CosmoVisión…La Paja en el ojo ajeno



Por: Raúl López Gómez

por Raul López Gómez, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana


La iglesia en manos de Lutero, pareciera que a quienes les debe interesar el bien común y general, se esmeran en aparecer en los foros legislativos para alcanzar el ruido mediático.
Los representantes de la iglesia universal en Xalapa, como parte de la Arquidiócesis en lo peor del desprestigio en los últimos años, los que venden las indulgencias, ahora se muestran renuentes a que se realicen los foros de consulta sobre el tema de los matrimonios igualitarios, a los que ha convocado acertadamente la diputada Mónica Robles, quien tiene entre la población en general, respeto y prestigio por sus avances de una lucha de amplio reconocimiento, a pesar de quienes se niegan a ver a la gente de algunas minorías como parte de la población, sí de la humanidad.
El mundo cambió, y con los intereses y defectos de más de dos mil años, se pretende subir a los temas en donde lo único que se aboga es dar legitimidad jurídica a lo que existe y es en razón de una verdad que se da en cualquier sociedad, el tema de la protección de los derechos de las parejas que se unen en un matrimonio igualitario, y que por lo mismo es parte de un deber de preservar aquí derechos y obligaciones de las partes.
Aquí, nadie está pidiendo que, a los matrimonios igualitarios, los casen por la iglesia, “ni Dios lo mande”, se trata de un asunto de derechos y obligaciones, por lo que extraña la actitud de intromisión de un personaje de la iglesia católica en un foro mediático para buscar reflectores y por lo mismo hacer ruido.
La diputada Mónica Robles, es académica y luchadora social de experiencia, y se le reconoce como impulsora de los juicios orales, la lucha de género y ahora aborda con justicia el tema de los matrimonios de las parejas del mismo sexo, con fines de protección jurídica.
Nadie, puede cerrar la vista, a lo que existe en la humanidad y que son parejas que conviven por voluntad, respeto y amor, como verdaderas parejas que las unen además gustos y afinidades, entre muchos otros temas.
En muchas sociedades en un mundo cambiante, esto es algo común y se les reconoce con sus derechos y obligaciones recíprocos, reciben el tutelaje de la ley y el respeto del Estado a sus convicciones y decisiones propias.
Así es, que nada debe ocultar, ni menospreciar a las personas que necesitan que se velen por sus intereses jurídicos en este y muchos otros temas, que no deben escapar a una realidad, aunque la iglesia de siempre, la de la santa inquisición de siglos, en estos casos vuelve al ataque con sus municiones sin pólvora, porque pretenden olvidar los daños, crímenes y delitos que se cometen al amparo de sus sotanas y más aun de los asuntos de una religión que ante todo se respeta desde todos los sectores de la población a pesar de los muchos abusos que pesan por su investidura, en la que se esconden algunos y que son delincuentes mayores, de peligrosa presencia para los niños en algunos templos.
Los que discriminan y pretende no ver a las personas que son homosexuales, van en contra de los mensajes del propio Papa Francisco, que en sus mensajes da palabras de respeto cristiano a todos los seres humanos a los que se les debe respetar su sexualidad.
Pero también, el Papa Francisco, ha dado un mensaje al mundo de repudio a los curas pederastas, y a quienes, dentro de la misma iglesia, se han atrevido a decidir, que los niños son responsables de provocar a los sacerdotes malosos que abundan y que ya no se les permitirá andar haciendo daño a seres inocentes.
La diputada Robles, ve entre los sectores de la población a todos aquellos que son parte de una sociedad y se muestra abierta a que se abran los temas de debate para su regulación de forma avanzada con mucha tolerancia y respeto por los seres humanos, que son parte de una sociedad y de que son discriminados por algunos que hasta parece que retroceden en el tiempo o simplemente viven en el pasado.
Pero como diría, el Señor Jesús en su mensaje del sermón de la montaña: por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo propio.
¿Cómo puedes decir a tu hermano: ¿hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tu no ves que la viga que tienes en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces veras claro para sacar la paja del ojo de tu hermano. Lucas 6,41-42. Así las cosas.

Por Raúl López Gómez, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .