Pese a ser necesarios para el buen gobierno la Cuarta Transformación no es incluyente con los periodistas