Místicos y Terrenales • La ruptura por el cisma en la Contraloría • Eleazar Guerrero y los nuevos contralores • Sefiplan sin pagar a empresarios todavía


por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Por Marco Antonio Aguirre Rodriguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación

En la Contraloría del Estado se dio un cisma con la remoción de casi una veintena de funcionarios.

Fue un bajarle el poder a la titular de la Contraloría, Leslie Mónica Garibo Puga, y posicionar a quien realmente parece manejar las finanzas del gobierno del estado y quiere controlar todo el aparato administrativo, el subsecretario Eleazar Guerrero Pérez.

Los cambios en la Contraloría se sustentaron por la simple y sencilla razón de que en dos meses y medio los contralores de las dependencias y la misma titular, no habían encontrado ninguna irregularidad en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

Y esto, en definitiva, huele mal, muy mal.

Puede oler a corrupción, a contubernio, con los anteriores titulares del gobierno del estado, para que cualquier irregularidad sea escondida, modificada, maquillada.

Porque es mucha casualidad que en ninguna dependencia hayan encontrado nada irregular y que la titular además lo valide.

Puede apestar a ineficacia, al descontrol de no saber ni por donde buscar. Y nuevamente, la responsabilidad recae en la titular.

Esta falta de resultados es lo que motivó que la semana pasada se dejase entrever que a la funcionaria le habían solicitado la renuncia.

La contralora de apellido aparentemente de origen italiano, Garibo, en su curriculum lo que más destaca (porque fue ella quien lo resaltó) es su actividad como representante ante el OPLE  en diversos procesos electorales del estado. El primero fue en el 2016, en Coatzacoalcos, para defender la elección que ganó el actual alcalde, Víctor Carranza.

Desde ahí se le vincula con la ahora Secretaría de Energía, Rocío Nahle.

Su formación académica es como licenciada en derecho, por la Universidad Lasalle de la Ciudad de México. Además de eso, lo único que tiene de preparación académica, es un diplomado electoral de Morena ante el INE, y su participación (probablemente como asistente) a un coloquio denominado “El fortalecimiento del sistema anticorrupción”.

Y el haber asistido a un coloquio no la capacita en definitiva para poder llevar la Contraloría de un aparato gubernamental como el del estado de Veracruz.

Entonces, ¿qué fue lo que falló?.

¿Corrupción o ineficacia?.

Como sea, el tropiezo afecta también a quien la recomendó.

Y quien –aparentemente- pidió que se le mantenga en el cargo.

Por lo pronto el que acomoda posiciones es Eleazar Guerrero Pérez, el subsecretario de Finanzas y Administración del gobierno del estado.

Eleazar Guerrero tiene experiencia en el gobierno del estado, pues trabajó en Tránsito del estado. De hecho, en un inició se promocionó para ser el secretario de Seguridad Pública, pero se atravesó el neoleonés que llegó para hacernos el favor de ocupar ese cargo, Hugo Maldonado.

Eleazar Guerrero desde siempre se ha presumido licenciado, pero en el sistema de registro de cédulas profesionales sólo existe una extendida a su nombre, y corresponde al año 2018, a la carrera de Derecho, cursada en la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV).

Probablemente existe un error, porque desde hace muchos años se presenta como “licenciado”, aún desde antes de que se fundase la UPAV, en 2011.

Por lo pronto las contraversiones a estos nuevos funcionarios en las contralorías de las dependencias, es que los mismos llegarían para que cualquier acuerdo de “arreglo” o “vómito negro” por parte de los funcionarios del anterior gobierno, sea con Eleazar Guerrero.

También se menciona que el trabajo de los próximos contralores por dependencia sería buscar a quienes procesar para generar la imagen de que se procede contra la corrupción en el gobierno anterior.

Cualquiera de las dos versiones es inconveniente, porque no se pondera el hacer un trabajo real de contraloría.

Eleazar Guerrero puede mostrar que la intención es hacer un buen trabajo y no repetir lo que ya hicieron los que van de salida.

Los terrenales queremos que las cosas cambien, no una versión morena de lo que ya hemos vivido.

Sería muy triste que nuevamente se haga mención de que el “vómito negro” es lo que prevalece.

SEFIPLAN SIN PAGAR A EMPRESARIOS TODAVÍA. La Secretaría de Finanzas y Planeación sigue sin pagarle a los empresarios con los que hay adeudos.

Una buena forma de reactivar la economía en Veracruz, es pagarle a estos empresarios, porque los mismos al poderse reavivar en sus actividades volverán a generar empleos.

La reunión debió realizarse la semana pasada.

Pero no se dio porque no se definió previamente el orden del encuentro. La Sefiplan, el titular de la dependencia, José Luis Lima Franco, solició que estuvieran todos los integrantes de EmpresasSOS, pero los dirigentes de la organización pidieron la agenda, para tener certeza de lo que se iba a tratar, porque muchos de sus integrantes son de fuera de Xalapa, y no hacerlos viajar a la capital del estado sólo para escuchar promesas repetidas de lo que ofreció la administración anterior.

La intención es que exista una propuesta concreta, para que el viaje le sea redituable a los que lleguen de fuera.

Jesús Castañeda, dirigente de Empresas SOS, mencionó que hay una comisión haciendo gestión en Sefiplan y que hasta ahora han tenido un trato cordial y humano por parte del secretario Lima, con lo cual también avanzan en la revisión de los expedientes, “para que ellos estén seguros de que pagarán lo que deban de pagar.

UN POLÍTICO SEÑALADO EN LA AEE. El gobernador Cuitláhuac García designó a Leopoldo Sánchez Cruz como director de la Agencia Estatal de Energía, un político señalado de irregularidades y a quien han vinculado, como a muchos otros, con Rocío Nahle, porque –precisamente- muchos de los tramites que deberán hacerse deberán pasar por la oficina de la secretaria de despacho.

De ser verdad las menciones en contra de Leopoldo Sánchez, le están poniendo enfrente por lo menos dos platillos más que suculentos:

  1. El parque de energía solar más grande que se proyecta para el país, en el ejido de Totalco, en Perote, con una inversión de 350 millones de pesos por parte de TW Solar.
  2. La instalación de una planta procesadora de basura en Medellín, para convertir los desechos en energía eléctrica, por parte de una empresa de Portugal, con una inversión de 20 millones de euros (420 millones de pesos, a un cambio de 21 pesos por euro).

En ambos proyectos Leopoldo Sánchez actuará como gestor de las empresas, para que se libere el camino y puedan hacer sus instalaciones.

Ojalá que de entrada tenga más empatía con los intereses de los terrenales, que la ambición de místico sin llenadera que le atribuyen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.