SOLO LOS SUEÑOS NOS DEVUELVEN LO VIVIDO…LOS DULCES SUEÑOS DE UN ALVARADEÑO.


+ Recuerdos de la cancha de basquetbol…

        + Espacio convertido en biblioteca pública…

        + Los famosos “Felices” el equipo “Pemex”…

        + “La Nueva Norma” y la “Far-Luz”…

por Ruperto Portela Alvarado.

Por Ruperto Portela Alvarado, egresado de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

             Capítulo VI.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Viernes 22 de Enero de 2021. ¡Qué agradable son los sueños cuando sueño contigo mi pueblo querido de Alvarado!. Dormido, se me revelan los tiempos idos y ayer se me vino a la memoria del subconsciente aquella añorada cancha de básquetbol en toda su dimensión. La gente emocionada viendo los partidos entre “Pemex” de Bulmaro Ruiz que patrocinaba René Vives y el de la “Nueva Norma” que financiaba don Isidro Rivera, propietario de la tienda que llevaba ese nombre.

         Ese espacio deportivo que luego se convirtió en una biblioteca en sustitución de la que funcionaba en un pequeño espacio del Palacio Municipal de Alvarado que era atendida por mis amigas Rosa Ciria Gamboa Rascón y Domitila Tiburcio Molina, quien todavía sigue en esa tarea, tiene su añoranza. Cada campeonato era un acontecimiento. Los jugadores luciendo sus uniformes llamativos y de hermosos colores y la gente de todas las edades disfrutando de cada acontecimiento deportivo.

         Nunca como en esos tiempos de los años sesenta cuando la promoción deportiva en Alvarado era una gran responsabilidad desde el atletismo que dirigía el maestro Héctor Ruiz Carmona “Chical”, quien nos formó en disciplina por la que inclusive, Julia Ochoa Delgado fue campeona nacional de 100 y 150 metros planos y Aurora “Yoya” Peña, en lanzamiento de la bala. Yo apenas llegue a ser subcampeón en 500 y 150 metros planos. Pero éramos un gran equipo con amigas atletas como “La Yuyi” Lourdes Martínez Prieto y Sandra Luz Padrón Arredondo que corrían los 100 y 150 metros planos. Pero de todos ellos contaré en otro artículo.

         En ese entorno se forjó la disciplina de básquetbol con sensacionales encuentros en la cancha ubicada en la esquina de Madero y Juárez que creo –no lo sé de cierto—se llamó “Luis Hernández Reyes”. Todavía recuerdo la pérgola con sus ocho pilares y una estructura semicircular donde nos subíamos con grandes esfuerzos para ver los partidos. Atrás había una serie de viviendas y en ella vivía –si no me equivoco— doña Luisa Palacios, mamá de Bulmaro y Rafael “Fallo” Ruiz, integrantes del equipo “Los Felices” como se hacían llamar en pandilla.

       En cada encuentro deportivo que se celebraban por la tarde y noche, se desbordaba la alegría en todo su alrededor. La gente se paraba a la orilla de la raya de la cancha y otros se sentaban en el corredor de la casa de don Rodolfo Pensado donde precisamente se instalaba “Doña Mica”, que creo se llamaba Micaela Flores, con su puesto de deliciosos tacos y empanadas. Ella fue toda una institución en el concierto de la cancha y los partidos de básquetbol, porque muchos todavía la recuerdan.

         Digo que el mío fue un sueño agradable cuando se me aparecen las imágenes festivas de los excelsos jugadores que fueron, el “Negrito” Gabriel Tiburcio DelgadoAlejandro Tiburcio “La Totola” y Hugo René Silva Uscanga “El Picho”. Puedo decir de este último que fue un deportista de alto rendimiento que no se preocupó por llegar a un título, aunque tenía talento deportivo jugando básquetbol, fútbol, béisbol e inclusive en el atletismo corría con velocidad y resistencia.    

         Dije ya de los equipos de “La Nueva Norma” que patrocinaba Rodolfo “Bobito” Lara;  “Pemex” por René Vives y el representativo de la Farmacia La Luz que se llamaba “Far-Luz” financiado por don Carlos García, hijo de don Luis García que fuera director de la orquesta “Tigres del Jazz”. También el conjunto de “Los Gansos”  de don “Chema Roqueque”. También puedo mencionar a otros buenos jugadores que en su tiempo se destacaron como Rafael “Fallo” Ruiz y su hermano Bulmaro Ruiz Palacios quien era el capitán del equipo y la banda de “Los Felices”.

         Me recuerda el amigo Víctor Hugo Reyes Uscanga a otros equipos como el de “La Carta Blanca” de mi primo Julio Figueroa Alvarado, “El Graduado” y el de “Los Ahorrativos” que fueron significativos también en campeonatos de fútbol o como el que formó Jorge Cobos Delfín “Pirita”, (ex presidente municipal: 1879-82) con puros jugadores de su equipo de fútbol, al que inscribió como “Los Gallos” que integraron: Carlos Reyes Hernández “Colita”Víctor Hugo Reyes Uscanga quien ya había jugado con “Far-Luz”, “Novedades Adelfa” y “Carta Blanca”; Gabriel Prieto MárquezLelo Triana; el mismo Jorge Cobos que era el patrocinador y Carlos Joaquín “Carlosquin” Tejeda Lara, quien tuvo la atención de proporcionarme esta información.  

         Poco a poco fui recopilando imágenes y nombres que no tuve en mis sueños. Por eso, preguntando recordé a Criselio Carballo Ortega “La Brea” Sergio Armando Reyes Hernández “El Nego” a quien en el grupo de atletismo le conocíamos como “El Ñeco”, entre otros apelativos que le endilgaron. Por ahí aparece la figura de Oscar Hernández Chávez el hermano de “Caleo” el que vendía jugos y empanadillas “de nada” en la terminal de los autobuses, que me dicen –no me acuerdo—que también jugaba.

         Oscar era un joven de regular estatura y fornido que bien tiraba desde fuera del área o peleaba los rebotes de pelota en el tablero.  También me viene a la memoria mi amigo y de mi hermano Cecilio Portela Alvarado, el gran “Kily”, Oscar Luis Ruiz Valerio, quien jugaba con su peculiar estilo alegre. Era un chamaco delgado, ágil y certero con sus tiros al aro, quien siempre se presentaba a la cancha bien vestido y ordenado con su tenis blanco.

Por supuesto que no me puedo olvidar de mi compadre Ignacio Ramón Zamorano, más conocido como “Nacho el Avión” que fue un extraordinario encestador de fuera del área, cuando esos aciertos a la canasta solo costaban dos puntos. No recuerdo que otros lo hicieran como él. Y como muchos en Alvarado, mi compadre Nacho fue un excelente filders en el béisbol y no menos   efectivo en su turno al bat; aunque también jugó fútbol con buen nivel y aceptación en los equipos en qué participaba.   

         También recuerdo a lo lejos la participación en los campeonatos de básquetbol celebrados en la cancha de Madero y Juárez –donde está hoy la biblioteca pública–, a Silvio “El Pache” y su hermano Víctor Hugo Reyes Uscanga, quienes han de recordar más que yo, de estos eventos. Igual, muchos pudieron ver jugar a Luis Esteban Hernández García, más conocido como “Wissy”, a quien en Alvarado ponderan como un extraordinario deportista con talento para todas las disciplinas. Dicen que jugaba muy bien el béisbol en al shorstop, la segunda base y hasta picheaba. También lo recuerdan jugando básquetbol y fútbol.

         En mi esfuerzo por recordar me lleva a los nombres de Chava Micky GarciaTincho García“La Muñinga” Juan José Reyes HernándezJulio Figueroa Alvarado “El Graduado”Pancho Alfonso y su hermano Beto Herrera. Me dicen también de jugadores como Raymundo “Ray” Cámara”“La Gollera” ZamudioHéctor VeraÁngel LaraToñoTilo Lillo Palacios Jorge “Corajudo” Zamudio, entre otros muchos que se me han ido de la memoria.

         Alrededor de la cancha que si no me  equivoco se llamaba “Luis Hernández Reyes” podíamos encontrar vendedores de naranja pelada como lo hacía don Joaquín Figueroa abuelo de Joaquín “La Juila” (que en paz descanse), quien era un gran aficionado al básquetbol, pero no recuerdo haberlo visto jugar, como también ya con su canasta a Enrique Lara Valerio “El Palomero” que fue un extraordinario corredor de 100 metros planos, haciendo competencia en la venta de bolsitas de cacahuate a 20 centavos con don Rafael Reyes Fernández “El Cacahuatero” que veo en mi imagen del tiempo cargando su tenate   repleto de “camarones de los pobres para pelar”, como le llaman a los cacahuates en Alvarado.  

         En ese escenario de la cancha de básquetbol, recuerdo haber conocido y convivido con Lucía Vidaña, hija de don Manuel Vidaña Lara“El Jimbo”, una niña muy seria y bonita que siempre llegaba radiante y  bien vestida. A Lupita Hernández Gamboa, que era una muchachita corpulenta que jugaba bien el básquetbol y pertenecía a la selección Alvarado igual como María Elena Prieto Martínez quien se destacó en ese deporte.

         Jugaban también mis primas Ruth y Vita Román SánchezSirenia Santiago y Alicia quien se casó con “El Bobo Ruiz” quien era parte de nuestro equipo de atletismo junto con su primo Rogelio Ruiz Santos; así como otra jovencita que les acompañaba a la cancha, pero que no me acuerdo de su nombre. Estas últimas del Barrio de Belén.

         Tal vez este artículo como muchos otros, quede inconcluso por la falta de recuerdos e imágenes de lo que vivimos en ese tiempo fantástico del basquetbol en la cancha “Luis Hernández Reyes” y que en muchos datos me auxiliaron mis amigos y paisanos, Williams Mario Adrián Palacios MartínezVíctor Hugo Reyes UscangaCarlos J. Tejeda Lara y mi compadre “Nacho El Avión” Ignacio Ramón Zamorano. Espero que quienes lean este texto, lo nutran con mucha más información. RP@…

Con un saludo desde la Ciudad del Caos, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, tierra del pozol, el nucú, la papausa y la chincuya.

Para contactarme: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

DILE GRACIAS A LA VIDA Y AL AMOR…   

(Fecha de publicación: Lunes 22 de Febrero—2021)