* EL PESO DE LAS ESPOSAS DE EX PRESIDENTES EN LOS EUA


Por Raúl González Rivera
*

PROTESTAS SOCIALES, SEAN
O NO, SIEMPRE DICEN ALGO

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Si las puertas del entendimiento se cierran, no hay pierde, la movilización social quiso externar algo, exponer un asunto público o simplemente hacerlo saber al resto de la ciudadanía, no obstante que ésta permanezca apacible, ajena, inclusive, al resto de las problemáticas que amagan con convulsionar el tránsito cotidiano de la vida en nuestros pueblos.
Se asienta lo anterior porque a la protesta de grupos sociales, el régimen estatal les habría anunciado que no habría por qué reconocer que se irrumpiera en el corazón de la ciudad y se desbocaran los diques de contención, porque el estado, en su estricto derecho y deber, igual podría oponerse a la realización de estas notas que llaman también a provocar la ruptura del orden público.
Salvo la movilización de maestros, pensionistas y jubilados, el grueso de las siglas gremiales que organizan las marchas que se llevan a cabo por nuestras calles y avenidas, que toman por asalto el corazón de nuestras ciudades, encierran otros afanes y fines, que obedecen a cuestiones estrictamente políticas. Cuando se acusa que la Dirección de Patrimonio del Estado torna lentos y tortuosos sus trámites tendientes a la regularización de los predios, hay que hurgar en los tiempos en que se dieron esos derechos a presuntos colonos y qué siglas les apadrinaron su otorgamiento.
Es decir, debe escudriñarse a profundidad cuáles siglas son realmente representativas de reclamos eminentemente de interés público y, por otro lado, cuáles surgieron al calor de la campaña política con el fin de hacer ganador a uno de los gallos que buscaron en su momento una chamba política. Membretes hay muchos. Con vida trascendente, pocos seguramente.
La gente en nuestras sociedades está harta de que se torne inestable su habitar en las colonias más urbanizadas inclusive. El ruido es extremo, los humos y tóxicos, la música estridente y la gritería que ensordece al más tranquilo, pudieron haber robado a la propia humanidad su paz y la armoniosa existencia de que se deben arropar vecinos y colonos.
Cuando aparece la sigla que usted quiera, para demandar la presencia de funcionarios públicos en sus colonias, porque la tierra que ocupan es irregular y carece de una escrituración, la pregunta obligada es saber si, a ciencia cierta, la reserva territorial sigue intacta, hay un plano que regularice dichos espacios o solamente se deba a la necedad de los líderes ungidos para propiciar el chantaje, la extorsión a la que acostumbraron y fueron sometidos los servidores públicos de un pasado ominoso.
El discurso cansa notablemente a los escuchas. El riesgo de que se vuelva a afirmar la constante de la protesta que no deja de ser tampoco social, pone de punta los cabellos de los habitantes de los espacios más urbanizados, como aquellos que se abrieron anárquicamente por quienes arribaron a zonas rurales inclusive, con el perverso afán de asentar sus territorios de familia y poder, el que utilizan más tarde para salir a la plaza pública, exigir con gritos sus presuntas y más sentidas demandas, siempre relacionadas con el bienestar material de los desheredados de todo.
Empero, ¿son realmente interlocutores de un reclamo social-popular o simples pretextos para afirmarse unos como líderes y otros como las bases más atracadas del momento?

* EL PESO DE LAS ESPOSAS DE
EX PRESIDENTES EN LOS EUA

Nomás imagine usted el peso de las que fueron primeras damas en distintos gobiernos en el sistema político norteamericano, que hicieron o provocaron que el propio Donald Trump saliera para acusar que es culpa del Congreso el que se haya ordenado que los menores inmigrantes mexicanos hayan sido separados de sus padres y sometidos al interior de sendas jaulas abiertas en diversos puntos de la geografía del estado norteamericano.
A una sola voz, las señoras Michelle Obama, Hillary Clinton; Laura Bush y la señora esposa de Jimmy Carter, decidieron ir hasta los escondrijos en las que se encuentran confinados, retenidos o metidos los niños y niñas, todos menores de edad, separados de sus progenitores, creyendo así el Tío Sam que se puede propiciar el éxodo de indocumentados de retorno a la patria azteca, a la cual, por mayoría aplastante, aquellos por ningún concepto quieren volver.
Bueno, el peso que tienen las damas en cuestión fue suficiente para cimbrar a las instituciones del poderío estadounidense, al grado de que ahora entre todos se tiran la bolita en el sentido de que aquella y más allá, por nada habrían ordenado semejante medida criminal a todas luces. Romper con la cotidiana armonía que sólo puede ofrecer la familia, tendría que causar severos dolores de cabeza a propios y extraños.
Las señoras de Obama, Clinton, Bush y Carter, cuatro de los ex presidentes de los Estados Unidos de Norteamérica, inconformes con la brutal medida dictada por el magnate Donald Trump, han sido suficiente para que la exploración de los sentimientos del pueblo yanqui, a esa hora, sobresalga a flor de tierra, pues de ninguna manera las mayorías yanquis pueden estar de acuerdo con semejantes y bárbaras medidas.
La palabra de aliento que difunden las ex primeras damas estadounidenses, ha bamboleado a todo el sistema de vida público norteamericano.
En tanto, los gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador siguen anunciando que instrumentan ya políticas para el cuidado, vigilancia y protección de sus connacionales viviendo horas de terror sobre suelo yanqui. Es posible presumir que la actitud del régimen a través de la SRE no sea precisamente la más eficaz, desde el momento mismo en que todos los días se viene registrando la expulsión y deportación de mexicanos de manera brutal, burda, y por añadidura ajena a todo encuadre en materia de derecho internacional.
Sin embargo, una palabra de aliento, silenciosa protesta o un reclamo contundente, vienen difundiendo ejemplarmente con su presencia este puñado de valientes esposas de ex mandatarios yanquis, las cuales, viendo así por los más necesitados del momento en tierras yanquis, como es el caso de los menores niños y niñas, a los cuales el imperio del norte está procediendo a separar con la mira de sacar de sus ciudades a los 20 millones de indocumentados aztecas.
A los que el Tío Sam pretende hacer sentir culpables tan sólo porque soñaron en radicar en ese país de las libertades, como lo define la Doctora Polo en su programa “Caso Cerrado”, cada que dicta una resolución condenatoria en contra de Cuba y Venezuela, más no así jamás emite alguna sanción que lleve al cuestionamiento del porqué el trato criminal que le impone a las niñas y los niños de origen latino, con el fin de que sus progenitores se vayan definitivamente de suelo yanqui con o sin autorización del complejo sistema jurídico y político estadounidense.

* PATRICIA ORTEGA PARDO,
TITULAR DE FINANZAS DE CMAS

De siempre, la CMAS se ha convertido en la caja chica-grande en ocasiones del mismo Ayuntamiento municipal de la ciudad capital.
Y en medio de algunos actos meramente del circo político, se evita que la gente conozca cuáles o quiénes son sus titulares del momento. Concretamente en el área de finanzas, sus jefes o directores pasan desapercibidos, no obstante que la existencia de estos personajes se robustece magistralmente de la noche a la mañana. El que era pobre se vuelve adinerado.
Con la unción de modernos cabezas en la conducción de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento –así se autodenomina– igual iniciaron muchas de las calamidades que confronta el común de usuarios y consumidores del líquido potable. Hay obras majestuosas sobre el escritorio de los proyectos hidráulicos, que se cuenta desde hace mucho que se vienen construyendo en la otrora Atenas veracruzana, pero las cuales, el grueso de la población también jamás ha visto.
Un día, siendo gobernador Dante Delgado, invitó a este medio a hacer un recorrido por la montaña desde donde se abrían las cepas para introducir los enormes ductos que llevarían a los monumentales tanques almacenadores el vital líquido, con el fin de abatir la exigente necesidad que tiene toda sociedad de agua para poder satisfacer sus más elementales necesidades, inclusive.
Se sabe bien que el agua que consume Xalapa es la que se permite brindar uno de los municipios más pobres del vecino estado de Puebla, al que cada gobierno municipal en franca coquetería tiene que acceder a las exigencias y pretensiones de sus autoridades y pobladores, porque de no cumplirse dichos caprichos simplemente cierran la llave y el agua no llega a Xalapa.
Empero, de esto poco se cuenta a los usuarios y consumidores del vital líquido, más no se le deja de lucir que la CMAS es algo así como la instancia campeona o sabelotodo, que va a resolver esta necesidad humana sobre todo.
Con la renovación de autoridades municipales, igual, se dio el cambio de titulares en la plantilla importante de la CMAS y dentro de este selecto grupo asignaron en la delicada función de finanzas a una respetable profesional xalapeña.
Patricia Ortega Pardo es egresada de la Universidad Veracruzana, en cuya escuela o facultad de contabilidad fue su catedrática.
Su honestidad ha sido suficiente para que antes haya ocupado la tesorería municipal del Ayuntamiento de Xalapa y más tarde fuera invitada por el procurador Ignacio Morales Lechuga para hacerse cargo de la dirección dedicada a la vigilancia y cuidado de los bienes confiscados a los chicos del crimen organizado.
A su regreso a su natal Xalapa, la licenciada Ortega Pardo se desempeñó en la Delegación federal de Hacienda y Crédito Público; fue secretaria del sector Salud del gobierno del estado y goza de la estima de muchas familias xalapeñas que la identifican como una profesional seria, comprometida y con un gran acervo cultural y que habita de siempre en la medianía, lo que le ha sido plenamente reconocido.
Seguramente, en su moderna encomienda como titular de finanzas de la CMAS va a imponer el orden, pues en principio, como parte de los arqueos realizados a su caja de caudales, se encontró un déficit de cuando menos 70 millones de pesos, el cual habría de haber ya denunciado penalmente el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, con la intención de que sus ex directivos accedan a reparar el daño causado a la institución y a los xalapeños, una demanda –por otro lado– que puede alcanzar inclusive a ex funcionarios del ayuntamiento, el último, que encabezó un socio priista. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.