PARADIGMAS ¡LOS HUACHICOLEROS NO LEYERON A ALFONSO REYES!


porMARÍA GUADALUPE RICO MARTÍNEZ

por María Guadalupe Rico Martínez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde Tampico, Tamaulipas)

   No descansamos de ver a través en los medios masivos de comunicación todas las estrategias de la enorme red de personas implicadas en el negocio del huachicoleo. Precisamente y para hacer frente a actitudes de esta naturaleza y otros semejantes, hace unos días en un evento público conformado por familias encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, repartieron la Cartilla Moral. El texto es una adaptación del escrito  elaborado por Alfonso Reyes.

   Decía Reyes: “La patria es el campo natural donde ejercitamos todos nuestros actos morales en bien de la sociedad y de la especie. Se ha dicho que quien ignora la historia patria es extranjero en su tierra. Puede añadirse que quien ignora el deber patrio es extranjero en la humanidad”.

    ¿De dónde rescató Reyes los conceptos emitidos en su Cartilla Moral? En 1909 el ensayista, con otros escritores fundó el Ateneo de la Juventud, ahí con Pedro Henríquez Ureña, Antonio Caso y José Vasconcelos, entre otros intelectuales, leían y discutían a los clásicos griegos, acuñaban agudas reflexiones sobre la literatura y ante todo filosofía universal.

    Escritor, crítico, poeta, narrador, político mexicano, Reyes, publicó la Cartilla Moral en 1944 con el fin de que fuera un texto de alfabetización. En  presentes días AMLO recuperó el escrito solicitó una adaptación y mandó editar 10 mil volúmenes que serán repartidos en el país.

    La generación que actualmente rebasamos los 60 años crecimos no solo con el discurso de nuestros padres de lo moralmente bueno sino que veíamos ejercerlo. El robo entre escolares ni imaginarlo; ladrones domiciliarios o en la calle era poco común. Cuando se nos acusaba en casa de cometer algún acto inapropiado la única defensa consistía con hacer un juramento, y éste suficiente. Un pacto de honestidad.

   Los valores humanos dicen los especialistas inician en casa, en el hogar; se confirman en la escuela.  En los últimos días fuimos testigos del reciente robo colectivo y posterior desmembramiento de reses en la vía pública, el azote despiadado con un cable de madre hacia su hijo adolescente, asaltos a mano armada sobre avenidas o casa habitación. Si rotundamente se niega a que cuando vaya conduciendo su vehículo le griten improperios al menor incidente, que el vecino ponga estridente sonido musical, que los hijos griten a padres y maestros, etc. Provoquemos el cambio, rechacemos a proseguir con estos  tristes y penosos escenarios.

   Repasemos los conceptos que a los baby boomer, nuestros padres recordaban como letanía. En tiempos retorcidos a nadie hará daño invocar los valores morales, porque hace muchísimo tiempo, quedaron en el olvido.

                                                                           lupitarico@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.