TUBAZO A PEMEX


  • El añejo robo de combustibles
  • Los datos históricos parciales
  • El delito es generacional
  • La solución es desincorporar

Por Adolfo Pérez Valdés

por Adolfo Pérez Valdéz, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El robo de combustibles a Petróleos Mexicanos, la hoy llamada Empresa Productiva del Estado, no es un asunto que hubiera aflorado y crecido desde hace tres sexenios.

Ese es un dato histórico parcial que ha sido divulgado por el jefe del ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador. Sin que esto signifique que el presidente esté mintiendo u omitiendo información.

No olvidemos que es el gobierno federal el propietario exclusivo de Petróleos Mexicanos, de acuerdo con el artículo 2 del capítulo primero de la Ley de Pemex publicada en el Diario Oficial de la Federación el once de agosto de 2014.

Pemex no es de todos los mexicanos como usualmente el vulgo dice.

Pero el robo de combustible decíamos no se disparó y creció desde el sexenio de Fox.

Ocurre que la información sobre este fenómeno, seguramente empezó a sistematizarse en dicho gobierno. Pero el robo organizado existe desde más atrás, hoy le dicenHuachicol a lo que antes se le denominaba en argot criminal como TUBAZOS.

El Tubazo o tubazos era el mote vulgar o epíteto clave para designar la ordeña de los poliductos del Sistema Nacional de ductos de Petróleos Mexicanos, la Empresa Productiva del Estado, insistimos jurídicamente señalada como propiedad exclusiva del gobierno federal.

Los tubazos eran o son una particularidad en el fenómeno del hurto del combustible. En ellos la participación fundamentalmente era de transportistas externos, con auto tanques de dimensiones o capacidad de carga mayor a los usados en el parque vehicular propio de PEMEX.

Hace decenios las pipas propias de Pemex tenían capacidad de quince mil litros, al irse renovando este obsoleto parque vehicular a partir del sexenio de Salinas de Gortari esa capacidad se incrementó a 20 mil litros en el tonel y en menor medida a 25 mil y 30 mil litros.

Fueron inversiones cuantiosas de Pemex. Estos vehículos se encargan del suministro en zonas urbanas fundamentalmente.

Los auto tanques de mayores dimensiones, con toneles de cuarenta a sesenta mil litros son manejados para traslados extensos de una ciudad a otra, son de doble remolque y corresponden a contratos pactados con empresas privadas que prestan este servicio a Petróleos Mexicanos.

El robo de combustibles es generacional, se acentuó al surgimiento y creación de Petróleos Mexicanos en junio de 1938. Ya existía como práctica cuando la industria era propiedad de las compañías extranjeras.

Las mismas empresas reportaban existencias menores a las reales para evadir compromisos fiscales con el gobierno federal.

SOLUCIONES ESTRUCTURALES

Desde que el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, sexenio en que Petróleos Mexicanos fue fraccionado en cuatro empresas subsidiarias y otras llamadas filiales focalizadas en los complejos petroquímicos.

La idea del gobierno federal era ir paulatinamente integrando a inversionistas particulares a la industria energética de los hidrocarburos. El plan prosiguió en los sexenios posteriores a Salinas, todos los intentos en buena medida fracasaron.

Y el gobierno federal, propietario exclusivo de Petróleos Mexicanos en su arrogancia e ignorancia empresarial dejó de invertir en las instalaciones, pero acrecentó de manera escandalosa la alta burocracia y creó más subsidiarias.

Al mismo tiempo liquidaba miles de trabajadores sindicalizados con enorme experiencia en el manejo eficiente de las ruinosas instalaciones.

Está claro que el gobierno federal a través de Petróleos Mexicanos ha tenido reiterados fracasos como empresario en la industria energética. Hoy puede remediar esto aprovechando la legislación vigente, asociándose o pactando contratos con inversionistas nacionales o extranjeros en la refinación de hidrocarburos y su comercialización.

En la exploración y extracción Pemex solo puede hacerlo por intermedio de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, lo dice el Artículo Octavo del título primero de la Ley de Pemex y los artículos 13 y 14 de la Ley de Hidrocarburos.

Todo bajo la vigilancia de las Secretarías de Energía, de Hacienda y Crédito Público, de Economía y del Banco de México que tienen presencia en todos los Consejos de Administración de PEMEX y sus siete empresas subsidiarias y las demás filiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.