* COMIDA MEADE-OSORIO CHONG, PARA EVITAR ÉXODO DE PRIISTAS


Por Raúl González Rivera
*

ALEJANDRA BARRALES,
OBLIGADA A DEJAR PRD

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Por órdenes del Poder Judicial la lideresa Alejandra Barrales tendrá que abandonar la dirigencia del partido máximo el próximo 9 de diciembre, con lo cual se acusa que el Frente Ciudadano podría iniciar la etapa de su demolición.
Evidentemente, la especie cayó como balde de agua fría sobre las espaldas de la lideresa a quien se adjudica haber sido la intérprete de Miguel Ángel Mancera en la conformación del Frente Ciudadano, el cual, a decir de los analistas en la materia, se encuentra trabado, pues hay una marcada resistencia para elegir su candidato a la presidencia de la República debido a que uno de sus dueños, Ricardo Anaya, se niega a abrir las puertas a un ciudadano del común de la sociedad mexicana.
La orden judicial emitida por la Corte llegó en el momento menos esperado por la lideresa Alejandra Barrales, pues a ella mueve el corazón la idea de convertirse en la candidata a la jefatura de gobierno de la ciudad de México, pero sin el abanderamiento del famoso Frente bien podría quedar desmantelada para buscar la ansiada presea electoral.
Sin duda, la lideresa y ex aeromoza de una línea de aviones comerciales de corte mundial, acatará la disposición emitida desde lo más alto de la esfera judicial que rige en este país.
Alejandra Barrales habría lucido enormidades primero en su papel de dirigente del Partido de la Revolución Democrática, pero cuando surgió la idea del Frente, olvidó con bastante temeridad que viejos y sesudos líderes de la izquierda jamás aceptarían una fusión con los conservadores de Acción Nacional, menos con el partido Movimiento Ciudadano, un membrete que surgió cuando el PRD dejó de ser una opción válida de izquierda y se negó a abrir sus puertas a un mayor número de librepensadores.
El duro golpe que la asesta el Poder Judicial federal a la dirigente partidista, senadora y socia o parte de la tercia que encabeza la conducción del Frente Ciudadano, lo recibe precisamente en el momento más complejo, pues dicho membrete sigue sin dar a conocer el método que aplicará para la elección de su candidato presidencial, porque si Ricardo Anaya persiste en su aspiración de convertirse en el abanderado del mismo, júrelo usted que por sí solo el Frente se derrumba hasta quedar sólo añicos de éste.
Ya que, como es sabido, Miguel Ángel Mancera, como Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle están pidiendo que la nominación de su candidato presidencial se lleve a consulta a las bases de la ciudadanía mexicana. Y que los dirigentes no sean llorones y acepten que bien vigilada la selección de quien vaya a ocupar sus banderas en la justa del año 2018, no tiene porqué ser infiltrada por ningún asociado del PRI.
Empero, la orden judicial para romper con la tercia que se propondría hacer temblar al sistema gobernante y obstaculizar el ascenso de Andrés Manuel López Obrador, obligando legalmente a que Alejandra Barrales abandone la dirigencia partidaria, recupere su escaño de senadora de la República o, que si quiere seguir siendo parte del cuadro de mando del Frente, solicite licencia al Senado, como quiera le pusieron el cascabel al gato, con miras a demoler lo que aún queda del llamado Frente Ciudadano.

* COMIDA MEADE-OSORIO CHONG,
PARA EVITAR ÉXODO DE PRIISTAS

Con una comida hecha pública entre el cardenal de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade Kuribreña, tiene varios mensajes, pero el más importante, que a la clase política que todavía milita en las filas del ex partidazo, se le haga saber que entre el viejo régimen y su partido, el tricolor, como el ciudadano no priista a la presidencia de la República, no hay ningún distanciamiento ni diferendo.
Mucho se había tejido en torno a la apreciación elevada por numerosos socios priistas en el sentido de que la nominación de un personaje que no ha militado nunca en ningún partido, aunque ha trabajado con gobiernos emanados de los partidos PRI y PAN, podría zanjar en las trincheras del membrete tricolor entre los socios que cuentan con largas trayectorias, años, y forjando personalidades en las luchas intestinas y hacia el exterior del partido y los de nuevo cuño, que asisten inocentemente a la escuelita para ser políticos, y los ciudadanos del resto.
Generalmente, en el discurso los asociados del viejo régimen suelen invocar la larga carrera de los candidatos a la hora de su selección y nominación como candidatos.
Vieja práctica que le rindió al partido que inventó don Plutarco Elías Calles los más de 80 años de operar desde los timones de mando de este país. Y que ahora a los perversos y mañosos y viejos líderes y socios del priismo, la sociedad espera escucharlos, porque de siempre habrían sido celosos guardianes de los militantes, ya que ésta será la primera ocasión en que un candidato ajeno al PRI va a la cabeza de las banderas que ondeará el partido tricolor, en la justa del 2018 por la silla de mandatario nacional.
Los tiempos son otros. Los priistas cambiaron con la nominación de un candidato, que a decir del dirigente nacional de la CTM, personaje que nadie conocía en el país y cuyo nombre inclusive escapa a la memoria popular, todo ufano apareció en la imagen bonita de la televisión para avalar la designación del aspirante Meade Kuribreña, el sucesor –caricatura de don Fidel Velázquez–, diría textualmente que rendía su apoyo al candidato que la clase obrera siempre había confiado y quería que llegara. Discurso al estilo del más viejo credo de la familia tricolor, que ahora tampoco se traga fácilmente una suerte semejante.
Empero, por si alguna diferencia pudiera atravesarse por allí entre asociados del viejo régimen y su partido, los señores Osorio Chong y Meade Kuribreña acudieron a una cita de amigos en un restaurante, en donde quienes quisieran pudieran apreciarlos. Para los que buscaban amarrar navajas, aduciendo que la nominación se la quitaron de las manos al secretario de Gobernación, con la comida, el apretón de manos y el abrazo como postre, quedaría más que claro que entre priistas y el no priista sólo se derrocharía pura miel. Esperemos.

* PRODUCTORES, INVITADOS A
EXPORTAR HACIA OTROS PAÍSES

El hedor que despide la muerte lenta pero segura del Tratado de Libre Comercio, la acaba de dar el hecho de que al terminar la quinta de la ronda de negociaciones entre gringos, mexicanos y canadienses, ya nada se dice.
Inclusive se alienta, como se hace en Veracruz, que los productores miren hacia países del resto de América Latina y países asiáticos y otros de Europa Occidental y de una vez por todas se desprenda México del acuerdo comercial, que ya encamina pasos sobre seguro hacia su demolición final.
Habría que preguntar cuál ha sido el costo que han pagado los gobiernos mexicanos para ir y venir a los Estados Unidos y poder celebrar hasta cinco rondas, pero que, a ciencia cierta, el silencio persiste en torno a los logros o la potencial renegociación. No. Nada de esto se dice, lo que hace pensar a los productores agropecuarios que ya no existe ninguna posibilidad para renegociar un acuerdo que desde que llegó Donald Trump a la Casa Blanca, lo habría sentenciado a cerrar sus páginas.
Los mexicanos tendrán la oportunidad de ser más abiertos y competitivos para buscar los mercados asiático y europeo y, por ende, Latinoamérica en su totalidad. Esto quizá lo habrían iniciado hace un cuarto de siglo, cuando no había TLCAN y tampoco los gringos avistaban como el gran negocio rendir el 65 por ciento de sus exportaciones al público consumidor de este país.
El grupo de negociadores del TLCAN aztecas, algo así como 220 personajes, ha vuelto al país, pero de ninguno se escucha un discurso que aliente a suponer que finalmente Trump comprendió que una ruptura semejante es incierto que vaya a beneficiar del todo a los estadounidenses.
Empero, no hay que olvidar que Trump desde que anduviera en campaña presidencial, alentaría al rompimiento del acuerdo comercial, porque dijo que a los gringos no les convenía dicho tratado, lo que le llevó a prometer a los electores yanquis que así como construiría el muro de división entre los dos países, México y Estados Unidos, igual acabaría con el Tratado de Libre Comercio por no convenir a los intereses más caros de los yanquis, particularmente.
Aquí en la aldea, los productores están siendo instados a hacer las exportaciones de sus productos a otras latitudes del orbe, lo cual les permitirá una mayor competitividad y a abrir mercados que hasta ahora habrían permanecido fuera de su alcance, pero que definitivamente le empujarían a nuestros productores a generar una mayor riqueza en los rubros en que puede desempeñarse con calidad y cantidad, que como lo vienen haciendo bajo normas rígidas y exigencias a veces estúpidas de las autoridades del país vecino del norte.
Ya México hizo lo que el Tío Sam le ordenó, como es distanciarse de Venezuela y de Nicolás Maduro y a elevar su más “enérgica” condena contra Corea del Norte, a la vez le exige que evite el lanzamiento de más misiles con carga de energía atómica. Así como también a aceptar y callar que a cientos de “dreamers” (jóvenes mexicanos que estudian y trabajan en la Unión Americana), sean devueltos al país sin mayores preámbulos, lo que está provocando una marcada confusión con su identidad y destino. Por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.