Las féminas enfrentan su participación sindical


por Celia Rosado Romero

Por Celia Rosado Romero, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

En un mundo notablemente mascunilizado, la mujer en el sindicalismo se enfrenta a condicionantes internas y externas signadas por una sociedad que les impone cargas a las féminas, tanto en el plano hogareño como en el entorno laboral, de segunda clase, dejándolas fuera de los órganos directivos como una condicionante histórica que se da como un hecho, desde siglos atrás, con los prejuicios de género, nacidos desde casa.
Es de reconocer, que al interior de las organizaciones sindicales se les visualiza, mimetiza, invisibiliza, de tal forma que en la toma de decisiones, al círculo de poder de las directivas, se le excluye de forma abierta y deliberadamente, o se les tiene en un plano de subordinación, como un objeto pasivo. Desvalorizando sus opiniones, al darle la categoría de inferiores.
Un enfoque realista del escenario sindical, la mujer inscrita a un unión lo muestra, ejemplificado, en las negociación de beneficio para ambos sexos: En el entorno grupal profesional, son los hombres los que encabezan y demandan lo que a su consideración beneficia al gremio, olvidando o confinando las necesidades de las mujeres en su campo de trabajo.
Las políticas sindicales, aún cuando en el discurso se hace referencia a las mujeres y a los hombres, ambos géneros, la estadística de su organización, en la numerología, los directivos son en su mayoría varones. Las frases: “ellas no quieren”, “ellas no pueden”, “no tienen todo el tiempo para dedicarle al sindicato”, “no conocen de la realidad”, “su ámbito personal es una problemática”, es lo recurrente en los diálogos, al interior de los organismos.
Se requiere voluntad política para dar un giro a la conceptualización de la mujer en beneficio de las agrupaciones. Se hace urgente, antes de que se cumpla la única forma de sobrevivencia, su salida para buscar su propia asociación que responda a sus reclamos. Si así fuera provocaría la debilitación de las propias organizaciones, al dividir interés, que son comunales: una mejor calidad de vida y sobre todo, una igualdad en el plano salarial y prestaciones
Si se lanza la mirada a intelectuales como Pablo Neruda, en su obra “Los Versos del Capitán”, refiere a la mujer como protagonista esencial del texto, le confiere el personaje como “depositaria de sus pasiones y compañera de sus luchas sociales”, concepto que no permea en los sindicatos.
Complementa su conceptualización femenina en su libro “La Espada Encendida” al remarcar al final de la historia, “cómo la salvación de la especie humana a través de la unión corporal y espiritual del último sobreviviente de la catástrofe terrestre. Para él dentro y fuera de lo narrado, la mujer es una fuerza activa, integra e imprescindible.” (Jorge Carrasco)
Para los sindicatos su premisa es buscar el bienestar social, al demandar sus derechos que le corresponden. La regla debe ser sin condicionante de género, clase o de conciencia, en igualdad absoluta, nosrmalizada en todos los estatutos y reglamentos que los rigen.
En un encuentro de “101 Mujeres Líderes” organizado por el periódico El Universal, la investigadora de la UNAM, Julieta Fierro dijo: “la cultura enseña a las mujeres a ser “sumisas” lo cual debe cambiarse desde la educación que se imparte en los hogares”. Yo remarcaría que sería también en la Universidad. Aconseja,…” tenemos que aprender a no defendernos solas, sino a defendernos entre todas”.
En la Universidad Veracruzana actualmente la planta docente es 12 mil 268, de los cuales 6 mil 19 son varones y 6 mil 249 mujeres, en un plano porcentual es mayor el de las féminas. Desde su existencia el 11 de septiembre de 1944 su objetivo fue aglutinar todas las escuelas oficiales, artística, profesionales, especiales de estudios superiores de toda la entidad Veracruzana, creciendo día a día hasta que hoy a sus 73 años es considerada como la de mayor rango en el sureste del país.
Su crecimiento geográfico va a la par con su enriquecimiento de su planta docente, mostrando las estadísticas, la importancia de las féminas como líderes educativas, en ese camino ha enriquecido el FESAPAUV como su organismo aglutinador de su contrato colectivo laboral con la Máxima Casa de Estudios.
En su diversificación de oferta educativa: 305 programas de educación formal de ella son 173 licenciaturas, 124 posgrados, 8 TSU, además de talleres Libres de Arte, Centro de Idiomas, Iniciación Musical Infantil, Departamento de Lenguas Extranjeras, Escuela para Estudiantes Extranjeros y Educación Continua.
Con una matrícula de 84,988 estudiantes, repartidos en 38 mil 747 hombres y 46 mil 241 mujeres, inclinando la balance de la educación universitaria hacia las féminas, enfatizando que es el 51 % de docentes maestras las que asumen la responsabilidad de facilitarles el conocimiento.
Toda esa planilla, integrante de la comunidad universitaria, es además liderada por una mujer, Sara Ladrón de Guevara, cuyo camino hacia el liderazgo fue un verdadero reto, enfrentando obstáculos específicos, que se presentaron en los últimos meses para asumir por segunda ocasión la rectoría.
Tal escenario porcentual muestra la necesidad de una reingeniería al interior del FESAPAUV que refleje el porcentaje de equidad de género en su organización. La pauta se reflejó en la participación femenina en el último Congreso Regional organizado en la zona Veracruz, al contabilizar las propuestas, tanto académicas como laborales presentadas en las cuatro mesas de trabajo.
Apegándose al acontecer sindical de determinadas ramas de trabajadores se podría entender, como la industria, por la carga laboral de talleres en su mayoría varones (aun cuando ahora ya hay un cambio) explicaría la conducción de composición de hombres en las directrices. Sin embargo en otros sindicatos, caso la docencia, las mujeres son numéricamente más, se conserva la misma regla lo que no es equitativo.

El Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA) en un estudio realizado en el 2016 publica: estudiar la situación de las mujeres en los sindicatos resulta relevante ya que cada vez más las mujeres se incorporan al mercado laboral, y simultáneamente a las organizaciones gremiales. En algunos casos, como en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, las mujeres conforman la mayoría de los agremiados, sin embargo en los puestos de dirección esta mayoría no está representada.
Por ello, la propuesta, en concreto, es que los sindicatos mexicanos integren las cuotas de género en sus estatutos y que también implementen políticas de transversalidad de género, que les permitan alcanzar y garantizar la equidad entre hombres y mujeres.
Y remata su investigación con el siguiente resultado: al revisar los estatutos de sindicatos como el STUNAM, el SITUAM, el SNTISSSTE, el SNTSS, el SNTE y la FEDESSP pudimos concluir que la equidad de género no es un aspecto atendido al interior de las organizaciones de los trabajadores, el único sindicato que establece las cuotas de género es el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México.
En su artículo 86 de su estatuto se establece que cada planilla deberá garantizar que al menos el 30% de sus candidatos sean mujeres, sin embargo se menciona que el no cumplir con este requisito no implicará la invalidación de la planilla. Esta falta de rigidez en la norma provoca que en la práctica las candidaturas femeninas sean realmente pocas.
La lectura de diversos artículos relacionados con el propósito de observar cómo se reglamenta el sindicato docente de la Universidad Veracruzana al interior de su organización en su equidad de género, se confirma la propuesta de un cambio que represente la igual en porcentaje de la equidad de género.
La puerta está abierta para las que deseen participar en el liderazgo, sólo basta que se agrupen y externen su deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.