Mafia de Tránsito ataca Coatzacoalcos


gruas-edo:: Infraccionan sin razón y ‘levantan’ los carros, en zona prohibida que no tiene razón para impedir estacionarse

:: Se apoderan de documentos y no los devuelven aunque todo esté en regla
por María  Elvira Santamaría

Por María Elvira Santamaría Hernández, egresada de la Facultad de Ciencias y Tècnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por María Elvira Santamaría Hernández, egresada de la Facultad de Ciencias y Tècnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

En una acción que no le pide nada a los atracos cometidos por el crimen organizado, Tránsito del Estado estuvo a las 23 horas de anoche, agrediendo con acciones seudo legales, a los conductores que se estacionaron sobre la avenida donde se ubica la plaza Forum, levantando con grúas hasta dos carros al mismo tiempo, lo cual también es ilegal.

Respaldados por elementos de la policía naval que portaban armas largas, elementos de Tránsito hicieron su ‘agosto’ en mayo, al “inventar” una infracción inexistente, amparandose en anuncios de no estacionarse, en una avenida sin tráfico y casi a la medianoche.

Tránsito del Estado permite todos los días la total anarquía y el embotellamiento que provocan los camiones del servicio urbano sobre calles de gran tráfico vehicular como es la avenida Hidalgo.
En el mediodía y alrededor de las cinco de la tarde, los choferes de los urbanos se detienen a media calle hasta para bromear con los checadores y para obstruir el paso a los camiones de líneas competidoras. Allí, Tránsito del Estado no hace ningún operativo; al contrario, tolera y favorece sospechosamente, los embotellamientos y el desorden vehicular.
Pero en cambio, en sábado en la noche, se da el lujo de movilizar grúas y policía con armas de grueso calibre, que debería estar ocupada de salvaguardar a la ciudadanía, para atracar a la gente que se estacionó en hora en que no hay movimiento vehicular ni siquiera es zona habitada.

La alevosía de las acciones de la autoridad de Tránsito, son una pequeña muestra de la indefensión en la que está la ciudadanía frente a las arbitrariedades oficiales, lo cual no debería ser permitido por el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol, quien tiene la obligación conferida por el voto que lo llevó al puesto de alcalde, de velar por el bien de sus gobernados.
El gobierno de Javier Duarte de Ochoa no sólo esta sangrando a la población a través de trastupijes como el mencionado.
Además del abuso descarado que realiza Tránsito del Estado con operativos alevosos como el de anoche, en los que busca cobrar multas estratosfericas e injustificables, también comete otros actos delincuenciales.
Sus elementos constantemente detienen a conductores y les exigen sus documentos y una vez que los tienen, no se los devuelven; y aunque tengan todo en regla, les dicen que se los darán hasta las oficinas de Tránsito, esto, para forzar la negociación extorsionadora, ya que el conductor no puede perder el tiempo en ir al centro de la ciudad de Coatzacoalcos, si está en algo de trabajo.

Publicado en: http://www.imagendelgolfo.com.mx/resumen.php?id=41067777