Saltar al contenido.

Místicos y Terrenales * Cuitláhuac arriesga la salud de los veracruzanos con sus carpas sanitizantes * Rocío Nahle: Recaudadora y vínculo con Duarte


por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Cuitláhuac García Jiménez, el gobernador de Veracruz, con tal de tratar de mejorar aunque sea un poco su terrible imagen pública, está arriesgando la salud de los veracruzanos, al permitir que se usen productos inadecuados para los humanos en sus carpas sanitizantes que instaló en varios puntos de la entidad.

Son substancias que dicen que están aprobadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, pero la misma agencia advierte que estos productos no son adecuados para uso en humanos.

A Cuitláhuac García -y por lo tanto, a su secretario de Salud, Roberto Ramos Alor- no le importa que incluso la misma Secretaría de Salud federal emitiese un boletín el 8 de abril, donde mencionaba su rechazo a las carpas sanitizantes que comenzaron a aparecer por todo el país, incluido Veracruz, porque en las mismas se emplean productos que no han probado ser eficaces contra el Covid-19.

Pero al gobernador esa recomendación le importa muy, pero muy poco, tanto que mantuvo las carpas, pero además hasta dice poner otras.

Para seguir con esto, hasta manda a su alfil, el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, a que monte un simulacro, para “entregar” las “cabinas” a la misma Secretaría de Salud.

Para que no haya desperdicio en este intento por mejorar la imagen pública, y para que se difunda la distribución de estas “cabinas”, hasta emitieron el comunicado 3291 (del 17 de abril) anunciándolo.

¿Qué tipo de productos son los que usan en esas “carpas satinizantes”?.

En el Oficio Circular No. SESVER/JSVI/DRS/338/2020, firmado por Nadia Rodríguez Fernández, Jefa de la Jurisdicción Sanitaria 06, de Córdoba, dirigido a los “Alcaldes del ámbito de la Jurisdicción Sanitaria 06, Córdoba, Ver”, impulsa el uso de productos “autorizados para superficies inertes por la EPA Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos”.

Sin embargo, el mismo oficio anota que esos productos están autorizados sólo para superficies inertes. Nada más para eso.

Y, en la pagina de la EPA donde se enlistan estos, se resalta que “estos productos son para uso en superficies, no en seres humanos”.

La llamada “Lista N: Desinfectantes para usar contra SARS-CoV-2” y que no son recomendados para uso en humanos está en la liga https://espanol.epa.gov/espanol/lista-n-desinfectantes-para-usar-contra-sars-cov-2 .

Estos que llaman “tuneles, cabinas o arcos sanitizantes” del gobierno, en ocasiones son tan sólo unas carpas de plástico, que incluso ni siquiera están sujetas al piso.

Y aplican éste mismo tipo de productos, los anotados en la “Lista N: Desinfectantes para usar contra SARS-CoV-2”, los cuales son inadecuados para uso humano.

El mismo boletín 103 de la Secretaría de Salud mediante el cual “no recomienda uso de tuneles y arcos sanitizantes” apunta que al no utilizar los materiales adecuados o ser mal operados incluso aumentan el riesgo de dispersión del virus: “La concentración del desinfectante podría ser insuficiente para inactivar al virus, y el aerosol generado puede facilitar la diseminación del virus que pudiera estar presente en la ropa, cabello o pertenencias de las personas que pasan por el túnel, aumentando el riesgo de dispersión del virus”.

El gobierno del estado de Veracruz no se ha preocupado hasta ahora de demostrar que sus carpas operan adecuadamente y que utilizan algún desinfectante que realmente sea eficaz contra el coronavirus y que sea inocuo para los humanos.

Entre los riesgos por la mala operación de estas carpas está que: “La inhalación de sustancias desinfectantes puede causar, entre otras cosas, daños a las vías respiratorias, tos, estornudos e irritación de los bronquios, desencadenar ataques de asma, producir neumonitis química e irritación en piel, ojos y mucosas”.

Por eso, apunta la misma Secretaría de Salud federal, “ estas tecnologías podrían generar una falsa sensación de seguridad de las personas y descuidar medidas básicas de prevención como lavado frecuente de manos, uso de etiqueta respiratoria y mantener una sana distancia”.

Así que:

El gobierno del estado de Veracruz, no sólo no cuida a los veracruzanos, si no que además pone en riego su salud.

La Secretaría de Salud de Veracruz en cambio ignora el uso de productos de tecnología de punta, que emplean nanopartículas, que ya mostraron su eficacia contra los coronavirus, y que además fueron creados en México, por mexicanos.

Vaya pues, los místicos del gobierno del estado están más preocupados por el negocio de sus carpas sanitizantes, que por la salud de los veracruzanos.

¿Cuánto tiempo tardarán en demostrar que esas cosas que instalaron sirven de algo y que por el contrario no dañan la salud de los terrenales?

ROCÍO NAHLE: RECAUDADORA Y VÍNCULO CON DUARTE

Lourdes Mendoza, en su columna #ElPersonaje, que publica en Expansión, evidencia a Rocío Nahle, a quien llama “la ingeniera recaudadora”.

Apunta que la zacatecana construyó su carrera política más por su capacidad de operadora, que por técnica.

Ese trabajo como operadora inicio con la recaudación con fines electorales que hizo en 2003, para la campaña de Felipe González Díaz, un ingeniero petrolero que aspiraba a ser diputado federal por el PRD.

En 2005, se consolidó en el circulo cercano de López Obrador, al ser una de las voces más vehementes y polarizadoras en el tema petrolero y energético, cuando Felipe Calderón intentó sacar adelante su reforma. Eso lo repitió en 2013 cuando el gobierno federal aprobó la reforma energética.

“¡Ni Bertha Luján ni (Claudia) Sheinbaum gritaron tan fuerte!”, anota Lourdes Mendoza.

En 2015 comenzó su relación con Javier Duarte, entonces gobernador de Veracruz. Ese año Nahle consiguió que muchos petroleros votaran por Morena.

Lo más interesante es que Lourdes Mendoza afirma que “Nahle se convirtió en el vínculo con Duarte para recaudar dinero a las campañas morenistas con el objetivo de que Miguel Ángel Yunes no llegara a la gubernatura en los comicios de 2016”.

Por eso es que cuando Cuitláhuac García asumió el cargo, Rocío Nahle pudo imponer a sus “hombres de confianza” como titulares de las secretarías de Gobierno (Erik Cisneros), Turismo (Xóchitl Arbesu) y Salud (Roberto Ramos Alor).

“De esa manera, Nahle mece la cuna de los gobiernos de Coatzacoalcos, Minatitlán y Poza Rica y dicen por ahí que seguido se da sus vueltas por el Palacio de Gobierno de Veracruz y no precisamente como visita de cortesía, sino porque tiene un ojo puesto en las refinerías y otro en el 2024”, cuando habrá de renovarse la gubernatura de Veracruz.

Lourdes Mendoza también refiere como Rocío Nahle le aprendió a Karime Macías, sobre todo en consentir a la familia, especialmente a su pareja.

A finales del sexenio de Felipe Calderón, José Luis Peña –esposo de Nahle– vivió durante año y medio en el Hotel del Prado con desayunos, comidas y cenas incluidos, gastos que en ese tiempo ascendían a, pesos más-pesos menos, 150 mil pesos mensuales. En este hotel suelen hospedarse los trabajadores de Pemex que, por motivos de trabajo, deben trasladarse algunos días a la Ciudad de México, ¡es decir, de manera temporal!

Nahle negoció con Juan José Suárez Coppel, director de Pemex en ese momento, y con la entonces senadora Dolores Padierna (con quien fungía como asesora de la Comisión de Energía del Senado) mejorar la jubilación de su esposo y para eso lo reinstalaron en Pemex durante 18 meses en las oficinas centrales de la empresa y, posteriormente, fue jubilado por segunda vez, pero esta vez con un nivel más alto y con ingresos que por aquellos años, superaban los 120 mil pesos mensuales, más bonos y prestaciones.

Rocío Nahle también propició que toda la parentela política de su esposo esté en puestos clave dentro del organigrama del Ayuntamiento de Poza Rica.

Lourdes Mendoza también recupera el hecho de que su hermano Arturo Nahle, recientemente fue nombrado presidente del Poder Judicial del Estado de Zacatecas por un periodo de cuatro años.

“¡Ahora si que la soberanía y la familia van primero!”, concluye Lourdes Mendoza.

Esa es la semblanza de una de las grandes místicas del gobierno de López Obrador y la que quiere ser gobernadora de Veracruz en lugar de Cuitláhuac García.

Si quiere ver la columna completa lo puede hacer en https://politica.expansion.mx/voces/2020/04/15/pemex-opep-rocio-nahle-ingeniera-recaudadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Traducir

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: