Saltar al contenido.

Místicos y Terrenales



Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

• Los místicos cuestionados
• Ni ineficientes, ni traidores

Ante los nombramientos que se van dando para la conformación del gabinete del Gobernador Javier Duarte de Ochoa, surgen diversos cuestionamientos, que reflejan, más que nada, la lucha por el poder que se mantiene.

Y ante esto el Gobernador sentenció que “si no dan el ancho, ni modo, se tendrán que ir”.

Una declaración de este tipo conlleva tres lecturas:

  1. Hay confianza en los nombramientos que se hicieron, de que cumplirán.
  2. Hay la expectativa de que igual pueden no cumplir lo esperado quienes recibieron las designaciones.
  3. El compromiso que hubiese, se cumplió con la designación, por lo tanto el incumplimiento o la deslealtad llevará a que se le destituya.

Las palabras: “el gabinete corresponde a un equipo de trabajo al que le estoy depositando mi confianza para que puedan dar el ancho y resultados que la sociedad veracruzana está esperando, y quien no dé el ancho o no corresponda a esa confianza de un servidor y el pueblo veracruzano, se tendrá que ir”, sustenta la primera y la segunda de las interpretaciones.

Pero en cambio la mención de que “en mi administración nadie está seguro, el que no cumpla se va, ni siquiera tienen plazos, si no dan el ancho ni modo se tendrá que ir”, le dan fuerza a la tercera, con todo y el contenido de que los compromisos están cumplidos.

Por cierto, con esto el gobernador Javier Duarte también afirmó que no quiere a ineficientes, ni a traidores.

De todos los que han sido cuestionados, el que mayor número de señalamientos ha sufrido es el encargado de la oficina de la Procuraduría de Justicia del Estado, a quien el PAN, se le fue encima por diversas confrontaciones que el exsecretario de gobierno ha tenido con los dirigentes de este partido, tanto los de nombramiento como los de facto, sobre todo con su sobrino Alejandro Vásquez Cuevas.

La fama de Reynaldo Escobar, y su enfrentamiento con los panistas, se inicia con una grabación que el Secretario de Gobierno difundió donde su sobrino Alfonso Vásquez Cuevas recibía un soborno, estando en el ayuntamiento de Xalapa.

A Reynaldo Escobar se le atribuye que reconoce que graba todo, en imagen y video.

Incluso el 26 de febrero del 2009 se difundió que tres tipos fueron detenidos mientras rondaban varias casas del fraccionamiento Las Animas, y grababan en video las mismas, y si podían las actividades de sus ocupantes. Los sujetos fueron detenidos cuando el entonces subsecretario de la Sedesma, Alberto Silva Ramos, los denunció y a la zona acudieron elementos de diversos cuerpos policiacos para aprehenderlos.

Los tipos se identificaron como policías y dijeron trabajar para el Secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar.

Días después se dijo que todo había sido todo una confusión y que nada estaba mal.

Pero a Reynaldo Escobar le adjudican incluso el mandar a realizar robos a domicilios y oficinas para apoderarse sobre todo de equipos de cómputo y vigilar lo que los demás hacen y sus contactos.

A Reynaldo Escobar igualmente le cuestionan que no sea nombrado como titular, si no tan solo como encargado de despacho, lo que le releva de cumplir lo exigido por la Constitución del Estado, sobre todo en su artículo 58, que corresponde a los requerimientos para ser magistrado del Tribunal Superior de Justicia, que son los mismos que debe cumplir quien sea el Procurador General de Justicia, entre los que se menciona que “no podrán ser magistrados (para este caso Procurador) las personas que hayan ocupado el cargo de Secretario de Despacho…”.

Eso, independientemente de que el nombramiento tiene que ser aprobado por las tres cuartas partes de los integrantes del Congreso local, lo que requiere de 34 diputados, con lo cual una propuesta directa por parte del Gobernador podría ser bloqueada por la bancada del PAN y la de Nueva Alianza, que juntos le restarían 18 diputados a los 50 que conforman la actual Legislatura estatal, quedando en consecuencia solo 32.

A Reynaldo Escobar lo mencionan como que fue designado por recomendación del exgobernador Fidel Herrera.

El segundo mayormente cuestionado, igualmente por el PAN, además por los dirigentes de la iniciativa privada local, es el Secretario de Seguridad Pública, Sergio López Esquer, a quien le atribuyen poca eficacia en la lucha contra la delincuencia.

A Leticia Perlasca y Adolfo Mota, por su parte los señalamientos van en el sentido de que no tienen el perfil para el puesto a desempeñar.

Leticia Perlasca, ahora Secretaria de Turismo del estado, ante estuvo en la dirección del Colegio de Bachilleres de Veracruz, en la que realizó un magnífico trabajo, y previsamente fue directora del DIF estatal, entre otros cargos.

Adolfo Mota, ahora Secretario de Educación de Veracruz, por su parte ha sido diputado federal y local, y dirigente del PRI estatal, además de que presume cercanía con los grandes místicos del capital Carlos Slim y Roberto Hernández; hasta un día antes de su designación, el diputado local por Nueva Alianza, Ulisés Ochoa Valdivia, al igual que otros diputados del magisterio y dirigentes del SNTE en la entidad, pedían que se tomase en cuenta el perfil para designar al próximo titular de la SEV, pero dos días después de instalado el nuevo gobierno lo avalaron en forma. Los acuerdos ya estaban hechos.

Al joven Antonio Ferrari Cazarín, ahora director del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz, también le criticaron no poseer el perfil para desempeñar el cargo, al tener una carrera en la administración pública y ser licenciado en derecho.

Por mientras los priistas han enfocado sus críticas sobre todo contra el Secretario de Gobierno, Gerardo Buganza, por su pasado panista, a quien le cuestionan capacidad de convocatoria para negociar con los diversos grupos políticos del estado.

Igualmente se muestran renuentes al cargo otorgado a Erick Porres Blesa, como secretario de Desarrollo Económico y Portuario, a quien de entrada le señala su imagen de “pirrurris”, y su desvinculación con el sector empresarial, del cual no ha participado porque toda su carrera profesional la ha desarrollado en el PAN, mayormente al lado de Manuel Espino.

Situación similar ocurre con Tomás Ruíz a quien le reprochan su pasado en Nueva Alianza y su cercanía con el PAN en algún tiempo.

A Jorge Uscanga le critican el acaparar puestos al ser ahora el Secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, mientras que a su hija Denisse Uscanga la nombraron subsecretaria de Educación Media-Superior y Superior, después de desarrollar un muy buen trabajo en la Dirección de Bachillerato, de la misma SEV.

A otros, como Gabriel Deantes y Vicente Benítez, los señalan por ser parte del grupo cercano del Gobernador Javier Duarte.

Y así, las anotaciones contra quienes ahora forman parte del cuerpo de místicos en el gobierno del estado siguen y continúan, para cada uno.

Pero como dice el dicho, nadie es monedita de oro, para caerle bien a todos.

Sin embargo lo importante es lo que dijo el Gobernador Javier Duarte: quien no de el ancho en el cargo, o no corresponda a la confianza otorgada se tendrá que ir.

Y es lo que los terrenales esperamos: políticos eficientes y confiables.

marcoaguiro@hotmail.com

http://www.veracruztodo.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Traducir

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: