BENDECIDO 45 ANIVERSARIO DE BODAS. + Renovados votos eclesiásticos; unidad familiar… + Los años de la vida en unión matrimonial…


por Ruperto Portela Alvarado.

 

        26230198_935216889969207_969822427414033345_nLo confieso, soy un católico tradicional, de esos que van de vez en cuando a la misa, pero que en fe y respeto a un Dios Todopoderoso, “doy gracias al Señor de las Galaxias por todo lo que me ha dado, lo que tengo y el futuro que me depara”. Soy agradecido con el Santísimo por mi esposa Lilia, nuestros hijos José Vinicio y Ana Lilia; mis nietos: Ariadna MiztliLuis AdriánVinicio Alejandro y Luis Ángel. Por mis hermanos, mi yerno y mi nuera y por la salud que a todos nos ha prodigado.

         Fue un 29 de diciembre de 1974 cuando por decisión propia de juventud y sin mucha reflexión de lo que sería nuestro porvenir, unimos nuestras vidas que confirmamos por la ley civil un 9 de agosto de 1975 y luego el 27 de octubre del 2012, por las leyes de Dios y la Iglesia Católica. Fueron avatares del destino, pero también en la construcción de la familia Portela Hernández y la solidaridad entre todos los que la integramos con nuestros hijos: José Vinicio y Ana Lilia, más todos los descendientes.

         Pero en fin, llegamos a los 45 años de casados, las “Bodas de Zafiro” que celebramos confirmamos en la iglesia del “Señor de la Misericordia” de la colonia El Rosario el domingo 29 de diciembre del 2019. Fue el Presbítero Salomón Domínguez Bermúdez quien ofició la misa y bendijo nuestra unión matrimonial con una magistral soltura de afecto y discurso.

         El Padre Salomón, como le llaman en la parroquia, es un hombre –hombre al fin—amable, carismático y puede decirse que hasta bullanguero. Una hora de misa con él y nunca me dormí como es mi costumbre. Él está atento a todo; a los cánticos, a la música, a las Palabras del Señor en la Biblia y hasta nuestra celebración de “45 Aniversario de Boda”. Por cierto, fue el Padre Salomón  quien nos dijo que esta era nuestra “Boda de Zafiro”.

         Pocas veces había asistido a la iglesia y una misa donde reinara la alegría, la festividad para agradar la Santa imagen del Señor de las Galaxias; donde el aplauso fuera parte de esa celebración de la eucaristía. Doña Lilia y yo fuimos agasajados por los fieles católicos reunidos en esa parroquia, en tanto el Presbítero don Salomón Domínguez Bermúdez nos hizo pasar al frente para darnos la bendición que agradecimos con toda devoción y emoción.

         Quiero recalcar la suerte o bendición de que ese día de nuestro aniversario de bodas fuera el “Día de la Familia” que celebra la Iglesia Católica, que, dicho de paso, nos cayó de maravillas para esta celebración familiar de nuestro “45 Aniversario de Bodas”.

         Ante tanta nobleza y todo lo que nos ha dado  el Creador, solo tengo, tenemos y lo hacemos a nombre de la Familia Portela Hernández, descendientes y afines, agradecerle a Dios la bendición con que nos ha protegido. Por ese Dios, en la fe y la certeza de su bondad, elevamos una oración siempre de agradecimiento. Padre Nuestro que estás en el cielo; santificado sea tu nombre en el cielo como en la tierra… Bendito Dios…

La imagen puede contener: 9 personas, personas sonriendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .