Irma Sandoval y la corrupción corporativa


Dice que las empresas deben estar sometidas a la legislación de transparencia

por Peniley Ramírez

 

por Peniley Ramírez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Slim ha sido el principal beneficiario de todo este proceso de privatización. Hay una propuesta en México para cambiarle el nombre al país y que se llame Estados Unidos de Carlos Slim.

La cita que antecede es de Irma Sandoval, próxima secretaria de la Función Pública en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. La dijo en 2013, durante una conferencia en un programa para el que era becaria, en la Fundación Nacional para la Democracia, una organización fundada por el Congreso de Estados Unidos, con sede en Washington

Durante la última semana, algunas declaraciones de López Obrador sobre un alegado perdón a los corruptos avivaron la polémica sobre la propuesta de su gobierno para dar amnistía a criminales.

Sandoval ha dicho a la prensa que es una interpretación errónea y que su oficina buscará cerrar todos los expedientes de investigaciones abiertos.

Hasta ahora, ella no ha sido específica sobre su estrategia, más allá de reiterar su voluntad para perseguir a los corruptos y de explicar que integrará su oficina en dos subsecretarías, de Corrupción e Impunidad.

Sin embargo, la revisión de este posicionamiento en 2013 muestra una postura poco conocida respecto al gran capital, sus negocios con el gobierno y la transparencia.

Sandoval dedicó la mayor parte de su intervención de 2013 a las corporaciones. Dijo que la transparencia del gobierno estaba socavada por el sector privado y que los contratos de gobierno-privados creaban un outsourcing de la opacidad.

Añadió que un gran problema era el pluralismo estructural y que un riesgo del Sistema Nacional Anticorrupción era un mayor control político y podría traer como consecuencia un aumento del autoritarismo.

Para explicarlo usó dos ejemplos concretos, basados en citas de prensa. El primero fue el caso Slim, a quien consideró el gran beneficiario de la privatización del Estado mexicano.

El segundo fue el caso de los sobornos documentados del corporativo Walmart para abrir sucursales en México, publicado por The New York Times, que calificó como el mejor ejemplo de conexión entre sobornos y corrupción.

La presentación terminó con una propuesta concreta: Se debe garantizar que las corporaciones privadas estén legalmente sometidas a la legislación de transparencia y acceso a la información, como la que actualmente obliga en México a los entes de gobierno a entregar a ciudadanos los documentos internos de su funcionamiento.

Faltan unos días para que Sandoval tome posesión de su cargo. Será interesante conocer si mantiene esta postura y buscará concretarla. Más interesante será conocer qué pensarán los grandes corporativos que hacen negocios con el gobierno federal de México al respecto.

 

 

penileyramirez@univision.net

@penileyramirez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.