PARADIGMAS… YEIDCKOL TRAS LA SEDA


por MARÍA GUADALUPE RICO MARTÍNEZ

 

por María Guadalupe Rico Martínez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde Tampico, Tamaulipas)

Vladimir Putin, Presidente ruso y Xi Jinping su homólogo Chino, se reunieron durante tres días en Beijing. Pero no solo ellos, otros representantes de 150 países intercambiaron ideas en el “2º Foro de la Franja y la Ruta”.

Y si se enteró de que un grupo de legisladores mexicanos encabezados por la dirigente de Morena Yeidckol Polevnsky viajaron a China, pues lo hicieron con ese fin, unirse en torno a las pláticas de la iniciativa que proyecta un nuevo orden mundial, según afirman los expertos en geopolítica.

El Global Infrastructure Hub (GIH) predijo que para 2040, la mayoría de las demandas de inversión en infraestructura será de 94 billones de dólares y provendrían de los países en desarrollo, la mayoría de los cuales ya participan en “la Franja y la Ruta”, llamada también BRI por sus siglas en inglés. Antes, Nueva Ruta de la Seda.

El megaproyecto tiene firmados cerca de 200 documentos con 124 Estados y 29 organizaciones internacionales para la formación de vías de desarrollo económico dentro de una compleja y amplísima infraestructura de comunicaciones, transporte, logística y energética proyectada hacia una reducción de barreras comerciales.

La BRI consta por lo pronto de seis corredores y mismo número de canales que sirven a varios países. Asimismo, el ferrocarril que une China con Laos y Tailandia, la línea ferroviaria que conecta Hungría con Serbia, el ferrocarril de alta velocidad entre Yakarta y Bandung, el puerto de Gwadar, y una serie de variados planes.

Pero no todo es color de rosa, Tailandia y Nepal, cancelaron o redujeron sus propuestas mientras que Etiopia, entre otros, renegoció el pago de su deuda, por lo que Xi prometió cambios para prevenir la corrupción y el daño medioambiental e intentó calmar las preocupaciones acerca de que Beijing obtiene la mayor parte de los beneficios económicos y está ganando poder a expensas de los países firmantes.

La iniciativa de la Franja y la Ruta es así mismo un ejemplo de cómo ampliar la conectividad entre América Latina y China con una “visión profunda”  de apoyo del país asiático hacia la región”, afirmó recientemente Alicia Bárcena,  secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).  Panamá fue el primer país latinoamericano que se incorporó a la red comercial,  después  Uruguay, Ecuador, Venezuela, Chile, Bolivia, Costa Rica, Cuba y Perú. Hoy 18 países, de América Latina están sumados al mayor desafío de economía mundial que se mueve considerando los Objetivos del Desarrollo Sostenible, de la ONU.

Esperemos que Polevnsky traiga consigo buenas nuevas para nuestro país.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.