “populismo” en diversas ocasiones y circunstancias, principalmente en voz de políticos, analistas, redes sociales y medios de comunicación.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo “popular” que “populismo”, diferencia que deja muy clara precisamente Jorge Bergoglio, sí, el Papa Francisco en entrevista con Hernán Reyes Alcalde, corresponsales de Telam en el Vaticano, y que se incluye además en su libro “Papa Francisco. Latinoamérica”, editado por Planeta en 2017.

Si hay un personaje que entiende bien los problemas sociales de Latinoamérica es justo este líder religioso argentino: “Se llama ‘popular’ a quien logra interpretar el sentir de un pueblo, sus grandes tendencias, su cultura. Y esto en sí mismo no tiene nada de malo. Al contrario, puede ser la base para un proyecto transformador y duradero”.

Mientras que: “la expresión ‘populismo’ a veces se refiere también a esta capacidad para interpretar y ofrecer un cauce al sentir popular. Pero adquiere un sentido negativo cuando expresa la habilidad de alguien para instrumentalizar políticamente la cultura del pueblo al servicio de su propio poder”.

Aunque la palabra populismo no es nueva ni su práctica, actualmente ha tomado extraordinaria relevancia no sólo en Latinoamérica, también en Europa. Lo cierto es que su significado puede navegar libremente entre la derecha o la izquierda de la política.

Según Cas Mudde, escritor del libro “Populismo: una breve introducción”, menciona en sus páginas que en “ciencias políticas el populismo es la idea de que la sociedad está separada en dos grupos enfrentados ente sí: el verdadero pueblo y la élite corrupta”.

Benjamin Moffitt, en su texto “El auge global del populismo” explica que el significado de la palabra populismo ha sido deformado, y tiene su mayor expresión cuando dicha etimología se le pretende enfundar a un sujeto.

Entonces si hablamos de un pensamiento populista se habla también de una sociedad, partidos y líderes populistas; personajes a los que se les adjudica o bien se les identifica la capacidad y facultad de unificar la voluntad de un pueblo.

Así tenemos a un líder político que debe tener ciertas características: férreo opositor y enemigo de algo -que generalmente es el actual sistema- como el héroe que salvará al pueblo de un gobierno corrupto a través de un partido. Expresión politico social que no es nueva, pero que hoy tiene nuevas sorpresas.

Moffitt menciona que este concepto se da generalmente en Europa en la política de derecha, aunque sostiene que nada está escrito pues en España, el partido “Podemos” y su líder Pablo Iglesias son ubicados en el populismo de izquierda. No obstante, Mudde considera que la mayoría de los populistas en Europa se encuentran de manera particular en la derecha radical.

Aunque el populismo sociedad-sujeto-partido ya es un esquema viejo, ha tomado nuevas aristas debido a los cambios sociales hoy en el mundo moderno a partir de la globalización, la multiculturalidad y las crisis financieras.

En la actualidad, la metamórfosis del populismo se revela de diferente manera y para nadie es un secreto dice Moffitt, identificar ciertos rasgos típicos de los lideres populistas de hoy: “los malos modales”.

Hablamos de esos rasgos que no se pueden imaginar en un comportamiento de un político serio, y que se visualizaron en la campaña de Donald Trump, en el comportamiento del presiente de Filipinas Rodrigo Duterte, y ya no digamos de los venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Y por si fuese poco, a este licuado llamado populismo moderno se le han añadido tres ingredientes potentes muy notorios en estos tiempos, menciona Moffitt: “las políticas antiinmigrantes, el autoritarismo y un perpetuo estado de crisis”.

De acuerdo con la académica de la Universidad de Columbia, Nueva York, Nadia Urbinati, todo este contexto nos presenta un escenario perfecto para la llegada de: “un líder populista al poder y que está obligado a estar permanentemente en campaña para convencer a los suyos de que no es y nunca será el establishment (de la clase dominante)”.

Martin Bull, director del Consorcio Europeo de Investigación Politica (ECPR) menciona que a los líderes populistas eventualmente se les dificulta tomar decisiones en el esquema de la democracia tradicional.

Y sin tanto rodeo, el investigador sostiene que el populista generalmente hace promesas irresponsables: “para conseguir apoyos más rápidos y generosos que los partidos tradicionales, a menudo prometen cosas que no son factibles”.

Bull confirma que el más claro ejemplo del populismo es el ya fallecido ex presidente de Venezuela Hugo Chávez, y cita textualmente un discurso en el que dejó bastante claro lo que fue para él el populismo: “Yo exijo lealtad absoluta, porque yo no soy yo, no soy un individuo, yo soy un pueblo”.

Debo aclarar que cada investigador, pensador y politólogo citado aquí tiene su propia manera de comprender el populismo, claro, respetables pero no por eso menos importantes.

Al reunir aquí las diversas opiniones no se pretende -de ninguna manera- influir en nada ni en nadie; estas opiniones se han rescatado solo para mera reflexión en la que pueden estar o no de acuerdo, recordemos que la concordancia y la discrepancia son parte de la naturaleza humana.

Concluyo esta columna con una cita que los invito a repensar con calma, misma que sale del pensamiento de Bull al referirse a los atributos de los nuevos populistas: “pueden llegar a creerse infalibles y configurar un espacio político aterrador”. Porque al final de cuentas: “si uno no está con el pueblo, entonces debe estar en su contra”.

Síguenos: jagr2784@gmail.com, Fan Page: Jorge Glezz, Twitter: @jorgeglezz75

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.