Paradigmas…LA OTRA VERSIÓN DE “LAS MAÑANERAS”


por MARÍA GUADALUPE RICO MARTÍNEZ

por María Guadalupe Rico Martínez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde Tampico, Tamaulipas)

En nuestro país hay 15.4 millones de personas mayores de 60 años, (12.3 %  del población total) de ellos el 41.4%  son económicamente activas.

   El Presidente Andrés Manuel López Obrador pertenece a este segmento de la población y no solo él sino también un numeroso grupo de sus cercanos colaboradores. Entre ellos está la ex Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero, actual Secretaria de Gobernación encargada de atender el desarrollo político del país, fomentar la convivencia armónica, la paz social, desarrollo y el bienestar de los mexicanos.

   Precisamente, hace una semana el mandatario informó de su contagio de la COVID19 a través de un twitter y, la Dra. Olga Sánchez Cordero lo suplantaría en las mañanas para informar “como lo hacemos todos los días”. 

   Me imagino que esa noche doña Olga no durmió por el pendiente de estar contagiada del maligno virus, pero ante todo porque tendría que enfrentarse a una camarilla de reporteros de la “prensa conservadora”, de internet y demás comunicadores de toda especie.

   Como primer día de la semana presentó la sección: Quien es quien en el precio de los combustibles, precios más altos y más bajos en gasolina. Videos de los avances de las obras: Aeropuerto Felipe Ángeles, llegada del equipo a la Refinería de dos bocas, Tren Maya, etc. Y vino parte esperada, la de las preguntas: la salud del Presidente y su familia, violencia contra la mujer, y ¡listo!  Una hora y terminó la conferencia matutina. El salvoconducto fue su asistencia a la entrevista Putin y López Obrador.

   De ligero maquillaje y enfundada en pantalones como digna representante de la generación que comenzó a utilizar la prenda en México, salió avante en estos cinco días de difícil prueba en donde el interrogatorio fue vasto, variado y con jiribilla.

   Muy cerca de la mitad de la población de la tercera edad estamos activos, la abogada tiene 73 años, bien pudiera levantarse a media mañana, sin embargo, lo hará por ahí de las 5 horas. Se le nota su pasión por el trabajo, el deseo de servir y eso no cualquiera. Seguirá confrontando preguntas reales e hipotéticas a la cuadrilla de reporteros a veces contestando suave otras veces duro y enérgica, aunque después matiza; porque de que tiene colmillo lo tiene, no por algo ha nadado entre tiburones más de la mitad de su vida.

   Y mientras el Presidente López Obrador el viernes con su habitual optimismo  salió a desmentir malévolos rumores en torno a su salud y, continuación en cuarentena, la primera mujer Notaria en la Ciudad de México mantendrá informado al país mediante “las Mañaneras” marcando varias diferencias una de ellas para los que se quejan del lento hablar del Mandatario, la versión que presenta doña Olga, es de corridito.

   Mi querido lector, solo salen de sus hogares quienes tengan actividades prioritarias, los demás nos quedamos en casa.

                                                                                           lupitarico@hotmail.com