CosmoVisión…Los Niños con Cáncer y el Karma


Por Raúl López Gómez

Antes el modelo de la mala operación fue en pasados gobiernos, con el asunto de ofrecer medicinas “placebo” a los casos de niños con cáncer en Veracruz, expuesto el caso en el gobierno duartista.

Ahora, el problema se recrudece aún más, ante la falta de medicamentos para la atención de los niños que padecen cáncer de diversos tipos, y no se les han suministrado en tiempo y forma los tratamientos para realizar una lucha frontal en contra del mal, que por supuesto tiene cura.

El problema no es nuevo, y en el antes y el después, los padres de familia siguen suplicando en los hospitales públicos, que no se dejen de suministrar los medicamentos, y de esa forma salvar la vida de los niños afectados por ese mal.

Con el cambio de gobierno, se comenzaron a registrar algunos problemas reales, para dar fin a la mafia de que existió, en lo que se descubrió como un negocio multimillonario de quiénes al amparo del poder público de funcionarios y proveedores de las farmacéuticas, habían instaurado un fructífero negocio en la simulación y el alto nivel de la corrupción de antes, en donde se dieron pocas protestas a pesar del problema.

Por eso, ahora es lo raro, que antes no se hizo tanto ruido, y sin manifestaciones de protesta a pesar de que las dimensiones del problema, en perjuicio de los enfermos niños y mujeres, que resintieron lamentablemente el hecho inhumano de aquel tiempo.

Ahora, el presidente Andrés Manuel López Obrador, entró al quite para solucionar el tema de los desvaríos mediáticos y de las declaraciones alertargadas de los funcionarios de salud y de algunos personajes que se muestran sumisos al poder en turno, con expresiones raras y faltas de toda ética, al culpar de “golpistas” a los preocupados padres de familia, por los problemas de salud de sus pequeños hijos.

El presidente AMLO, salió en la defensa del subsecretario de salud, Hugo López Gattel, quien fue el responsable de las desafortunadas declaraciones en contra de los padres “golpistas” y que luego hasta han sido secundadas por una persona del cine y la televisión, que se muestra con total sumisión al poder de ahora, y eso no es nuevo.

Aquí, el problema sigue, y las medicinas no llegan a su destino que son los hospitales públicos, y en donde cada día que pasa se pierden muchas oportunidades de salvar la vida a los niños enfermos, y también a las mujeres que padecen cáncer de mama y cervico-uterino.

Los deseos de toda sociedad, es de que los niños tengan todas las oportunidades de sobrevivir a un mal letal, pero que, atendido a tiempo, se vence en la mayoría de las ocasiones, aunque el índice de mortalidad al cáncer en el mundo, sigue siendo muy elevado, incluso superior al Covid-19.

Y en igual forma a los enfermos de diabetes y de hipertensión, son los que tienen mayor porcentaje en mortalidad.

El problema de la falta de medicamentos para la atención de los enfermos de cáncer, es muy grave, y se espera que ojalá se resuelva el problema a fin de que se reduzcan las estadísticas, y a todos los pacientes que desafortunadamente les ha tocado enfrentar ese mal y de forma estoica luchan para recuperar la salud, obtengan todo el apoyo institucional, y también del sector privado, que muy poco se les ve coadyuvando con la población en ese tipo de problemas graves y muy serios.

Los funcionarios, que ya no gasten tanta saliva, y que mejor se pongan a trabajar en la solución del problema y que se dejen de lado las justificaciones imperdonables, a quienes ahora resulta, que le echan la culpa a las farmacéuticas del desabasto, cuando estás su negocio es vender.

Desde este espacio, vaya un amplio reconocimiento a la maestra Maylen Angeles Bozada, presidenta de la Asociación Veracruzana en Contra del Cáncer de Niños, y que desde la sociedad civil ha contribuido junto con todo el voluntariado a apoyar a los padres de familia en una causa muy noble.

Puede ser una imagen de 3 personas, personas sentadas y personas de pie

También, el reconocimiento a la famosa agrupación musical, “Los Caracoles” –y su Macorina–, que ofrecieron sin tanto rollo y de forma directa su lujoso autobús para que los padres de los niños con cáncer, que se encuentran atendiendo el problema de salud de sus hijos en el hospital de especialidades de Veracruz, puedan disponer de forma gratuita y de corazón, de algunas horas de descanso.

Todas las acciones de la sociedad civil, en las causas nobles y justas, se hacen sin tanto ruido, y hay que decirlo, sin ser gobierno, dan la ayuda de corazón, y como diría la Madre Teresa de Calcuta, dar hasta que duela.

Ahora, para aquellas personas de la vida pública que se alquilan y no pueden cumplir con una labor y luego culpan a quien sea de la desatención de sus funciones, y pareciera un estigma de que buscan ejercer un cargo, y luego quieren hacerse los tontos, pero en alvaradeño.

Y la verdad, no les queda como justificación de siempre a una incapacidad grave para accionar a la pesada máquina de la burocracia en todos los niveles.

La realidad es que muchos poderosos políticos, no conocen a las instituciones hospitalarias de gobierno y cuando enferman ellos o algún familiar, quieren pagar hasta las perlas de la virgen en los hospitales privados, y así sienten el dolor ajeno en carne propia. Así las cosas.

Puede ser una imagen de 2 personas e interior
Puede ser una imagen de 2 personas y texto