Los “pequeños pecados” del Bronco


por Peniley Ramírez

por Peniley Ramírez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La imagen despierta una carcajada.

Una fotografía apunta al suelo. Allí se refleja el sol. En medio, dos piernas con zapatos color café. La foto proviene de los archivos del Instituto Nacional Electoral. Fue enviada al INE como parte de las supuestas firmas de apoyo a Jaime Rodríguez, alias El Bronco, en su aspiración a convertirse en candidato independiente a la Presidencia.

Está lejos de ser el único ejemplo tramposo. Archivos de la carpeta de irregularidades que documentó el INE, consultados para esta columna, muestran otros ejemplos preocupantes.

Una supuesta firma de apoyo que en realidad eran los dos reversos de una misma foto o dos anversos; credenciales en blanco y negro; claves de elector falsas; fotografías que no corresponden al nombre escrito en la credencial; incluso formatos que no eran credenciales verdaderas, en las que se escribían los datos de nombre y clave de elector en un papel con letra similar a una credencial, pero sin foto ni sellos de seguridad.

Con estas trampas evidentes, la aplicación del INE registró más de 150 mil firmas simuladas para El Bronco. Una tercera parte correspondía a supuestos simpatizantes en la Ciudad de México. El resto de las trampas fueron detectadas en votantes del Estado de México, Tamaulipas, Querétaro y Zacatecas. A estos formatos se sumaron más de 200 mil fotocopias de credenciales, mayoritariamente del Estado de México, Veracruz, Oaxaca y Michoacán.

Todas pasaron la primera revisión automatizada del INE, con una aplicación que encontraba nombre y clave de elector y las cotejaba con la lista nominal. Si coincidían, las daba por buenas en un primer filtro. ¿Cómo detectó el INE las trampas en el segundo filtro? Gracias al trabajo de cientos de revisores que durante meses miraron una por una las fotografías enviadas al Instituto por medio de la aplicación móvil.

¿Cómo se daban cuenta? Era muy fácil, porque una fotografía, o la foto de una pantalla, no se ve ni se verá jamás como una credencial real. Pero este trabajo minucioso ya es historia vieja. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dio por buena la candidatura de El Bronco, basándose en una votación por mayoría mínima y una explicación legal.

El INE anunció que acatará el fallo y él estará en la boleta. Dios es grande, gracias. La fe es grandiosa, escribió El Bronco cuando se anunció la noticia. La denuncia del INE ante la Fiscalía Electoral continúa en proceso.

¿De dónde salieron las firmas falsas? ¿Quién las vendió y cómo se pagaron, no sólo las del Bronco, sino de todos los aspirantes con irregularidades? Por el momento, el gobernador con licencia de Nuevo León no debe preocuparse. Sus pequeños 350 mil pecados han sido perdonados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.