Sube el tono de las protestas universitarias contra el gobernador, Javier Duarte de Ochoa, en el segundo día de manifestaciones en su contra


por Rodolfo Calderón Vivar

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Durante el segundo día de protestas de las comunidades de la Universidad Veracruzana por la del gobierno de Javier Duarte,  los gritos subieron de tono, cuando los manifestantes, en su mayoría estudiantes  de varias facultades,  entraron por miles a la Plaza Lerdo de la ciudad de Xalapa gritando: ” ¡Que renuncie Duarte! ¡Que renuncie Duarte! ¡Que renuncie Duarte!”, seguido de un estentóreo: “¡Duarte, ratero, devuelve el dinero!  ¡Duarte, ratero, devuelve el dinero! “¡Duarte, ratero, devuelve el dinero!”

Pese a la lluvia que se desató este mediodía en Xalapa, los estudiantes se las ingeniaron para hacer un cartel alusivo a que ni la lluvia ni el viento, detienen el movimiento en defensa de la UV.

Este viernes 26 de febrero no solo se llevó a cabo la más grande manifestación universitaria en número de participantes, sino también, se extendió el número de marchas hacia las ciudades más importantes del estado donde operan las facultades de esta universidad del sureste de la república mexicana.

Por primera vez en muchos años, cientos de egresados se sumaron a la protesta y  no solo marcharon junto a nuevas generaciones de estudiantes y profesores de sus facultades, sino también, hombro con hombro, junto  a personal académico y administrativo de todas las dependencias que integran a la Máxima de Estudios, además de jubilados universitarios y organizaciones como el Comité del Frente de Defensa Estatal del IPE (COPIPE), quienes en diciembre fueron desalojados  el pasado mes de diciembre, con toletes y toques eléctricos, cuando realizaban  un plantón frente al palacio de gobierno.

No obstante la lluvia que cayó sobre el lugar del mitin, frente a Palacio de Gobierno, en la ciudad de Xalapa de Veracruz, los numerosos contingentes que se reunieron para una protesta más, la tercer en menos de una semana, en contra del gobernador, Javier Duarte, quien no ha resuelto el asunto del pago de un adeudo de más de dos mil millones de pesos, que se tomó el gobierno estatal de los fondos asignados a la Universidad Veracruzana.

En esta ocasión, y tras la marcha de profesores y personal de confianza realizada el día de ayer en esta misma ciudad, esta vez participaron estudiantes de los distintos campi que existen en la ciudad de Xalapa, así como los que se ubican en las cinco regiones de la Universidad Veracruzana.

Eran  las once de la mañana, cuando los contingentes partieron de tres puntos de origen, el primero, del campus sur, de donde partieron grupos de estudiantes y profesores del Sistema de Enseñanza Abierta, el Instituto de Investigaciones de la Educación, la  Facultad de Pedagogía, Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales, a quienes se sumó la Facultad de Psicología. Más adelante, se incorporaron escritores, correctores, editores y personal  administrativo de la Dirección Editorial de la UV

Desde el segundo punto de origen, marcharon estudiantes y profesores de las facultades de Ingeniería, Arquitectura, Derecho, Administración, Contaduría, Ciencias Agrícolas, Geografía, Matemáticas, Física y oficinas de la rectoría, así como personal de la Dirección General de Tecnologías de la Información, Oficina de la Defensoría de Derechos Humanos y de otras dependencias.

Actores, directores de escena, escenógrafos y personal de apoyo de la Compañia Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana se dirigen al centro de la ciudad de Xalapa, lanzando arengas de apoyo a su universidad, sujeta a recortes presupuestales por parte de iniciativas del gobernador, Javier Duarte de Ochoa

Partieron del tercer punto de origen, en la Unidad de Humanidades, estudiantes y maestros de las carreras de Letras, Idiomas, Sociología,Antropología ,  Historia y Instituto de Investigaciones Históricas y Sociales , a quienes se unieron en el trayecto, los investigadores de la Maestria en Salud Pública,  los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Xalapa, músicos de reconocido prestigio internacional, y poco después, los integrantes de la Unidad de Artes, con su Compañía Titular de Teatro, facultad de Música, Artes Plásticas y Teatro.

Durante su avance por los distintas y distantes calles de la capital del estado, los manifestantes coreaban constantemente las siglas de la U.V., asi como lanzaban proclamas en pro de la defensa de la universidad pública y en el sentido de que el gobierno del Estado, devolviera los más de dos mil millones de pesos de los cuales dispuso, quitándole a la universidad esa importante cantidad que ya estaba asignada al presupuesto universitario.

Cuando los contingentes se encontraron en el centro de la ciudad, fue un impresionante coro de voces emitidas por los cerca de cuatro mil participantes. El nombre del gobernador Javier Duarte salió a relucir con epitetos de ratero y peticiones de renuncia a su encargo. Ya en el transcurso del mitin, estudiantes y profesores de Teatro y Música realizaron varios performance críticos sobre el estilo de gobernar Veracruz por parte de las actuales autoridades de la administración duartista. En el acto estaba presente la maestra Esther Hernández Palacios, quien acudió con la representación de la rectora de la Universidad Veracruzana, Dra. Sara Ladrón de Guevara, quien por razones de trabajo se excusó de asistir.

En el mitín se leyeron comunicados de apoyo de la Universidad de Guadalajara, Universidad de Durango, Universidad de San Luis Potosí y la Universidad Autónoma Metropolitana. El Dr. Hugo Aboites, Rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México envió también una carta de apoyo institucional al movimiento universitario en defensa de la Universidad Veracruzana.

 

Entre algunos de los hechos notables del evento fue que enmedio de las mantas de protesta, alguien llevaba en alto la imagen del Dr.Roberto Bravo Garzón, uno de los rectores más poderosos con los que ha contando la Universidad Veracruzana y quien, de hecho, la inició en la ruta de su gran despliegue institucional, al desconcentrarla administrativamente en zonas regionales, conocidas hoy como vicerrectorías,   y crear el mayor numero de facultades y entidades innovadoras de toda su  historia.

Otra acción notable del fallecido rector de la Universidad Veracruzana fue el fortalecimiento de su área cultural, al formar numerosos grupos artísticos y culturales de prestigio nacional e internacional, uno de ellos, precisamente, la Orquesta Sinfónica de Xalapa, que si bien no ayudó a fundar, si la integró a la Universidad Veracruzana para consolidarla como la más importante en nuestro país.

Paradójicamente, ahi estaban protestando también los músicos de dicha sinfónica, enmedio de la incertidumbre causada por las acciones del gobierno de Javier Duarte de Ochoa

En los últimos meses, la Universidad Veracruzana ha tenido serias dificultades para sostener su funcionamiento operativo más esencial, llegando al grado de retrasar, por primera vez en mucho tiempo, el pago puntual de los sueldos de sus trabajadores.  Tampoco tiene dinero para el mantenimiento de sus edificios, laboratorios y aulas de sus numerosas facultades.

Hace medio años, cuando  la rectora de la Universidad Veracruzana, Dra. Sara Ladrón de Guevara solicitó al gobierno estatal  el pago del adeudo multimillonario, tanto el gobernador como sus funcionarios de finanzas, manifestaron que no tenían pendiente ese adeudo, sino al contrario, era la Universidad Veracruzana quien le debía ya que el gobierno le estaba pagando a sus pensionados, quitándole esa carga a la institución universitaria.

Tuvo que intervenir el abogado general de la universidad, para aclarar que legalmente a la UV no le corresponde pagar a los pensionados, dado lo establecido en la ley estatal referente a que es el gobierno estatal quien, convertido en deudor solidario, afronta esa responsabilidad.

Finalmente, el gobierno se comprometió a pagar desde mediados del año pasado, pero con la advertencia de que no es tanto lo que debe. Sin embargo, a la fecha no ha cubierto en forma los pagos correspondientes, teniendo al borde de la insolvencia económica a la Universidad Veracruzana.

Como consecuencia,  esta semana se realizaron dos grandes marchas contra el gobierno de Javier Duarte Ochoa, para que liquide sus adeudos, pero también para que  no prosiga con otras medidas como son la reducción presupuestal anual  de parte del gobierno estatal para con la universidad, ni con una iniciativa de reforma al artículo 98 de la Ley Estatal de Pensiones, para que la universidad se haga cargo de sus pensionados.

Considerada una universidad con un clima organizacional e institucional bastante tranquilo, durante los últimos treinta años,  la institución no solo enfrenta  una grave crisis económica sino también una creciente inestabilidad, al generarse un malestar social entre sus profesores y estudiantes contra el actual gobierno de Javier Duarte de Ochoa, contra quién, advierten, habrá más manifestaciones en próximos días, por causa de su política adversa en contra de la principal universidad pública del estado de Veracruz.