PARADIGMAS EL AVIÓN, Y ¡BUENA!


por MARÍA GUADALUPE RICO MARTÍNEZ

por María Guadalupe Rico Martínez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde Tampico, Tamaulipas)

   Yo le pregunto mi querido lector ¿en que se parecen México y Zimbabwe? La respuesta se la daré más adelante.

  México es un país de tradiciones y la lotería mexicana es parte de la idiosincrasia del mexicano. Debo confesarle que en pocas ocasiones he sido afecta a los juegos de azar, en particular a comprar billetes de lotería o a pasatiempos de mesa, sin embargo, respeto a quien toma la actividad como un distractor a tantos problemas que enfrenta la vida o bien a la idea de que la diosa fortuna los favorezca.

   El viernes cruzaba los dedos para que el avión no se vendiera y el Presidente comunicara junto a su gabinete la opción de rifarlo. Y el anuncio vino, El avión se sorteará el 15 de septiembre mediante la Lotería Nacional. Aunque, finalmente la estrategia realizada conduce a que el premio o premios serán en efectivo.

   Una circunstancia de seguro única en el mundo, estaremos en la ventana de los noticiarios bajo una historia sinigual. Paradójicamente, la pobreza de un país con una nave ostentosa en cada rincón. Ya pensé, ahora sí en comprar más de un “cachito” como una manera de contribuir a la adquisición de equipo especializado  para el sistema de salud por larga época sumido en el olvido.

   En la lista de top ten de los aviones presidenciales más caros del mundo en los primeros cinco primeros sitios aparecen México y Zimbabwe.  El país africano, guarda paralelismo con nuestra nación al tener pueblo pobre con un avión, “que ni Obama tiene”.

   Emmerson Mnangagwa, el Presidente utiliza su aeronave para viajar alrededor del mundo. Bueno, pues ahora los Zimbabuenses tienen una idea en cuanto deseen hacer frente a una política que lacera no solo las entrañas sino todo el ser de una nación, carente de los derechos más elementales. 

   Esta historia dará por muchos años de que hablar y a mi modo de ver será un distintivo del sexenio, una utopía que terminó siendo realidad.  Y espero que quienes se burlaron del hecho, tengan pensado comprar un billete, porque de que está tentadora la oferta, lo está.  Que comience la diversión. ¡Juguemos al azar!

LA VERDAD CARENTE ANTE LAS PANDEMIAS.- Aún recuerdo en 2009 las palabras de Manuel Camacho Solís, Diputado Federal por el PRD saliendo de un  hospital de la Ciudad de México donde había sido atendido al sufrir de un cuadro de neumonía. Cuando los reporteros de los diferentes medios de comunicación le acercaron los micrófonos, lo primero que salió de su boca fue decir, la gripe H1N1 sí existe, está en México y yo soy un sobreviviente de ella, cuídense.  Éste fue el país número 1 en reportar casos de gripe A en el continente americano y en el mundo entero.

   El mensaje emitido por Camacho Solís se debía a la total hermetismo y desinformación que existía de parte de las autoridades federales encabezadas por el Presidente Felipe Calderón, que desde luego sembró una serie de dudas entre la ciudadanía, que en muchos casos mostraba escepticismo y se negaba a formar parte de las escenas dignas de películas de ciencia ficción que hoy normalmente observamos en otros lugares del mundo.

  Los primeros casos de influenza en México se detectaron el 11 de abril de 2009 en el estado de Veracruz. Se especula que el inicio de la pandemia haya tenido como origen la condición de poca higiene de las Granjas Carroll en el municipio de Perote. Al mes la pandemia se extendió por varios estados, Estados Unidos y Canadá. En México,  hasta julio de 2010, se confirmaron 72.548 casos y 1.316 muertes, según cifras de la Secretaría de Salud.

   En diciembre pasado cuando el doctor Li Wenliang, oftalmólogo en el Hospital Central de Wuhan  (epicentro de la epidemia de coronavirus) en China, detectóun virus diferente en uno de sus pacientes dio aviso insistentemente, sin respuesta del ministerio de salud. El médico, días después quedó infectado, no escapó a los efectos del Coronavirus, es ahora uno más de los fallecidos.

   Sabemos hoy, según la Comisión Nacional de Salud de China de los 425 fallecidos son personas de más de 60 años, el 75 % tenía enfermedades previas como la diabetes. El país de oriente da muestra de supremacía económica al construir  en tiempo record de 7 días dos hospitales para alojar a los enfermos. El hospital Huoshanshen  en Wuhan, con capacidad para 1.000 camas, desde el 3 de febrero alberga a sus primeros pacientes. Toda una arquitectura tecnológica: drones y robots para evitar mayor contagio, se pasean entre pobladores. Un esfuerzo innecesario ante la verdad.

lupitarico@hotmail.com

Facebook María Guadalupe Rico Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .