* AHORA MUCHOS BUSCAN LA BANDERA DE MORENA


Por Raúl González Rivera
*

EVA SÁMANO DE
LOPEZ MATEOS

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El dicho de que detrás de un gran hombre, hay una gran mujer, ajusta perfectamente en un lapso interesante de la vida pública mexicana, como fue el sexenio representado por el abogado Adolfo López Mateos, uno de los estadistas que ha contado este país a lo largo de su historia pública y particularmente después de haber experimentado los estertores consecuentes con un periodo bélico, el de la revolución de 1910.
El presidente López Mateos, en entrega del último fin de semana, se advirtió que fue uno de los jefes del estado mexicano culto, un político de peso político y diplomático en el resto de la región Latinoamericana y con el mérito de ser reconocido por organismos y países del ámbito de Europa Occidental.
El mandatario estaba casado con la maestra de escuela primaria Evangelina Sámano Bishop, nacida el 5 de junio de 1906 en la comunidad de San Nicolás del Oro, municipio de San Miguel Totolapan, del estado de Guerrero.
Observa una reportera que conoció el trabajo de la docente, que los aduladores sexenales, como era de esperarse, sobraban en adjudicarle títulos a doña Eva, llamándola Madre Nacional y Gran Protectora de la Niñez. Sin embargo, en una mujer culta, la modestia destacaba en la persona de la que fuera primera dama del México de los años 50.
Una dama en toda la extensión, una profesional de la academia destacada.
Don Adolfo López Mateos ocuparía la presidencia de la república en los años 1958-1964.
Su obra humanitaria de doña Eva quedó como ejemplo a perpetuidad, pero que lamentablemente poco se difunde, no obstante que vale la pena, sobre todo a las nuevas generaciones, pues la realizó como heroína y madre nacional, al realizar su mejor papel como primera dama del país al lado de su esposo.
La maestra Sámano logró el reconocimiento, en aquellos ayeres, por parte de la ONU, institución que la reconociera por su amor a la niñez y como una de las mujeres más notables de nuestra historia contemporánea.
A Doña Eva tocó cimentar la estructura de la más grande institución –desde entonces– que abrigaría a la niñez desvalida de México: la Asociación de Protección a la Infancia, que luego se transformaría en el Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI), y actualmente DIF.
Los programas que promoviera la maestra Sámano de López Mateos obtendrían el reconocimiento del resto de América Latina y numerosos de los países ya para aquel entonces también desarrollados. Su productivo trabajo fue calificado por las agencias internacionales ALPRO, FAO, UPI y UNICEF, así como también gobiernos extranjeros le otorgaron 34 condecoraciones y la Universidad de las Américas le otorgó el título de doctora Honoris Causa.
Cabe significar una faena semejante, sobre todo en los días en que el conflicto magisterial y la reforma educativa han zanjado y abierto un océano entre docentes y autoridades educativas y por supuesto los gremios sindicales, sin considerar que los afectados medularmente son los niños y jóvenes que acuden a recibir sus clases en aulas de escuelas públicas, sobre todo.
Recordar el trabajo de una prominente docente y dama, como fue la profesora Eva Sámano, es poder afirmar que nunca antes se hizo algo parecido en el país, y que a partir de su gestión ahora se cuenta con sistemas avanzados en materia de protección a la infancia.
El trabajo periodístico, que esbozaron la hija y nieta de la maestra Sámano, le llevó al plano institucional una inigualable obra de protección y rehabilitación a los niños, obra que se ha proyectado como un compromiso de los regímenes emanados de la Revolución. Descanse en paz la mentora ilustre, quien pasó a mejor vida el 7 de enero de 1984, en el Hospital Central Militar.

* QUÉ PUEDEN OFERTAR
LOS PRIISTAS AL PUEBLO

Están prácticamente listas las listas de los precandidatos a las curules locales y federales por parte de las trincheras y banderas del viejo régimen, a través de su partido original que es el PRI.
Sin embargo, la duda prevalece acerca de las banderas que deberán ondear los asociados del ex partidazo, cuando todo pareciera que le podría ser contraproducente, pues los 80 y más acabaron por dejar en la orfandad al Revolucionario Institucional, en lo que hace a haber ganado la confianza pública.
Seguramente el ex partidazo va en un tercer tramo en el orden de las preferencias electorales, pues de otra suerte los encargados de la campaña preelectoral del señor José Antonio Meade insisten en advertir que su abanderado es un personaje sin partido político, pero sí con una gran experiencia en el trabajo administrativo.
El desencanto no sólo se da en el resto de los ciudadanos mexicanos, que no dan crédito para que el priismo retorne victorioso rumbo a la elección federal del próximo primero de julio. Va más allá, porque en las trincheras del viejo partido tricolor hay descontento, existe rechazo, enojo e indignación, pues además, el sistema olvidó a las huestes juveniles en los últimos 30 años. Los jóvenes se hicieron hombres y mujeres que se encuentran en la plena madurez, pero siguen sin encontrar la chamba que les prometieron.
A esto se suma la fracasada escuelita de cuadros, que por más que insista su titular, uno de los ex porros de aulas universitarias, en presentarla como el laboratorio donde se habrían de cocinar los nuevos funcionarios públicos, un proyecto que incluso arrancó cuando el culto profesor Rafael Arriola Molina abordaba el tema, comparando a la maquinaria partidaria con un laboratorio de cualquiera de los fabricantes de medicamentos de patente, pero en el caso alusivo al viejo régimen su membrete tiene 30 años de no presentar ninguna renovación.
La consecuencia llama a repetir la pregunta que se hacen miles de ciudadanos veracruzanos, qué van a decir los socios priistas que vayan en búsqueda de curules locales y federales, sin antes tener que justificar la existencia de 5 millones de pobres, con violencia, desempleo, inseguridad y sin escuela. El empleo se les niega y los políticos egresados del partido tricolor no sólo han mentido y engañado, sino robado la esperanza a más de siete millones de habitantes que todavía en la última jornada sexenal sufrieron el mayor saqueo de cuantos se hayan registrado en los gobiernos posrevolucionarios y todavía se siga a la espera de lo robado y de que realmente caigan cuantos están involucrados en el espectacular suceso.

* AHORA MUCHOS BUSCAN
LA BANDERA DE MORENA

Sin ningún rubor, pena o vergüenza, nomás Andrés Manuel López Obrador abrió las puertas de Morena, y una larga fila de prófugos, tránsfugas y ajenos a ideologías políticas tocan a sus puertas para conseguir la bandera que les permita afianzar su supuesta catapulta y obtener la chamba que no los deje fuera del presupuesto.
Acabaron las ideologías, viene la partidocracia y a ver quién se hace de la bolsa más rica, no en qué van a servir, en qué forma se afianzarán sus proyectos en la ruta para lograr el bienestar social.
Todos se engarzan al nombre de Andrés Manuel López Obrador, porque en el orden de las preferencias electorales va primero. Pero cuántos aventureros se apuntan y ganan posiciones, como seguramente será en el porvenir inmediato.
Alcaldes, regidores y síndicos se proclaman en socios a ultranza de las filas de un partido que surgió a la vida pública cuando se desplomaron los escasos perredistas que, igual, antes que sucumbir se alzaron en fea alianza con el partido albiazul y no quedar en despoblado. Siendo que hay un pueblo que se conforma de ciudadanos de todos los colores y sabores, que no se dejará engañar y que tampoco puede ser tomado como rehén ni asociado, considerando una ideología arraigada a su forma de pensar y hacer las cosas.
Es cierto, como lo dicen intelectuales, escritores y académicos de corte nacional, que la opción en la justa presidencial tiene que ser la alternancia en el poder, porque de otra suerte se impondrá el presidencialismo exacerbable, la dictadura de Porfirio Díaz, y quién sabe cuántas lindezas más. O el binomio que conforman los partidos amantes de hace ya dos sucesiones presidenciales, cuando menos.
Los asociados tricolores insisten en que a su partido se debe la tradición revolucionaria y democrática del país, pero jamás en un discurso o un boletín de los que gustan mandarse a las escasas redacciones periodísticas que quedan, dedican unas líneas al autor de ese parteaguas que dio lugar a la pluralidad, como fue y es el ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León. Por al revés, los propios tricolores lo condenan al ostracismo, siendo que el economista de profesión y asesor de importantes consorcios empresariales con asiento en los Estados Unidos de Norteamérica, antes que el propio árbitro electoral, el IFE, en memorable fecha dio la bienvenida a Vicente Fox, su triunfo, y con reconocimiento a la etapa plural con que iniciaba gestiones el mandatario albiazul, ahora convencido priista.
Si así fuera, el priista Zedillo Ponce de León tendría que haberse ganado un monumento para la causa del ex partido todopoderoso del uni-presidencialismo y cuando sólo aquél se llenaba de los huesos y los presupuestos públicos.
Pero volviendo a los morenistas, con certeza que AMLO tendría que repasar en muchas de las historias de sus nuevas contrataciones, porque no vaya a resultar contraproducente, a sabiendas de que muchos de los que ahora se autodefinen como encarnizados defensores de la izquierda –¿cuál?–, son sólo aspirantes a enchufarse en las nóminas oficiales y a robar, como antes en sus demarcaciones partidarias, también lo hicieron. Por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.