* PARQUÍMETROS EN XALAPA, ANTES YA FRACASARON


por Raúl González Rivera

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Don Carlos J. Piñero, un reconocido industrial del café del pasado reciente, fue el primero –allá en el sexenio de Rafael Murillo Vidal–, quien instrumentó, pese a la oposición de los ciudadanos, la instalación de parquímetros en las principales calles y avenidas de la ciudad, con el consabido fracaso rotundo, pues la ciudad de siempre ha carecido de suficientes estacionamientos públicos con condiciones para albergar unidades vehiculares todos los días.
La ex alcaldesa Elizabeth Morales García, igual, habría de enfrentar al toro por los cuernos diciendo que no implementaría ninguna acción en contra de automovilistas que utilizaran las calles y avenidas como aparcamientos públicos, puesto que los estacionamientos no dejan de ser en mayoría solares a cielo abierto, sin condiciones de seguridad para los automovilistas y sí, en cambio, cobran tarifas cada vez más elevadas, o al grado de que imponen precios por arriba de las que cobran en Coatzacoalcos o Veracruz, por ejemplo.
Alguien coló la especie en el sentido de que se instalarán parquímetros en las principales arterias públicas de la ciudad y de inmediato sobrevino el rechazo de la gente, pues xalapeños auténticos recuerdan que don Carlos J. Piñero, a la sazón presidente de la que fuera Junta de Mejoras de la ciudad, propuso y llevó a cabo la idea de instalar parquímetros con el fin de evitar el embotellamiento y congestionamiento vehicular en las calles que, además de ser cortas, son angostas.
Lo que no previno ninguna autoridad vial de aquellos ayeres, es que la ciudad se improvisó y nunca nadie siquiera imaginó que aquí se instalaría la capital del estado, pero con la irregularidad que más tarde urbanistas se percatarían, de que no fue preparada para albergar las grandes cantidades de vehículos de motor, sin espacios para el aparcamiento sobre las rúas, ni la apertura o construcción de estacionamientos públicos que ofrecieran a sus usuarios las garantías de estar seguras sus unidades en sus solares.
Obviamente, cuando surgió alguno que otro empresario, con la edificación de estacionamientos públicos, impuso las tarifas que mejor le vinieron en gana, las que evidentemente, para una ciudad donde habitan burócratas, académicos y estudiantes, resultan poco menos que insultantes.
En su oportunidad, la alcaldesa Elizabeth Morales se opondría a la instalación de parquímetros y a la red de señalamientos prohibiendo el estacionamiento de vehículos sobre nuestras calles, en el entendido de que Xalapa carece de arterias públicas amplias y de grandes dimensiones. El confort en la ciudad es una ilusión óptica, pues el Xalapa con sólo 50 mil habitantes viviéndola, la catalogaron inclusive como la segunda Cuernavaca del país.
En la actualidad, con más de 500 mil habitantes, un ramaje de colonias creadas exprofeso por las mafias representadas por líderes de colonos charros y el amasiato que por decenios sostuvieron con ex funcionarios municipales y estatales corruptos, dieron al traste con la otrora ciudad de las flores, para afirmar la capital donde el caos vial es a toda hora del día, semana y meses. Empero, la instalación de parquímetros no es la solución. Al tiempo.

* NEGLIGENCIA, DIFÍCIL DE PROBAR,
Y PENALIZAR NO ES HACER JUSTICIA

Una cosa es el derecho, sus códigos y demás leyes, textos fríos, a los que suelen apegarse los juristas burocratizados en las instituciones que dicen procurar la justicia y aplicar la ley, y otra hacer la justicia, atendiendo a la propuesta indeleble de Santo Tomás de Aquino, de dar a cada quien lo que en estricta justicia le corresponde.
El doctor José Narro Robles, secretario de Salud en el país, luego de conocer la infamia cometida con el encarcelamiento del traumatólogo Luis Alberto Pérez, médico al que acusaron de cometer homicidio doloso en Oaxaca, según el agente de la Fiscalía de aquella entidad, tras de analizar con la frialdad que resulta a veces también criminal, pero sin atinar a impartir la justicia.
Tan dolorosa es la pérdida de un ser humano, más si es un pequeño, pero doblemente resulta grave que se impute su deceso al galeno que hizo el intento de preservar la vida del menor, pero en condiciones adversas, porque en los hospitales de este país, o en una mayoría de ellos, faltan quirófanos, salas de operaciones, materiales de curación, medicamentos de patente, especialistas y enfermeras. El ejercicio de la profesión del médico entraña vocación, convicción y amor por la vida, a diferencia del resto de las profesiones que se ejercen en este país.
El doctor Narro Robles, ex rector de la UNAM, apuntó que en lo particular los médicos tienen una actitud profesional de compromiso y desarrollan su labor de manera extraordinaria. “El trabajo de los médicos, de mis colegas –enfatizó el secretario de Salud nacional–, es un trabajo que se desempeña en la mayoría de los casos con un absoluto apego a las normas, a las condiciones éticas”.
Lo que la ciudadanía desconoce o ignora, es que una mayoría aplastante de nosocomios está ayuno de los elementales instrumentos para el ejercicio de sus cirujanos y médicos en general. Falta todo, hasta las gasas y curitas. La medicina universal que los regímenes de gobierno anuncian frecuentemente es inexistente en este país. O sencillamente, se exhiben las instituciones que gozan de las instalaciones más adecuadas para ver por sus pacientes.
El sector de galenos quizá sea el símil del que agrupa a los académicos, en los cuales descansan los quehaceres sustanciales para hacer de nuestra sociedad un ejemplo de salud y de educación a los ojos del resto del mundo. Nomás sirva de ejemplo, lo que hace la isla caribeña de Cuba en ambos rubros, para citar un caso propio de la región latinoamericana.
Lo ocurrido en Oaxaca puede repetirse en cualquiera otra parte del país. Allí se enjuicia a un galeno, porque ante el horror que le impuso la carencia de materiales médicos para salvar una vida, cuando creyó que su trabajo había sido exitoso, no ocurrió así. Y un fiscal lo encontró responsable de cometer un “homicidio doloso”, con lo cual creyó en su cuadrado cerebro que estaba haciendo la justicia. Por favor.
Y aquí en Veracruz, donde se dio agua destilada en lugar de quimioterapia a menores de edad enfermos de cáncer, cometiéndose lo que en el frío derecho internacional penal podría ser considerado como un crimen de lesa humanidad, ningún político siquiera salió raspado de su responsabilidad probada en el atentado. Con todo y las monumentales pruebas acumuladas precisamente por el doctor José Narro Robles, desde su encargo de secretario de Salud en la república.

* PEÑA NIETO DEBE APROVECHAR
EL RESPALDO DE LOS 3 CANDIDATOS

Quizá ésta haya sido la primera vez en que el presidente de la República pudiera demostrar su fuerza y liderazgo de cara al bravucón mandatario estadounidense Donald Trump, tras de recibir el respaldo absoluto de los tres candidatos a sucederlo en la Presidencia de la República, en materia de migración y la nefasta construcción del muro.
Seguramente, la mejor propuesta de respaldo es la de Andrés Manuel López Obrador, quien haciendo al margen sus personales rechazos a las políticas públicas del régimen federal en materia de las reformas estructurales, apuntó su reconocimiento a la posición presidencial, aduciendo que con valentía, sin miedo y viendo por la soberanía e independencia de México y los mexicanos, tenía que mostrar su negativa a la militarización de la frontera que separa a nuestro país de los Estados Unidos de Norteamérica.
Es creíble que el presidente debe aprovechar esta nota diplomática, pero de respaldo a la toma de decisiones del mandatario, en un momento crucial para el desarrollo de las relaciones bilaterales entre este país y el Tío Sam.
Donald Trump odia a México y a los mexicanos, empezó a construir un muro y amaga con militarizar el total de la frontera a lo largo de sus tres mil kilómetros longitudinales, con el objetivo de no permitir mayores incursiones migratorias, amén de insistir en perseguir, acosar, atrapar y confinar en sus cárceles a migrantes aztecas, con el fin de hacer deportaciones masivas que sus sheriffes y agentes policiacos están llevando a cabo todos los días.
Por supuesto que la patria llama y en esta ocasión los tres aspirantes a suceder al presidente Peña Nieto, le mostraron sus razones de solidaridad y apoyo a una toma de decisión que, igual, el grueso de los mexicanos habría confiado en que debe ocurrir.
AMLO había dicho que en esta ocasión Donald Trump se pasó de la raya. Irrumpir con la construcción de un muro y ordenar la militarización de la frontera, es atentar contra la soberanía e independencia de un pueblo, el mexicano, que no se merece un trato semejante. Y si la relación bilateral está en juego, bueno, que se busque el diálogo directo con el magnate para resolver de una vez por todas las dudas que mantienen en una constante inquietud y falta de paz y sensibilidad a los mexicanos, particularmente, y por supuesto a los gringos de buenas voluntad.
Es la hora, para que el mandatario azteca asuma por esta vez el liderazgo que no se ha visto fácilmente en lo que va del sexenio, las fuerzas políticas navegan por mares diferentes al que ha cubierto en casi seis años el régimen priista que se va. Enhorabuena, luego entonces porque EPN con su posición obtuvo por vez primera el apoyo unánime de los tres candidatos presidenciales. Esperemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.