Al Bat…Desamparo del pelotero en retiro


Al Bat

Por Jesús Alberto Rubio.

Egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, desde Hermosillo, Sonora

Infinidad de veces en mi trayectoria periodística –de varias décadas, por cierto–, he abordado el tema de la condición económica de los peloteros profesionales mexicanos al término de su vida activa en el terreno de juego al que le dedicaron gran parte de su vida productiva.

De no seguir activos en alguna área dentro de franquicias, institutos del deporte o alguna organización relacionada con su carrera, el pelotero azteca tiene el peligro de quedar en desamparo si no se dio a la tarea de ahorrar o invertir en alguna actividad parte del capital económico que obtuvo en su vida profesional.

Ya múltiples ocasiones he reconocido a Alfredo Harp Helú, propietario de los Diablos Rojos de México de la Liga Mexicana de Beisbol, por apoyar (desde el año 2012) con pensiones mensuales vitalicias a aquellos jugadores (incluyendo mánagers) de la franquicia que cumplieron determinado tiempo –al menos diez años– dentro de esa organización.

Nadie más en la pelota profesional hace lo que Harp Helú, lo cual obviamente lo tiene ubicado en México como un personaje altamente estimado por toda la familia beisbolera, especialmente quienes gozan/disfrutan del beneficio que les otorga.

¿Qué me dice este planteamiento?

Habla, simple y sencillamente que los equipos profesionales del beisbol mexicanos no otorgan los beneficios de ley –prestaciones sociales y pensiones– a los peloteros que vieron acción durante el tiempo requerido para tal efecto en sus franquicias.

Pepe Monterrey

Sobre este relevante tema, he recibido una carta del colega especialista en beisbol, narrador, escritor y empresario, José González (Pepe Monterrey), desde la Sultana del Norte:

Mire:

Jesús Alberto Rubio/Escritor y periodista: Estimado Jesús: Sé que eres un hombre muy entusiasta, apegado a las cosas justas del béisbol y con un entusiasmo que no tiene límites, siendo por ello que me atrevo a escribirte estas líneas.

Hemos charlado con infinidad de jugadores que tienen la intención de organizarse con el deseo de formar una asociación que proteja sus derechos, y que permita a la vez buscar beneficios económicos externos que fortalezca y proteja su salida del béisbol.

Como todos sabemos la vida profesional de un beisbolista es muy corta, y a edad muy temprana, quedan fuera de la práctica profesional, y sólo se preparan para esperar que lo contraten como mánager o parte del cuerpo técnico de algún equipo profesional, y es su última oportunidad de trabajo.

Pero todos tienen el temor a la represalia por parte de los directivos, amenazándolos con dejarlos sin trabajo.

No creo que sea mala fe del directivo, más bien pienso que como las costumbres se convierten en leyes, entonces ellos prefieren mantenerse en su tradicional zona de confort, sin aceptar riesgos que les obliguen a hacer cambios inquietantes. Lo desconocido siempre genera inseguridad y desasosiego.

El jugador buscaría con este derecho de asociación conseguir un seguro de vida permanente, y una posible pensión vitalicia que le permita vivir con tranquilidad económica el resto de sus vidas.

Es de todos sabido que, hasta los inmortales al Salón de la Fama, le tienen miedo al tema, ya que muchos de ellos forman parte de algún cuerpo técnico de algún equipo de verano o de invierno.

Respecto a las pensiones, existen posibilidades de que algún día la Liga mexicana de Beisbol, y quizás después invierno también acepten, pensionar al beisbolista al concluir su vida profesional.

Digo que existen posibilidades, porque el único directivo de verano que sabemos otorga dicha prestación es Don Alfredo Harp Helu, presidente de los Diablos Rojos del México, a los jugadores que trabajaron para su equipo un mínimo de diez temporadas, y eso es un alivio para el beisbolista.

Precisamente, te anexo información oficial de la revista Proceso del 2012, en donde informan del fondo para jugadores Escarlatas.

Diablos Rojos crea fideicomiso

Beatriz Pereyra, Ciudad de México, 31 mayo, 2012: (apro): El club de béisbol Diablos Rojos de México anunció la creación de un fideicomiso por el que otorgará apoyos mensuales a ex peloteros del equipo que ya se retiraron y también un fondo para jugadores que aún están en activo.

Con ello, recibirán un apoyo mensual aquellos peloteros que hayan jugado con el equipo al menos 10 temporadas y que, a juicio de un comité técnico, tengan los méritos deportivos suficientes para recibir los recursos.

Esta es la primera vez que se conoce que un equipo de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) ofrece una prestación de este tipo a los jugadores en retiro, toda vez que los peloteros no cuentan con seguridad social ni con las prestaciones que marca la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Según un boletín despachado por la directiva de los Diablos Rojos, el citado comité técnico otorgará apoyos de entre 10 y 15 mil pesos a ex lanzadores y exjugadores de posición, de acuerdo con una fórmula basada en su productividad.

“Por poner algunos ejemplos: jugadores como Ramón Hernández, Ray Martínez, Sergio Robles o Armando Sánchez recibirán un apoyo de 10 mil pesos cada uno; mientras que estrellas de la talla de Ramón Montoya, Daniel Fernández y Abelardo Vega recibirán 15 mil”. (el primero en la lista es Ramón “el Abulón Hernández, después de 22 años…sensacional Don Alfredo).

Hasta aquí la revista Proceso del 2012 estimado Jesús, o sea que tienen ya siete años gozando de esta prestación, lo cual quiere decir que este directivo ejemplar está marcando la pauta para abrir la oportunidad de que los demás directivos de la Liga Mexicana, hagan lo mismo, o sea “estar dentro de la ley”.

Es de lamentarse que algunos directivos deseen ignorar el tema y vean con malos ojos a los que pretenden obtener ese beneficio, que les da la Ley Federal del Trabajo, y que siempre se le negó a la gente de Ramón “el abulón” Hernández, en la ANABE en 1980 por la contra poderosa que ejercía don Alejo Peralta.

Estoy cierto mi estimado Jesús, que al paso del tiempo (que no falta mucho) nuestros queridos amigos los directivos de béisbol, tomará como bandera la legalidad de este beneficio a los jugadores, y habrá sin duda una verdadera y amplia y franca reconciliación (sin sonrisas forzadas) sin falsas poses de conformidad, y nosotros sin duda orgullosos de contar con extraordinarios seres humanos.

Mientras esperemos que la historia juzgue el pasado, el presente y el futuro.

Lo que, si me atrevo a escribir mi estimado Jesús, es lo siguiente…” Gracias Don Alfredo por tomar las riendas de la legalidad en sus manos, permitiendo así beneficiar a sus jugadores, ante un directivo y hombre así…mis respetos…”.

Siempre, tu amigo…Pepe Monterrey González.

Desamparo del pelotero en retiro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.