En Pocas Palabras… Año de pocos avances


por   Elvira Santamaría

 

Elvira Santamaría Hernández, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

 

Amigos estamos cerrando el mes de noviembre empantanados en problemas que venimos arrastrando todo el año, habiéndose agravado algunos de ellos al punto de tener repercusiones en el extranjero.

Como el proyecto del aeropuerto de Santa Lucía, que ahora presenta nuevas dificultades técnicas de diseño; los cárteles del huachicoleo siguen atacando a militares en la region de Guanajuato pese a que el presidente López Obrador declaró su desaparición.

Temas como que en Veracruz continúa habiendo homicidios y feminicidios, que los cárteles de la droga mantienen predominante presencia en varios estados de la República incluído el nuestro y que a la aprehensión y obligada liberación de Ovidio Guzmán, el hijo de “El Chapo” siguió el espantoso crimen cometido contra los hijos y esposas de la familia Lebarón, convirtiéndose en el más ominoso eslabón de la cadena de violencia de la que ningún gobernante se hace cargo, nos obligan a preguntar ¿cuáles avances se han tenido? Y esa cadena incluye los horrendos casos de Minatitlán y de Coatzacoalcos, muertes de las que no obstante los meses transcurridos, todavía no hay culpables.

Pues a esa fea lista de problemas sin resolver, de delitos sin aclarar, hay que agregar que por muy felices que nos vea el presidente de México, la situación económica, la actividad productiva está estancada desde hace nueve meses, porque el dinero que fluye es primordialmente de los subsidios salvadores a personas de la tercera edad, a jóvenes estudiantes y a inmigrantes. Pero hay menos producción, menos consumo, menos empleos, menos trabajo para mucha gente.

Como remate noviembre nos añadió problemas internacionales con el asilo a Evo Morales expresidente de Bolivia y el anuncio electorero del mandatario estadounidense Donald Trump, de que considerará terroristas a los cárteles de la droga. Pues no queremos su intervención en México, cierto. Pero de que los criminales nos han provocado verdadero terror, eso es innegable.

Para colmo presenciamos una desaseada elección en el Senado, de la titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Rosario Piedra Ibarra, que ni tarda ni perezosa se fue a expresar el martes, su apoyo incondicional a Evo Morales.
Bueno, ya se asoma diciembre, las luces navideñas, las celebraciones familiares. Eso nos debe dar un respiro y nuevas fuerzas para superar las dificultades y tratar como dice el presidente, de ser feliz, feliz, feliz.

Hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .