El problema de México es la ruina moral no la ruina económica.


por Rodolfo Calderón Vivar

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

 

El abrupto cambio de gobernanza en México deviene en una serie de situaciones tensionales que confrontan, y polarizan, a ciertos sectores de la sociedad en relación a los primeros dos meses y medio del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien efectivamente está dando viraje acelerado a la forma de hacer  las cosa en la función pública nacional. Abunda los dañados por el abrupto cambio, principalmente los que armonizaron puntualmente con el ambiente de corrupción imperante durante años de ejercicio público. Detrás de muchas críticas no hay más que el dolor de haber perdido la fuente económica o la fuente de poder a la que estuvieron ligados. Hay otras críticas sinceras, pero fuera de contexto, es decir, pretendiendo juzgarlo todo a la luz de una forma de hacer “política institucional”  de un gobierno que ya no está.

Los más beneficiados son aquellos que antaño no lo eran. Los pobres. O  al menos no tenían los beneficios en la dimensión de lo que está aplicando Andrés Manuel López Obrador con una celeridad explicable. Está creando formas y estructuras del quehacer gubernamental que se ajusten a lo que quiere hacer del pais: un país transformado  estructural y funcionalmente, mientras tenga a su favor esa mayoría en las cámaras que avanza, no sin problemas de negociación política, hacia lo que se denomina la Cuarta Transformación. Lo que parece un actuar abrupto y si estrategia, no parece hacer mella en la economía del país, como muchos quisieran pero no han podido verlo porque el peso sigue estable y la popularidad del presidente a la alza. Entonces se percibe que el problema del país no es económico. Ni estamos en la ruina económica ni vamos hacia allá. Ni sus visión económica es acortada. Detrás están Rodrick y Levy.

Quizás lo más acremente señalado en contra del presidente es su lenguaje mordaz y lleno de calificativos que duelen porque no distan de tener algo de ciertos. La mención de los fifís para calificar a ciertos periodistas encumbrados del país, no a todos, distorsionado después por sus detractores difundiendo que calificaba así a todos sus críticos, tiene que ver con una casta de periodistas y, más bien, comentaristas de lujo acostumbrados a estar pegado a la ubre de un sistema sostenido por sesudos artículos analíticos donde servían para desfogar las críticas intracendentes hacia un régimen que les pagaba y bien pagados, para tenerlos en el redil de los gobernantes y políticos del momento. Esos son los periodistas fifís, los otros periodistas, los de la tropa no son incluidos en el mote.

Acostumbrados a ser tratados de otra manera, siempre conectados al presupuesto, son las más agudos críticos del presidente. Hallan con facilidad la lógica de los desmanes del nuevo gobierno, su incapacidad para gobernar. van contando el número de muertos como prueba de incapacidades a solo dos meses de gobierno, se rasgan las vestiduras para resaltar el error de cancelar el aeropuerto del primer mundo de Texcoco, flagelan los calcinados de la explosión huachicolera y la compra de nuevos carrostanques para distribuir la gasolina, advierte sobre el peligro de militarización del país (que ya existe desde hace años) sin explorar el sentido de la guardia nacional, destacan opiniones en contra de organismos financieros de dudosa imparcialidad, se averguenzan de la postura de México – acorde a la honrosa Doctrina Estrada- porque se está protegiendo la dictadura de Venezuela (sin analizar a fondo los factores que están interviniendo en la desestabilización de ese país).

Todo ello da pie a considerar que en realidad el pais no está en la ruina económica y quizás, aunque muchos lo crean, tampoco en la ruina política. La ruina es moral, la ruina es ética, la ruina es de la desvergüenza de un sistema que hizo de la corrupción un modo de negocio lucrativo y distinguido. Acostumbrados a la mecánica de la  tapadera de los traspasos de regímenes, hoy que se muestra la podredumbre en muchos sectores de gobierno del país, reaccionan con la virulencia estrepitosa  para intentar desestabilizar al nuevo régimen. No lo han logrado. Carecen de lo principal: liderazgos honrados, estrategas y  personalidades con pespectiva ética para confrontar al nuevo gobierno.  Frente a López Obrador no hay otro López enfrente, lo cual seria una verdadera estrategia de confrontarlo y disminuir su fuerza.

¿Qué el presidente es un autoritario? Si. ¿Qué el presidente es populista y  de mecha corta? Si. ¿Qué el presidente invoca formas y mitos de hace cuarenta años para hacer gobierno? Si. ¿Que el presidente no piensa estratégicamente para tomar decisiones? Eso está por verse. A su alrededor hay hombres de empresa, economistas (mexicanos y extranjeros), inversionistas extranjeros, aliados de los países potencias,  políticos de capacidad negociadora y una buena parte de la población mexicana (aunque sea un tercio).  Y además es el presidente, con toda la carga de poder que eso significa en México. Y al parecer, no da paso sin huarache. Su acercamiento al ejército en todos los sentidos, desde la consecusión del acuerdo por la Guardia Nacional, donde Monreal ya mostró sus buenos oficios en la cámara, y el haberles dado el control del nuevo aeropuerto hace de los militares sus principales aliados. Así que político sin estrategias no lo es.  Donde faltan estrategas es en la oposición. lanzándole petardos como si aún estuvieran en la campaña electoral que ya terminó. Así no se puede. Aparte de corruptos, parece que hay mucha gente aún lidereando a la oposición carente de entendederas de lo que es una guerra desde la oposición menguada. Ojala se renueven del cerebro, antes que sea ya tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.