Saltar al contenido.

Místicos y Terrenales • Un sueño imperial que se desbarata: Los Yunes azules


 

  • Un sueño imperial que se desbarata: Los Yunes azules
  • “Ley Cisneros” ejemplo de la deficiencia en operación política
  • Cuitláhuac, cae y cae en las encuestas

 

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El sueño imperial de los Yunes azules es una ilusión que se desbarata.

Miguel Ángel Yunes padre, ya fue gobernador.

Miguel Ángel Yunes junior, sigue con la ilusión de ser gobernador.

Fernando Yunes, quiere ser gobernador.

Mientras ellos en sus sueños se rolan el gobierno del estado, mientras, quieren ser diputados en el 2021, y presidente municipal.

Y, a los lados, sus coadyuvantes, sus vocecitas dulces que les hablan al oidoo.

Pero ese sueño se ha vuelto espejismo y llega casi-casi al punto de alucinación de delirio.

El imperio que anhelaban, cada vez se mira más lejano.

Han perdido fuerza de forma acelerada, a partir de que sus maniobras fueron insuficientes para dar la batalla por el gobierno del estado.

Ahora están tan débiles que ni siquiera tienen suficiente fuerza para inscribir a sus simpatizantes en los cursos que realiza el PAN para el registro de militantes.

Las fortalezas se ablandaron.

El último gran golpe que recibió el grupo de los Yunes azules y sus adyacentes, fue la elección de los 100 integrantes del Consejo Estatal 2019-2022 del Comité Estatal del PAN (que es el que define el rumbo del partido en la entidad), donde ni siquiera lograron colocar a 30 miembros.

Los “Aliados”, como se autodenominan los que fueron junto con Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, consiguieron más de 70 posiciones, aproximadamente 35 mujeres y 36 hombres.

En cambio, en el grupo de los Yunes azules, quedaron con sólo 29 posiciones, con 15 mujeres y 14 hombres… O tal vez menos

Las cuentas muestran que Pepe Mancha logró 14 posiciones, mientras que los Yunes azules se quedaron con 13 y otros 2 fueron para otro grupo.

La debacle para los Yunes azules es de tal tamaño, que sus consejeros son incluso menos que los que pudo colocar su adyacente José de Jesús Mancha Alarcón .

Ahora, con este panorama, se abre incluso la posibilidad de que pierdan hasta su gran bastión, la zona conurbada Veracruz-Boca del Río y demás municipios adyacentes, donde se asentaron desde hace varios años.

Las candidaturas para las presidencias municipales y diputaciones que se elegirán en 2021, podrían quedar en otros grupos, en sus contrarios.

El descontrol en el grupo de los Yunes azules se nota incluso en uno de los hechos que mencionan como causal del bajo número de consejeros que tuvieron: 30 delegados de Boca del Río se salieron de la asamblea antes de votar, cansados de esperar.

El que ese número de delegados haya abandonado la asamblea es una muestra de la falta de control que los Yunes azules tienen sobre sus huestes, porque se fueron, y no hubo nadie que los detuviera.

Pero además, a los Yunes azules les ganó la soberbia, porque sus listas de propuestas de consejeros las conformaron sobre todo con personas que les son incondicionales, aunque sean carentes de carisma, arraigo en el partido y de trabajo partidista.

Vaya, ni sus delegados conocían a la mayoría de los propuestas que presentaron los Yunes azules y Pepe Mancha.

Las fue tan mal que Monserrat Ortega, la esposa de Pepe Mancha, se fue a la posición 36 de la lista de mujeres, con apenas 474 votos.

De hecho, Mayra Teresita Cortés Rodríguez, exregidora del ayuntamiento de Xalapa, fue la mujer con más votos del bloque Yunes- Mancha (494), con lo cual quedó en el lugar 28 de la misma, por encima de también lideres partidistas alineadas de éste lado.

La baja votación también se reflejó en los lideres del eje Yunes-Mancha, porque Pepe Mancha (quien perdió la dirigencia estatal en segunda vuelta con Joaquín Guzmán Avilés) quedó con 462 votos, mientras que el excoordinador parlamentario (y aspirante a la candidatura por la presidencia municipal de Xalapa) Sergio Hernández, tuvo 447.

Pepe Mancha quedó en el lugar 31 de la lista de hombres, mientras que Sergio Hernández se fue al 34.

Por parte de ese eje, el mejor votado fue Joaquín Basilio (exregidor de La Antigua), con 469 votos, los cuales le dieron para estar en el sitio 27 de la lista masculina.

Ahora el grupo de Enrique Cambranis fue el que quedó con mayor representación, con unos 25 consejeros, mientras que otros grupos, como el de Tito Delfín, afianzaron presencia, colocando las 8 propuestas que presentaron.

Joaquín Guzmán como presidente del Comité Estatal y con la fuerza de los 400 delegados que llevó desde Tantoyuca, logró cerca de 20 posiciones.

Del lado de los aliancistas uno de los grupos que más sufrió, fue el de los Rementería, con el senador Julen y el diputado Bingen, quienes apenas consiguieron 5 consejeros.

En la zona de Veracruz, los Yunes siguieron con mayoría, como grupo.

De las mujeres quien mejor votación tuvo fue Alma Rosa Hernández Escobar (quien lamó a Fernando Yunes “niño berrinchudo” durante el proceso de elección de la dirigencia estatal del PAN en 2019) con 1,024 votos, mientras que por los hombres el que mejor votación alcanzó fue Agustín Jaime Andrade Murga, a quien no dejaron participar en la elección de la dirigencia estatal en la segunda vuelta, con 712 votos.

El sueño de imperio, pues, se desvanece en un despertar nada idílico.

 

“LEY CISNEROS” EJEMPLO DE LA DEFICIENCIA EN OPERACIÓN POLÍTICA

La ineficacia comunicativa y de operación política, tanto del gobierno del estado como de la legislatura local provocó nuevamente una ola de desacuerdos ante la inminente aprobación de la recién bautizada “Ley Cisneros”.

Esa costumbre que tienen de hacer todo a las escondidas, a la carrera y con la soberbia y prepotencia de tener una mayoría simple y automática para aprobar todo, fue la que provocó esta nueva “comedia de enredos”, que debió preveer, tanto el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, como el presidente de la mesa directiva de la Legislatura, Rubén Ríos Uribe (que sigue perdido en esto de la operación legislativa), así como el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, Juan Javier Gómez Cazarín.

La historia está así.

La fracción parlamentaria del PRI presentó una propuesta para definir quien debe ocupar la gubernatura en caso de ausencia del gobernador electo en el estado, la cual levantó sospechas porque menciona que en caso de falta absoluta del titular del ejecutivo estatal, de inmediato, el secretario de gobierno asumirá la posición, hasta por 60 días. Esto es por lo que se le denominó “Ley Cisneros”.

Y se armó una batahola en cuanto se supo que la propuesta había sido incluida para discutirse ya en el orden del día de la sesión de la Cámara de Diputados local de éste jueves 9 de enero.

Las sospechas fueron que se estaba preparando ya la salida de Cuitláhuac García y que Eric Cisneros sería el encargado de llevar el proceso para una nueva elección.

En Veracruz hay incertidumbre, porque mucho se ha insistido en que a Cuitláhuac García lo depondrán del cargo de gobernador al cumplir el segundo año de gobierno, para poner un gobernador interino que termine el sexenio, ante los malos resultados que tiene su gestión.

Las versiones también mencionan que la principal promotora de que se le quite del puesto es la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien anhela que en ese cargo quede Eric Cisneros para que prepare todo y ella pueda ser gobernadora a partir del 2024.

Pero como no hubo operación política para aprobar estas modificaciones, hasta los diputados de Morena supusieron que así sería, porque nadie, absolutamente nadie, les dijo que se estaba preparando esto.

Y el rumor corrió y corrió.

Tampoco hubo una valla de contención que mediante un buen manejo de comunicación política detuviese esto y calmase las inquietudes.

Al final de cuentas lo que se hace con la propuesta es homologar los términos de la Constitución de Veracruz, con los incluidos recientemente en la Constitución de la República, junto con las modificaciones hechas para la revocación de mandato.

Lo malo es que aquí, en Veracruz, no han incluido la revocación de mandato.

¿No podrían homologar también en eso?.

Y así, una vez más, la imagen política del gobierno del estado y de Morena, se vio socavada.

¿Por culpa de quién?.

De quienes no tienen la menor visión política para evitar un ruido como éste y menos algo mayor.

 

CUITLÁHUAC, CAE Y CAE EN LAS ENCUESTAS

El gobernador Cuitláhuac García no encuentra el camino para mejorar su imagen pública.

Encuesta tras encuesta, sea de la empresa que sea, sus índices bajan.

Consulta Mitofsky publicó éste 9 de enero su #RankingMitofsky de aprobación a gobernadores.

En éste ejercicio, el quinto que realizan, la aceptación hacia el gobernador Cuitláhuac García ha caído mes con mes. Inició con 41.1 y llegó a 36.7%.

Ahora, ya en abierto, es un 62.4 de los votantes los que están en desacuerdo con su forma de gobernar.

Si en éste momento se le aplicase un ejercicio para la revocación de mandato, lo pierde.

Por eso es que no han buscado implantar ésta figura en el estado, aún cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador ya la promovió a nivel federal.

¿Qué tiene Cuitláhuac García que no levanta?.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Traducir

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: