A QUIEN RESULTE RESPONSABLE: PODRIDO DEPARTAMENTO DE RECURSOS HUMANOS DEL IVEC


-Jefa de Recurso Humanos gana 274 veces el salario mínimo
-Rocío López Guzmán el verdugo del instituto
-Firmó documentos con grado de maestra, licenciada y como ciudadana

Por: Jorge A. González
Periodismo Independiente

Por Jorge A. González, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Una de las tantas cualidades a las que debe aspirar un buen funcionario público es la congruencia, porque la congruencia da certeza y confianza.

Por años hemos tenido políticos que hablan mucho y muy bonito, pero cuando asumen el cargo resulta que la acción dista mucho de la palabra, entonces nace la desconfianza.

El 1 de abril la directora del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), Silvia Alejandre Prado dijo de manera textual a un diario de la ciudad:

“Nos hemos encontrado un desorden administrativo en varias áreas del IVEC y una de ellas es el departamento de Recursos Humanos, revisando los expedientes y hemos encontrado muchas irregularidades”.

En esa misma declaración, la titular del IVEC expresó que solicitó una auditoría externa. Eso suena bonito verdad, pero las auditorías internas o externas son como las encuestas, habrán de sanear las irregularidades a favor de quien las paga.

Para fines prácticos hay que decir que la auditoría a voluntad no es más que una simulación de transparencia en donde se justifican anomalías y se tapan huecos que no deben verse.

Llamado a cuentas

Cuando las cosas van mal en cualquier área de trabajo sea administración pública o iniciativa privada lo primero que un titular o un gerente debe hace es llamar a cuentas al responsable del área en cuestión.

Cuando un elemento no funciona, no atiende a las reglas que dispone el nuevo ejecutivo estatal, la solución es que este elemento cierre la puerta por fuera.

Podría sonar cruel, pero cuando les recuerde que con su dinero (recursos públicos) se le paga a un personal ineficiente, entonces su percepción seguramente cambiará.

¿Con quién tendría que comenzar y hacer valer su autoridad Alejandre Prado si tiene la voluntad de cambiar las cosas en el instituto?

Rocío López Guzmán es el nombre de la Jefa de Departamento de Recursos Humanos, el área en la que afirma la directora del IVEC hay un DESORDEN.

¿Quién es esta funcionaria?

Asumió el cargo en la administración pasada en el año 2017, recién llegado el gobierno de dos años del proyecto panista fallido.

Y es que no se puede esperar ORDEN por parte de esta funcionaria, porque ni ella misma ha logrado poner el ejemplo.

La Jefa de Recursos Humanos llegó expidiendo oficios y firmando documentos oficiales con el grado académico de maestra, más tarde lo hacía con el título de licenciada, y extrañamente terminó rubricando como ciudadana.

López Guzmán, desde que ingresó al cargo es el verdugo de los empleados del instituto, aparece en nómina con un sueldo de 28 mil pesos mensuales.
Y nos preguntamos dónde está el gobierno de austeridad que enarbola la administración del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, hablamos que la funcionaria gana 274 veces el salario mínimo (102 pesos) de un trabajador promedio.

En los pasillos del instituto la definen como una persona: “hostigadora, descortés, manipuladora, grosera y falsa”.

Con estas cualidades, en el año 2018, junto con la ex funcionaria María Inés Rodríguez Rojas realizaron despidos masivos al dejar sin fuente de trabajo -de la noche a la mañana- a más de 30 empleados.

Esos trabajadores fueron llamados al Departamento de Recursos Humanos, y obligados a firmar sus renuncias de manera “voluntaria”, a través de un documento mal fundamentado y sin tener argumentos legales.

Las funciones de López Guzmán no tendrían que ser represoras y de maltrato verbal, el manual de operación del IVEC es muy preciso en las funciones y facultades del titular en este cargo:

“El titular de este puesto es responsable de coordinar y supervisar las acciones necesaria que permitan una eficiente administración del recurso humano facilitando el pago de sueldos y salarios, el otorgamiento de prestaciones, la profesionalización y capacitación de los servidores públicos del instituto, así como observar y aplicar la normatividad vigente en la materia”.

Los pendientes

En su afán de limpiar su imagen hacia afuera, Alejandre Prado ha desatendido junto con López Guzmán los derechos laborales de los trabajadores del instituto.

Por mencionar algunos pendientes, no ha entregado a los trabajadores las constancias de percepciones y deducciones por conceptos de sueldos y salarios.

Hasta entonces no ha publicado los manuales de organización y procedimientos del instituto, que debería ser una de las primeras acciones.

No se puede exigir eficiencia y eficacia en el recurso humano sin el mobiliario y el equipo necesario para dar resultados, este asunto tampoco se ha resuelto.

Uno de los derechos que tienen los empleados del instituto son los préstamos bancarios. Desde que llegó la nueva directora, no han determinado junto con finanzas, cuál será la financiera con la que trabajarán ¿O será que están en busca de la firma “conveniente”.

Las injusticias

Para lo que sí es eficiente López Guzmán es para la reducción de sueldos y salarios de algunos trabajadores en contra de la ley del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Tanta opacidad existe en el instituto que la responsable de recursos humanos no tiene actualizado el tabulador de sueldos y salarios de altos funcionarios. ¿Lo sabrá el Secretario de Finanzas?

Y como no existe certidumbre en las instituciones por parte de los empleados de gobierno, luego del saqueo que hicieron las administraciones priistas al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), los únicos 38 trabajadores de base en el instituto no hacen sus aportaciones correspondientes.

Si Alejandre Prado no ha tomado cartas en el asunto para agilizar estos pendientes en Recursos Humanos, la pregunta es obvia:

¿Tiene o no autoridad dentro del instituto?
¿O será que es complaciente con López Guzmán para poder acomodar a sus amigos en la nómina?

Nos leemos hasta la próxima.

PD. La permisión es hermana de la corrupción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.