Saltar al contenido.

PREVE REPARE UN ESCENARIO DE DESVENTAJAS A LAS MUJERES PARA OCUPAR CANDIDATURAS EN DIPUTACIONES Y AYUNTAMIENTOS EN LAS ELECCIONES DE 2021 POR COVID-19


POSICIONAMIENTO REPARE

5º  ANIVERSARIO

12 DE MAYO DEL 2020

TUXTTLA GUTIÉRREZ, CHIS

La Red Chiapas por la Paridad Efectiva en la conmemoración de su V aniversario, y a 95 años de la conquista del voto femenino, hace un reconocimiento a nuestras ancestras, a las luchadoras sociales que, en los tiempos más convulsionados de la historia de México y Chiapas, exigieron el reconocimiento a los derechos políticos de las Chiapanecas.

También honramos a las mujeres que en estos 95 años ganaron los espacios que ocupan en los ayuntamientos y el congreso de Chiapas. Honramos a las mujeres que han defendido en los tribunales sus derechos políticos. Honramos la fuerza de las mujeres indígenas que se atreven a ir por más, en su propio contexto cultural.

Honramos la valentía de las mujeres que ante la adversidad que muestran las desigualdades de la competencia electoral, se atreven y arriesgan sus vidas, indefensas y sin garantías, pese a que las normas del Estado han reconocido sus derechos políticos en igualdad, sin violencia y sin discriminación. Pero que han sido incumplidos, como hemos documentado y denunciado.

Nuestros derechos políticos se han reconocido a cuenta gotas durante 90 años. En el último tercio del siglo XX la reforma al artículo 4to en 1974, que incorporó la igualdad jurídica entre mujeres y hombres, sin que en los hechos este principio se haya cumplido. En el presente siglo hemos tenido conquistas normativas relevantes, como la reforma del  artículo 41 del 2014, y el avance a través de las jurisprudencias, que establecieron las reglas para garantizar el ejercicio del principio constitucional de la paridad entre géneros en candidaturas a legisladores federales y locales y municipales, así como las sanciones que deben imponerse por el incumplimiento de sus obligaciones.

Pero en Chiapas todo el sistema político-electoral se ha confabulado para impedir el ejercicio de esos derechos. Frente a estas omisiones surge y se mantiene la Red Chiapas por la Paridad Efectiva (REPARE), obteniendo conquistas de alcance nacional, como las jurisprudencias SUP-REC 294/2015 y la SUP-REC 0876/2018. A nivel estatal las acciones de REPARE han cimentado importantes reformas a la Constitución Política del Estado de Chiapas y en la Ley de Desarrollo Constitucional para la Igualdad de Género y Acceso a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres del estado.

También ha expuesto al poder político el lacerante ultraje del derecho político de las mujeres y al usufructo de todas las ciudadanas de su derecho a una vida libre de violencia, incluyendo la violencia política en razón de género, que no cesan a pesar de leyes, códigos, protocolos de atención a la violencia, observatorios, fiscalías. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿hasta cuándo el Estado se comportará de acuerdo a su abundante jurisprudencia nacional y en cabal respeto de la jurisprudencia internacional de la que es firmante?

En este aniversario, a cinco años del nacimiento de la Red Chiapas por la Paridad Efectiva, nuestra causa es y seguirá siendo asegurar el cumplimiento de la ley electoral en materia de equidad, así como el cumplimiento del principio constitucional en materia de paridad entre géneros. Por ello, es justo reconocer el avance en México en materia de paridad, enmarcados en su artículos 2, 4, 35, 42, 52, 53, 56, 94 y 115 (decreto 6 de junio del  2019), argumentación jurídica que es acompañada por la Ley de Violencia Política en razón de género que entró en vigor el 13 de abril del 2020, a raíz de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

De estas reformas la del artículo 2º establece la obligación de la paridad en los municipios indígenas, que a la letra dice en la Fracción A-VII “Elegir, en los municipios con población indígena, representantes ante los ayuntamientos, observando el principio de paridad de género conforme a las normas aplicables”, es decir incorporando el enfoque intercultural en el ejercicio de este derecho.

Sin olvidar que, adicionalmente, por motivo de las políticas de acción afirmativa, las mujeres indígenas tienen garantizado su derecho de paridad al integrar los 9 Distritos electorales indígenas locales; además de los 5 Distritos electorales federales indígenas. Queda el desafío de la organización política de las mujeres para impedir la simulación y usurpación.

Estos avances se ven ensombrecidos con retrocesos que ocurren simultáneamente. Recientemente, el Congreso local realizó una reforma en el artículo 37 de la Constitución del estado (publicado el 04 de mayo de 2020) que disminuyó el número de circunscripciones electorales uninominales, de cuatro a uno. Con este cambio, el número de diputadas se redujo de 13 a 8 espacios. De esta forma las mujeres perdimos cinco escaños dentro del Congreso local, por motivo de esa reforma.

Hoy la REPARE celebra su V Aniversario en un contexto de preocupación adicional, por la situación de un escenario de desventaja para las mujeres para las próximas elecciones de 2021, por motivo de la emergencia nacional, en la que nos encontramos frente al COVID-19. Aunque las fechas del arranque del inicio del proceso electoral de 2021 (para elegir 123 ayuntamientos y 40 diputaciones) se han movido para iniciar del 1ro de octubre de 2020, al 01 de enero de 2021, sin embargo, en algunos municipios, los actores políticos ya se encuentran haciendo proselitismo en busca de espacios políticos.

Identificamos escenarios de desventaja para las mujeres. Observamos que la contingencia sanitaria por COVID_19 tendrá un impacto negativo al activismo de las mujeres políticas, quienes por motivo de la prolongada “cuarentena”, han restringido el ámbito de su acción y movilidad, en virtud que como se ha documentado ampliamente en redes sociales, las “obligaciones del hogar” han aumentado, requiriéndole más tiempo de encierro, impidiéndole salir a reuniones físicas para hacer cabildeo y redes, lo que las coloca en desventaja.

Si este panorama se sigue dando con la anuencia de los partidos políticos sin incorporar a las mujeres en sus cálculos electorales, estaremos de nuevo, ante un escenario de simulación de la elección de candidaturas para el cumplimiento de las listas en paridad de género.

Tenemos sobradas razones para suponer una repetición de la simulación de la paridad, ya que desde 2015 hasta nuestros días las candidatas mujeres y luego autoridades electas, han sido en su mayoría simulaciones y usurpaciones, con la complicidad de instituciones gubernamentales. En estos retos, los partidos políticos tienen la principal responsabilidad, porque en ellos recae la obligación de la paridad, de acuerdo al artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Por lo que desde aquí los exhortamos a que cumplan con esta obligación mediante un “juego limpio” a favor de las mujeres.

Por ello, si bien celebramos y damos la bienvenida a las reformas del Decreto del 13 de abril pasado, observamos sin embargo ausencias y omisiones. Llamamos al Congreso del Estado, a la Secretaria General de Gobierno y al Observatorio de Participación y Empoderamiento Político de las Mujeres en Chiapas a cumplir con los compromisos de Chiapas frente a los derechos políticos de las mujeres y todas las reformas legales e institucionales que ello demande. Queremos confiar en que así será.

¡Paridad Efectiva ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Traducir

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: