Místicos y Terrenales…• En el gobierno de Cuitláhuac, también hay funcionarios presuntamente corruptos (como en el gobierno federal)


  • Dijo que los iba a correr, pero todos los que tienen “mañas de corrupción” ahí siguen

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Cuitláhuac García dijo el viernes en una transmisión que los funcionarios que tengan “mañas de corrupción” se irán de su gobierno.

Pero hasta ahora, todos los que han mostrado esas “mañas”, ahí siguen, en el mismo cargo, en la misma posición.

Son por lo menos 7 funcionarios a los que se les han notado estas “mañas”, y también el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso local.

Y nada ha hecho contra ellos.

Es más, cada vez que los ataques arrecian contra alguno de los funcionarios por presuntos actos de corrupción, Cuitláhuac García en lugar de investigar o de aceptar lo evidente, hasta los defiende.

El “honesto” Cuitláhuac García no suelta a ninguno de los funcionarios de su gobierno, aunque haya sido evidenciado en actos de corrupción o de nepotismo, que es algo que prolifera también en su gobierno,

Ahí siguen Eric Cisneros (el secretario de Gobierno) y Roberto Ramos Alor (el Secretario de Salud) y Xóchitl Arbesú (la Secretaria de Turismo), los tres –por cierto- parte del grupo de Rocío Nahle.

También continúa el titular de la Sedesol (Guillermo Fernández Sánchez), el de Seguridad Pública, (Hugo Gutiérrez Maldonado), el de Obras Públicas (Elio Hernández Gutiérrez).

O sus íntimos, Zenyazen Escobar (de la SEV) y Juan Javier Gómez Cazarín (el coordinador de Morena en el Congreso local).

Y muchos, pero muchos funcionarios menores.

Cuitláhuac García si ha visto como están involucrados en la corrupción, pero nada ha hecho.

Vaya, es más, eso de la austeridad en el gobierno de Cuitláhuac García también es una mentira. ¿Un ejemplo?. En 2019, en los primeros 9 meses, se compraron vehículos nuevos para los altos funcionarios del gobierno del estado por 1 mil 35 millones de pesos. Nada más (https://cutt.ly/ZePNIwn ).

Otro ejemplo de no austeridad, es que el gobierno de Cuitláhuac García gasta más en sueldos de lo que lo hizo Miguel Ángel Yunes (https://cutt.ly/IfaU33p )

Algo que también es común en el gobierno de Cuitláhuac García son las compras sin licitaciones, tanto que se calcula que el 80 por ciento del gasto del gobierno del estado se hace de ésta manera.

La percepción de que existe corrupción en el gobierno de Cuitláhuac García se demuestra también en cada encuesta en la que se le incluye. O sea, cuando Cuitláhuac García dice que es “honesto” hay muchos que no le creen.

Así pues, como dice el dicho “cuando el río suena, es que agua lleva” y en el río de las percepciones de los terrenales de Veracruz, el agua suena a que hay corrupción en el actual gobierno.

El mejor ejemplo de lo mal que está su imagen en cuanto a honestidad es una encuesta que buscaba posicionarlo como el gobernador “más honesto”, pero la realidad brincó en ese mismo levantamiento, pues el 76% de sus encuestados lo considera corrupto (https://cutt.ly/Quq6zfJ ).

O, peor, todavía, la encuesta del INEGI sobre corrupción en 2019, que anota que en el estado se incremento la tasa de prevalencia de corrupción al hacer pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos, en un 24.9 por ciento, con respecto a 2017.

Esto es, que la población percibe que ahora tiene que dar más dinero por corrupción para que las cosas caminen, que antes.

También es latente el nepotismo en el gobierno de Cuitláhuac García. El caso más famoso es el del “primo” Eleazar Guerrero, del que el mismo gobernador dijo que había que preguntarle a su abuela, Manuela Durán. Finalmente se demostró el vinculo, pero ni Eleazar Guerrero ni sus hijos fueron removidos de los cargos que ocupan (https://misticosyterrenales.blogspot.com/2019/06/misticos-y-terrenales-la-prueba-de-la.html )

Tan nada hizo Cuitláhuac, que Eleazar Guerrero sigue teniendo el control de buena parte de la estructura administrativa del gobierno del estado.

Rocío Nahle ha dado muestras del tráfico de influencias y del intercambio de parientes en puestos públicos (https://cutt.ly/PrMCTYU ), incluyendo a Jenrry Vera Burgos, medio hermano de Eric Patrocinio Cisneros Burgos, quien es Oficial Mayor en la Secretaría de Energía.

Así pues, por lo menos siete funcionarios del gobierno de Cuitláhuac están vinculados a presuntos actos de corrupción, sin que nada ni nadie los haya sancionado, aún a pesar de las declaraciones de Cuitláhuac García.

¿Cómo están implicados?. Aquí unas muestras de ejemplo.

A Guillermo Fernández Sánchez se le ha señalado de nepotismo. En la Sedesol Veracruz abundan los Fernández. Pero también está su nuera, Rosalba Guillen Trinidad, la Jefa de la Unidad de Transparencia (https://cutt.ly/dfaWzMM ), como ejemplo. Igualmente se contrató a todo un ejército de “analistas”, tanto que la nomina ahí se infló sustancialmente (https://cutt.ly/1exSvt9 ).

Pero también se menciona que en la Sedesol Veracruz se realizan los concursos para la asignación de obras ya dirigidos, a empresas que luego no cumplen, y a las que no sancionan por la relación cercana que tienen con el Guillermo Fernández o con alguno de sus cercanos. De hecho –están tan mal las cosas- ni siquiera se ha integrado el padrón de beneficiarios de las obras, el cual –por lo mismo- no existe en el portal de transparencia, y tampoco se han colocado los contratos asignados. La sospecha es que algunos de esos trabajos ni siquiera se realizaron.

Roberto Ramos Alor, es el más señalado por la asignación de contratos en forma directa. Hay muchos, pero muchos ejemplos de su probable corrupción, entre ellos (uno muy escandaloso), la compra de medicamentos sin licitación a quien fue el superdelegado de Jalisco. Cuando le preguntaron en rueda de prensa sobre la misma propició que soltará su ya famosa frase –y que aún le sigue- de “ningún chile les embona”.

Una de la últimas muestras de los manejos “extraños” en la Secretaría de Salud de Veracruz, son los contratos que le dieron a una empresa que es parte del llamado “Cartel de la Sangre” y que fue incluso multada por sus malas prácticas comerciales (https://cutt.ly/id6fcnm ). También están las compras de ambulancias a sobreprecio y la entrega de servicios a empresas que no tienen equipo, como los de hemodiálisis entregado el año pasado.

Eric Cisneros, también tiene múltiples historias. El libro que “escribió” (y cuya autoría muchos le cuestionan la legitimidad) fue financiado por un compadre de la secretaría de Energía, Rocío Nahle, Arturo Quintanilla Hayek, quien es propietario del terreno donde se quería construir un basurero en el sur del estado, pero que fue abortado porque los pobladores de Chinameca lo rechazaron e incluso secuestraron al mismo Eric Cisneros y obligaron a Cuitláhuac García a declarar cancelado el proyecto. Arturo Quintanilla , junto con sus hermanos (Jaime Rafael y Enrique) e hijos, han constituido por lo menos 19 empresas en la zona de Coatzacoalcos, para obtener contratos con el gobierno del estado y el ayuntamiento de ese municipio, sobre todo en la actual administración de Morena.

Ese es un ejemplo. Otro ejemplo, son los contratos entregados con sobreprecio para las fiestas patrias del 2019 (https://cutt.ly/zwFHz2y ). Lo más escandaloso de esas fiestas patrias fue el sobreprecio 3 veces superior que se pagó por “La Adictiva” a Ernesto Carvajal del Puerto, socio de Córsica Ramírez Tubilla (prima de karime Macías), y ligado al expresidente municipal de Boca del Río, Salvador Manzur (quien quiere volver a ser candidato a la alcaldía de ese lugar, pero ahora por Morena).

En esas fiestas también hubo contratos para Sagrario Manuela Hernández Hernández, la empresaria favorita de Eric Cisneros, porque también fue quien patrocinó la presentación inicial del libro de Eric Patrocinio en Papantla (https://cutt.ly/fehuDxo ). Por eso, no importó su pasado panista.

Xóchitl Arbesú, es otra funcionaria ligada a Rocío Nahle. Ella operó para darle a Manuela Hernández los contratos del CostaEsmeraldaFest. Xóchitl Arbesú también tiene historial de contratos con sobreprecios en el SalsaFest y en el OlmecaFest. Por cierto, todos estos eventos han sido completos fracasos en cuanto a promoción turística para Veracruz.

Otro caso escandaloso de compra con sobreprecio fue el de las patrullas de Seguridad Pública del estado, por parte de Hugo Gutiérrez Maldonado, las cuales se adquirieron por arrendamiento al doble de su valor de mercado (https://cutt.ly/pwACX0z ). Hugo Gutiérrez tiene todavía pendiente el garantizar la seguridad en Veracruz, además de que sigue habiendo una policía arbitraria y que agrede hasta a la población y a reporteros, como ocurrió en Isla, el 11 de febrero de 2020 (https://cutt.ly/JrH7e4D ).

Elio Hernández Gutiérrez, ha sido acusado múltiples veces de corrupción, incluso en declaraciones directas de constructores y representantes de la iniciativa privada. Pero nada le ha ocurrido.

¿Quién falta?.

Los íntimos del gobernador.

A Zenyazen Escobar lo han acusado de múltiples cosas sus excompañeros del Movimiento Magisterial Veracruzano. En sus oficinas ha habido escándalos por obras asignadas en Espacios Educativos y por otras ejercidas en directo por la dependencia. El caso más llamativo fue el señalamiento de que en la SEV utilizaban hasta empresas fantasma, el cual nunca quedó aclarado (https://cutt.ly/YyUUTf7 ).

A Juan Javier Gómez Cazarín, lo han señalado también de “mover” contratos para obra en la misma SEV, por su alianza con Zenyazen, pero también en Obras Públicas, con Elio Hernández. Un caso escandaloso fue el concurso para la construcción de un tramo de la carretera Sontecomapan-Montepío, en la que participó la empresa TERCO, S.A. de C.V., de los hermanos Héctor Enrique y Christian Julián Cazarín Meza, parientes de Gómez Cazarín.

Entre los constructores del estado corre la versión de que Gómez Cazarín “consigue” obras, pero pide una “aportación” (es que ya se les llama así) para su causa. Esto no ha sido investigado.

Igual ocurre con las compras en el Congreso del Estado, incluso para medios de comunicación, rubro en el que muchos de los contratos se entregaron a empresas recién constituidas o con muy baja afluencia, pero identificadas con los colaboradores de Gómez Cazarín.

Y como el mal ejemplo cunde, también en los ayuntamientos hay situaciones extrañas, como en el caso de Xalapa, donde hicieron compras supuestamente por la pandemia, por casi 10 millones de pesos, pero sin licitación alguna y algunos productos con precios altos, o hicieron acciones con productos que no mencionan haber adquirido, como las desinfecciones (https://cutt.ly/9d0WrHF ).

Pero Cuitláhuac García, quien se siente el gran místico, dice despedirá a quienes tengan de esas “mañas”.

Aquí hay algunos ejemplos, de funcionarios de alto nivel que parecen estar involucrados.

Y tan sólo son algunos de los muchos casos destapados.

Por eso, el río que escuchan los terrenales de Veracruz suena, y es que lleva agua, agua que replica como corrupción.

Por eso es que la fama de honesto, no se cree.

1 comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .