Sirena de Babel


poema de José Luis Ortega Vidal

José-Luis-Ortega
Poema de José Luis Ortega Vidal, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

lunamarolea

Confundamos el cuerpo
Hagamos Babel de las caricias
Tú, yo y el misterio del encuentro
Tú, yo y el reino del adiós
Tú, yo y la creación
de los reinos posibles,
desde las manos
las salivas,
la argamasa
del sudor,
el lenguaje
liberado,
la prisión
del canto
de las aves…
Confundamos el tiempo
Hagamos torres de mitos
Inventemos la existencia
de nuestra ausencia,
inventemos la existencia
de nuestra lascivia,
inventemos la existencia
de nuestra fornicación
Hagamos la orgía
de nuestros silencios
Confundamos la piel
Dios por testigo:
que hablen los poros
que sus babas sean mares
y nazcan palabras como
ladrillos
Hagamos
-palmas gitanas-
refugios
para el abandono
Nada soy sin tu silencio
Nada eres sin mi poesía
Ven a mí
Sirena de Babel
Voy a ti
sonido
sin
remedio
¿Escuchas?
Es el llanto de Aylan
Somos el gemido del precipicio
Toma mi grito y concluyamos
la serpiente que conduce al cielo
Hagamos eco de la incertidumbre
Seamos honestos por vez primera:
nada conduce a nada
todo conduce a nada
silogismo de la nada
somos, si acaso, nada
Hay un mundo superficial
donde habitan
los aprendices
de intelectuales
los constructores
de la mentira
los alumnos más
aventajados
de la hipocresía
Abel
devorando
a
Caín
Y
la
democracia
como
ave
rapaz
repleta
de
belleza
Está,
después,
el
mundo
del
espíritu
dueño
del
poder
todo
alimento
Reino de avaros
Y más allá,
Sirena de Babel,
habita la profundidad,
donde ejecutan
su diálogo eterno
los hijos
de
la
chingada
Los hipócritas
descendientes
de Prometeo
los constructores
del monumento
al niño ahogado
Porque en este mundo
de lenguajes sumarios
a todo ahogo corresponde
una reacción
en la misma proporción
y en sentido inverso
Cual verso traicionado
Cual palabra confundida
con placer
Cual tañido de campaña
que no llama
sino a la merienda
de unos sobre otros
Toma mis huesos
Y respira en la profundidad
De tu desprecio
Hazme feliz
Escupe
Sobre mi resto devorado
Permite que muera
Sirena de Babel
Pero salva la palabra…marolea