Como mimetizarse en un funcionario morenista, sin haber sido nunca antes un morenista


Por Rodolfo Calderón Vivar

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Si usted tiene la dicha de haber sido ya convocado, previa presentación de currículum o sin dicho procedimiento innecesario, para ser funcionario de un nuevo gobierno morenista ya en ciernes, a partir del próximo mes de diciembre, es importante que se aplique no solo en la contribución de su vasta experiencia y conocimientos en el diseño del plan de su dependencia o en los procesos de entrega recepción, sino que también estudie por las noches todas las características y esencias del ser morenista, si nunca lo ha sido (y hasta estuvo en contra de ellos) y si lo es, para reforzar ritos y mitos de la Cuarta República que ya viene, viene, viene.

Para ello pongo a disposición de ustedes este pequeño manualito de mimetización para ser un morenista a carta cabal que, estoy seguro, lo hará avanzar en esta nueva era de cambio que se avecina y que transformará a nuestro país si no en una potencia económica, si en una potencia moral, lo cual es ya decir mucho, tras años del desastre a que nos condujeron sexenios de conservadores, proclives a crear una mafia en el poder y a vender nuestra patria al extranjero, sumiéndonos en la ignominia de la corrupción y el encubrimiento mediante la táctica del chivo expiatorio, acusando a otros de lo que son culpables más arriba, más pero más arriba.

Primera habilidad a desarrollar: no tener  sentimiento de culpa.- No importa si usted fue aliado o protegido, o  miembro, de la mafia en el poder, el solo hecho de haber sido convocado a un puesto en el nuevo gobierno, borra todo sus pecados –siempre y cuando jure usted nunca más volver a pecar-. Será usted un funcionario nuevo, renovado, redimido y reposicionado ante la sociedad que lo verá ahora –quizás como ya lo vió antes- en un puesto de mando, al servicio de la transformación que requiere este país sumido en una crisis económica generado por los de arriba, los de muy arriba, a quien por cierto, usted podría haber haber conocido y servido, pero que ahora está en posibilidad de olvidar.

Segunda habilidad a desarrollar: Aprender el discurso de la Cuarta República.- Esta parte, si usted ya tiene experiencia como político, es hacer una listita de los conceptos clave afines al discurso del señor presidente de la república o gobernador morenista en turno. Así como antes usted, en un gobierno priista, comenzaba alguna declaración con la frase: “por instrucciones del señor presidente” y otros conceptos de ese malhadado partido, ahora tendrá que incluir en sus declaraciones públicas o artículos publicados las siguientes frases:

  • “El pueblo es lo más importante en nuestro país, por eso debemos escuchar siempre la opinión del pueblo”
  •  “El pueblo no se equivoca, es sabio, no debemos ir nunca contra la opinión del pueblo, que fue el que quiso el cambio”
  • “No escuchemos a los conservadores, a los fifís, a los miembros de la mafia del poder”
  • “Tardaremos algún tiempo en resolver la situación, por el desastre que nos dejaron los malos gobernantes que hemos tenido”
  • “En nuestra dependencia hay transparencia absoluta. Aplicamos los principios de no robar, no mentir no traicionar”
  • “Nosotros no somos Morena, somos gobierno, y por eso gobernamos para todos”
  • “Es tiempo de darle oportunidad a los jóvenes. Por eso hemos renovado nuestros cuadros de gobierno con ello. Si hay muchas muchachos y muchachos guapos, están aquí por su capacidad y méritos, no por su apariencia física” (Esta no es frase del nuevo discurso del gobierno del cambio, pero téngala a la mano si algunos de esos periodistas le cuestionan que está incorporando barbies y efebos. De ser posible, tenga un expediente a la mano de los currículums de cada uno de ellos, para aclarar cualquier duda en cuanto a la selección de su personal)
  • Incluya usted términos tales como equidad social, estado de bienestar, la cuarta república,    no a la reforma educativa, no a la corrupción, austeridad republicana, sueldos en la justa medianía, y otros que pueden ser clave y  puede ir cosechando, previa lectura de una adecuada síntesis que le proporcionen diariamente, los encargados de recortar noticias del día, y entresacados de diversos eventos del presidente.

Tercera habilidad a desarrollar: No se exima de asistir a eventos privados ostentosos.- No sienta pena o remordimiento posterior, siempre y cuando usted no haya organizado el evento, o el mismo no sea financiado con dinero público.  Si es privado es permisible asistir cubriendo las reglas de etiqueta que el mismo exija (frac, traje formal, vestido de gala, traje folklórico, disfraz), pues así lo exige una sociedad civilizada. En nada afecta a los miembros de otras clases que se codee con lo mejor de lo mejor en nivel de riqueza de nuestro país. Eso si, para mostrar su justa equidad, también asista a fiestas de clases más inferiores, donde lo vean bailando con quinceañeras de barrio o de campo,   abrazando a sus humildes padres, más si son oficinistas  de base, obreros  y campesinos, y que le tomen  fotografías que usted mismo puede difundir, sin hacerlo en revistas como “HOLA”, por supuesto, porque el gasto correría por su cuenta.

Cuarta habilidad a desarrollar: Si puede, afíliese a Morena, pero si no, mejor, declárese libre pensador afín a los principios morales del cambio, en reserva de que el mismo argumento le puede servir en el próximo sexenio si otro gobierno llega  al poder. Lo que si deberá aprenderse de memoria será la Constitución Moral que estará próxima a publicarse. Conviértala en su libro de cabecera. Léala cuando menos unos minutos al día. O tenga cerca de usted a alguien que se la lea en momentos de calma en su oficina, de ser posible alguien con voz suave y aterciopelada, para una mejor comprensión de los conceptos.

Quinta habilidad a desarrollar: Tenga un guardarropa variado que le permita afrontar diferentes climas regionales, pues es posible que sea invitado en cualquier momento a acompañar al presidente o al gobernador en diferentes  zonas, horarios y climas del país o del estado. Incluso deberá estar disponible, en cualquier momento, para participar en foros de discusión pública de temas de su dependencia o del gobierno en general. Procure usar spray fijador de peinado, o usar un pegamento muy fuerte si usa bisoñé o peluca, pues es posible que algunos de esos foros terminen  a sombrerazos, sillas o lanzamientos de proyectiles que pueden despeinarlo o tumbarle su aditamento de cabello. De ser posible, no llegue desde el principio a dichos foros. Envíen un propio que intervenga, en su nombre, en  la discusión, y usted llegue más tarde, en el entendido de que si le avisan que el foro se volvió violento, pues mejor  ni llegue. Al respecto, para su tranquilidad, le comentamos que casi es seguro que después de tres años de gobierno, los foros serán mejor virtuales, pues los ánimos nacionales  pueden ser alborotados por la oposición o aspirantes  a la candidatura presidencial.

Sexta habilidad a desarrollar.-  Abrir y mantener canales de comunicación con los ejes de poder del próximo sexenio.- Esto no será difícil para usted si ya tuvo experiencia como  funcionario de la mafia del poder, perdón, de anteriores gobiernos. Consiste en mantener siempre abierto un canal (por email o por ciertos intermediarios muy cercanos) con el presidente de la república, y con el coordinador regional de delegaciones, y con el gobernador morenista ( recalco esto no sea que le reporte a   un gobernador de otro partido)  y con el padre Solalinde. 

En el primer caso, con el Lic. López Obrador, porque estamos seguros dado su gran interés de estar al tanto de todo lo que pasa en el país, no le vendrá mal que le reporte usted lo que está haciendo, pero también lo que están haciendo el coordinador regional de delegaciones y su gobernador, y hasta el presidente municipal de su elección.

En el segundo caso, con el coordinador regional de delegaciones, porque a él lo podrá contar lo que hace usted, lo que hace el gobernador y el presidente municipal de su elección.

En el tercer caso, con el gobernador del estado –morenista-, porque a él le podrá contar lo que hace usted, lo que hace el coordinador de delegaciones, lo que hacen sus otros colegas de  gabinete y el presidente de su elección.

En el cuarto caso, con el padre Solalinde, porque sabemos que es la voz de la conciencia que le habla al oído al presidente López Obrador y a altos funcionarios de gobierno, y como es sacerdote, y si usted es católico, con él puede confesarse de todas las intrigas, maledicencias o descalificaciones que haya hecho en todas las anteriores comunicaciones, para que lo absuelva pero también para que él  tenga información al día de lo bueno y lo malo de lo que están haciendo dichos funcionarios de gobierno. Estoy seguro, el padre Solalinde se lo agradecerá, y lo perdonará por  tanta información compartida.

Esperamos que si aprende y desarrolla  estas seis habilidades básicas, como nuevo funcionario de los gobiernos federal y estatal morenistas, usted saldrá avante en su encomienda. No importa que nunca haya militado en MORENA, no importa haya estado en contra de sus candidatos, no importa haya estado al servicio de la mafia del poder. Usted ya es un elegido, por tanto un hombre, una mujer o un ser diverso nuevo, perdonado, al servicio de la transformación hacia la Cuarta República a la que se dirige el país para bien del pueblo, con el pueblo, en medio, por arriba y por abajo del pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.