Místicos y Terrenales • ¿Podemos cambiar ya de Gobernador? • Hugo Gutiérrez, el policía que no cumplió su palabra


por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Ahora que hay quienes dicen que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez debería renunciar, o que se lo debería de llevar el Presidente Andrés Manuel López Obrador a México, a una oficina perdida, surge la pregunta:

¿Podemos cambiar de Gobernador, ahorita?.

La respuesta es: No.

No podemos cambiar de Gobernador.

Por eso es que la segunda parte de esos comentarios, de que debe nombrarse un Secretario de Gobierno que sí sepa lo que es la función pública y gobernar, crece sustancialmente.

Y como la cuerda siempre se revienta por lo más delgado, es probable que eso ocurra, una vez más. O sea, que Eric Patrocinio Cisneros Burgos, el todavía Secretario de Gobierno, es ahora la parte más frágil de la reata.

La Constitución de Veracruz es muy clara y anota en su Articulo 44 que “El cargo de Gobernador del Estado sólo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso del Estado”.

Así que si el Gobernador renuncia y el Congreso considera que no hay una causa grave, le puede rechazar la abdicación.

El Articulo 33 de la Constitución lo enumera entre las atribuciones del Congreso el resolver sobre la posible renuncia del Gobernador, en su párrafo “XXII. Resolver sobre la renuncia que presenten el Gobernador….” y otros funcionarios.

Pero si acaso el Gobernador dijese que ya no va a estar y que le hagan como sea, o su ausencia es definitiva por alguna otra razón (sinceramente, Dios no lo quiera), entonces aplica lo que dice el Artículo 47 de nuestra Carta Magna:

“En caso de falta absoluta del Gobernador del Estado, ocurrida en los dos primeros años del período respectivo, si el Congreso estuviere en funciones, se constituirá en Colegio Electoral inmediatamente, y concurriendo, cuando menos, las dos terceras partes del número total de sus miembros, nombrará, en escrutinio secreto y por mayoría absoluta de votos, un Gobernador”.

En el remoto, remotísimo, caso de que algo así ocurriera, Morena no podría imponer un Gobernador. Necesariamente tendría que haber una negociación para designar al próximo.

Y no necesariamente tendría que ser de Morena.

Lo más seguro es que con la experiencia reciente se iba a pedir que sea alguien muy calificado –para que haga las cosas bien-, con dotes negociadoras -para mantener en calma a todas las fracciones partidistas-, honesto –para que no incline la balanza hacia ningún lado-, y sin vínculos hacia algún partido político, pero con una gran sensibilidad política y social.

¿Habrá alguien así?.

Sí, sí existen personas con ese perfil.

Después de que nombren a un Gobernador interino (aunque no sea el más idóneo para la sociedad), “el mismo Congreso expedirá la convocatoria a elecciones, procurando que la fecha señalada coincida, si es posible, con la de las próximas elecciones a Diputados”.

Si el Congreso no estuviere en sesiones, la Diputación Permanente resolvería lo inmediato, para seguir el camino y convocar a elecciones para un nuevo Gobernador.

Por eso es que no podemos cambiar de Gobernador ahorita.

Sería muy costoso y tal vez hasta anárquico nombrar un Gobernador interino, para que convoque a elecciones e ir a las urnas, nuevamente.

Si eso llegase a ocurrir, ¿ganaría Morena nuevamente?.

Es muy probable que sí.

Pero el Gobernador provisional no podrá participar en esos comicios como candidato.

Otra opción es que el Gobernador pida un permiso, una licencia temporal, que si es de más de 10 días, pero menos de 30, quedaría como encargado de despacho el Secretario de Gobierno, pero fuera del grupo de Eric Cisneros, ¿quién lo quiere de gobernador, aunque sea por ese lapso?.

Si la licencia pedida es mayor de 30 días, y hasta de 90 días, entonces sí, se podrá designar un Gobernador Interino para que funcione durante el tiempo que dure dicha ausencia.

Pero la licencia no podrá ser por más de 90 días.

Por eso es que la versión de que el Gobernador Cuitláhuac García puede dejar el gobierno del estado en el primer día del tercer año de administración es que se refuerza entre quienes desean que se retire del cargo, porque entonces –conforme al mismo artículo 47- “Cuando la falta de Gobernador ocurriese en los cuatro últimos años del período respectivo, si el Congreso se encontrase en sesiones, elegirá al Gobernador sustituto que deberá concluir el período”.

Ahí la discusión será de si deben ser las tres cuartas partes de los diputados presentes en la sesión donde se elija o si puede hacerse por mayoría simple.

El antecedente inmediato a consultar, será la forma en que se designó a Flavino Ríos, cuando Javier Duarte salió huyendo.

Por eso, lo más probable, es que de hacerse cambios, el primero que salga sea Eric Cisneros.

Así que, sépanse místicos y terrenales, que habrá Cuitláhuac para rato.

A menos de que no.

 

HUGO GUTIÉRREZ, EL POLICÍA QUE NO CUMPLIÓ SU PALABRA. Hugo Gutiérrez muchas veces ha dicho que no habrá impunidad en los grandes escándalos de seguridad pública que se han presentado en el estado.

Ahora, hizo una declaración de esas que cimbran: “Esta tragedia la ocasionó el cartel Jalisco Nueva Generación” (CJNG).

Dijo que la versión policiaca es que cuatro sujetos entraron al bar y dispararon contra algunos clientes, luego al salir vaciaron gasolina e incendiaron el lugar.

Y aún cuando la Fiscalía General de la República dijo que no hay evidencias de que Ricardo N, La Loca, fuese el causante del incendio, insistió en inculparlo, contraponiéndose con la autoridad federal, la misma a la que le pide que se haga “una investigación seria”.

Incluso insistió en que Ricardo N es sospechoso de la quema de por los menos otros tres negocios en la zona.

Ahí aprovechó para atacar otra vez a la Fiscalía de Veracruz: “Fue omisa. Tenía información y no hizo nada, y pues se provocan este tipo de tragedias”, dijo.

De paso acusó que el cartel “favorito” del fiscal Jorge Winckler es el Cartel Jalisco Nueva Generación, responsable del atentado terrorista.

Por eso, insistió en que la FGR debe ser la que investigue, porque no confían en el fiscal Winckler.

De quien no habló, fue de los funcionarios de la FGR que permitieron que la Loca fuese liberado las dos ocasiones que elementos de la Marina lo detuvieron.

¿A poco en esos si confía, sobre todo porque el delegado es cercano a Eric Cisneros?

Por mientras, terrenales y místicos de Veracruz estamos esperando que cumpla con su promesa, de que ya no habrá impunidad.

¿Puede hacerlo Señor Secretario?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.