Roma, de Alfonso Cuarón


Por Luis Velázquez

Martes 11 diciembre, 2018

•Enaltecidas las trabajadoras domésticas
•Seguridad social para todas

Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

EMBARCADERO: El lanzamiento del último filme de Afonso Cuarón, “Roma”, historia dura, cruel, terrible, desoladora de una trabajadora doméstica, la semana anterior, fue una premonición… Un día antes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN, aprobó el legítimo derecho de “las chachas” (así llamadas de manera cariñosa y afectiva) para contar con seguridad social y que incluye Seguro Social e INFONAVIT, y el derecho a crear y recrear antigüedad para jubilarse hasta donde sea posible con una pensión digna

La lucha duró dieciocho años, pero por mera coincidencia, azar, digamos, del destino, acaso también la coincidencia de que Andrés Manuel López Obrador, AMLO, había tomado posesión cinco días antes, el caso es que la SCJN zarandeó a las patrones con trabajadoras domésticas en el país y a ver cómo le hacen pero “antes de que el gallo cante tres veces”, deberán incorporar a sus empleadas a la seguridad social… De lo contrario, los inspectores del IMSS e INFONAVIT les caerán encima…

ROMPEOLAS: Roma, la última película de Alfonso Cuarón, famoso ya en el mundo, uno de los pocos, excepcionales mexicanos universales, cuenta la historia de la trabajadora doméstica que lo atendió a él y a sus tres hermanos en la infancia y adolescencia en la colonia Roma de la Ciudad de México… Una vida dura, demasiado dura la que vive cada una de las trabajadoras domésticas… La primera en levantarse de la familia y la última en acostarse… La empleada que hace de todo en la casa, desde el aseo de la sala, el comedor, la cocina y las recámaras y hasta de las mascotas de los niños (un perrito, un gatito, etcétera) hasta la comida, además de lavar la ropa de la familia y planchar… Además, de levantar cada mañana a los niños para que a tiempo estén listos para la escuela… Además, de hacer la tarea con los niños… Además de estar pendiente de los niños, pues los padres trabajan… Incluso, la trabajadora doméstica de los niños Cuarón era originaria de Oaxaca y Cuarón hizo un casting con chicas indígenas para que su historia fuera cien por ciento real… Es más, sin ninguna experiencia actoral y, al mismo tiempo, excepcional…

ASTILLEROS: Por eso resulta una premonición (porque ni modo se pusieran de acuerdo) que la Suprema Corte emitiera el fallo social esperado por las trabajadoras domésticas desde hace casi dos décadas… Años, todas ellas excluidas de la seguridad social… Y lo peor entre lo peor, años de explotación laboral, sin que ninguna autoridad interviniera, pues de hecho y derecho ellas se habían vuelto invencibles… Más todavía: de acuerdo con la SJCN, los patrones (pudiera decirse las patronas, que son mayoría) están obligadas a suscribir un contrato colectivo, en donde, además, quede garantizada la regulación del horario laboral y el pago del aguinaldo y del periodo vacacional y de días festivos… Según el INEGI, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el país hay un cálculo aproximado de dos millones 300 mil de trabajadoras domésticas, aun cuando algunas organizaciones consideran que suman unos dos millones y medio… Quizá más… Pero bueno, la guillotina de la justicia laboral se ha cumplido… A partir del tiempo establecido por la ley para su observancia, el país arderá…

ARRECIFES: Hay momentos estelares en el filme “Roma”… Por ejemplo, el desdén y el menosprecio con que un galán de la Ciudad de México, un chairo, trata a trabajadora doméstica de los Cuarón y luego de embarazarla la llama “gata”… Impresiona, impacta, estremece, por ejemplo, que de principio a fin de la película la trabajadora doméstica apenas, apenitas, apenititas, habla lo necesario, condenada ella misma por su formación familiar y étnica al silencio, una mujer invisible… La angustia y la desesperación de cuando su niña nace en el hospital donde la llevó la patrona, pero sin vida, niña muerta… Los días y semanas posteriores donde la trabajadora doméstica está muerta en vida por la muerte de su criatura… La terrible angustia cuando un fin de semana viaja con la familia a una playa (por cierto, Tuxpan, Veracruz) y dos niños de la familia están a punto de ahogarse ante un mar embravecido y ella los salva… La vida de una trabajadora doméstica enaltecida, en su más alto decibel moral, familiar y social…

PLAZOLETA: La SJCN ya lo dijo… A todas luces, por todos lados, es inconstitucional negar el Seguro Social a las trabajadoras domésticas… Incluso, el ex panista célebre, ahora Morenista, ajá, Germán Martínez, aquel que gritaba que “¡Viva Cristo Rey!” en el Cubilete, anunció un programa piloto para que se conviertan en derechohabientes, pues tal lo ordenó la Suprema Corte… Claro, faltan todavía muchos pendientes… Uno de ellos, que la ley prohíba que las patronas contrate a menores de quince años como empleadas domésticas… La iniciativa está en el Congreso de la Unión, interpuesta por la senadora Xóchitl Gálvez, del PAN, y va caminando… Además, establecer un mecanismo para vigilar que ninguna patroncita siga explotando a todas ellas con más de ocho horas de trabajo diario, y lo peor, sin el pago de horas extras…

PALMERAS: La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación calificaron de histórica la resolución de la CJN… Ya se medirá el efecto social, por ejemplo, las argucias legaloides de las patronas para violentar esta decisión… Por lo pronto, ojalá que el lector pudiera darse un tiempecito para mirar y admirar la película “Roma”, y con la que cada quien revivirá los días y los años vividos con su trabajadora doméstica… Y aun cuando pudieran existir vivencias y experiencias más intensas y dramáticas, por ejemplo, alrededor del acoso sexual de los patrones y de los hijos, y muchas veces, trabajadoras domésticas embarazadas obligadas a un aborto para cuidar el buen nombre de la familia con el hijo y/o el padre abusivo, “Roma” constituye un gran punto de referencia social… Muchos pendientes de justicia social todavía vibran y aletean en la nación…

Publicado en: http://www.blog.expediente.mx/nota/31530/portales-de-noticias-de-veracruz/roma-de-alfonso-cuaron

Un comentario en “Roma, de Alfonso Cuarón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.