Índice…PREPARÁNDOSE PARA EL 2024


+ Juan Sabines Guerrero, Senador…

+ ¿La volverá a intentar Pablo Salazar?…

+ El Güero Velasco, peón del Mesías…

+ ¿Qué será entonces de los Albores?…

                        por Ruperto Portela Alvarado.

Ruperto Portela Alvarado es egresado de la Faculta de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

                        EMPEZAR PARA MERECER…

Ya terminaron las elecciones y se acabó el entusiasmo de los dirigentes de partidos y los suspirantes de alguna candidatura a cargo de elección popular. Todo, porque se entiende, los políticos de hoy son temporales, electoreros, oportunistas y arrastrados con el poder que les puede conseguir una nominación o una plurinominal.

         En esta elección del 2021, las fichas se acomodaron según la participación del dinero y en algunos casos de la fuerza que tiene la delincuencia organizada o de “cuello sucio” como los integrantes del “Cártel de la Cuija Verde” y su capo, MANUEL VELASCO COELLO, quien esta vez salió victorioso con treinta y tres presidencias municipales y, entre once y catorce diputaciones locales y doce federales, en conjunción con Morena, el partido de su patrón, el “Jefe Supremo”.

         Llama la atención que en estas elecciones del domingo 6 de junio de 2021, el ex Gobernador y actual Cónsul en Orlando, Florida, EE.UU., no haya metido las manos para poner e imponer a sus aliados, consentidos y correligionarios como la CHACHITA PARIENTE GAVITO (ya retirada); OBDULIA MAGDALENA TORRES ABARCA o su “hijo putativo”, SETH YASSIR VÁZQUEZ HERNÁNDEZ. Lo comento porque sé de cierto que el “Hijo del Ciclón Chiapaneco”, tiene un trabuco electoral que ha participado en elecciones   del Estado de México, Morelos y Puebla, con un asesor de “alquimia pura” como lo es AMADOR RODRIGUEZ LOZANO, actual Secretario de Gobierno en Baja California.

         Al margen de que SABINES GUERRERO no se haya interesado en estas elecciones, queda la percepción de que sí hará presencia en las del 2024 y de paso, seguramente, será candidato a una senaduría, que dicho con toda seguridad, ganaría de calle y arrasaría en la votación. Dejó muchas semillas que para dentro de dos años vendrá a cosechar.

Lo digo porque el “Colocho” hizo un trabajo de acercamiento con la mayoría de los chiapanecos de precaria situación económica, a los que ayudó a través de sus programas sociales, en especial el de “Amanecer” (apoyo para adultos mayores); “Motor para la Economía” por el que entregó enseres de trabajo a mujeres e inclusive hombres para poner un salón de belleza, taquería, taller de corte y confección o simplemente un triciclo para vendimias ambulantes.

JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO, durante su sexenio atendió a los campesinos y pescadores; a mujeres con el “Programa Rosa” y a los jóvenes con becas de estudios y deportivas. Todo eso le valdrá para asegurar otros seis años en la nómina, pues como dijo mi paisano CÉSAR GARIZURIETA “El Tlacuache”“es un error vivir fuera del presupuesto”.

          Qué nadie se equivoque, porque “SABINES EL PEQUEÑO”, supo hacer su trabajo en su presente gobierno y a futuro. Solo los que estamos bien informados –que seríamos pocos— hablamos mal del ex Gobernador 2006-2012; la gran mayoría de los colonos   lo recuerda con aprecio. Distribuyó bien el dinero que le tocó administrar atendiendo a los sectores más vulnerables, al margen de todo lo que se le acusa de haber dejado endeudado al Estado por más de 40 mil millones de pesos, que algunos dicen que solo fueron 22 mil millones. Contra todo, le apuesto a que SABINES GUERRERO regresará triunfante con una candidatura a Senador de la República que ganará, sin lugar a dudas.

         En este comentario me estoy refiriendo a las posibilidades de los últimos ex gobernadores de regresar a la política y en esa tesitura preguntaría si ¿la volvería a intentar PABLO SALAZAR?, porque en las dos ocasiones que aspiró a una senaduría fracasó. Dicen los que saben, que inclusive quiso comprar una senaduría plurinominal a la dirigencia del PT a través del eterno líder, AMADEO FRANCISCO ESPINOSA RAMOS –que fue de su servidumbre política—, en 50 millones de pesos en el 2012 y luego en el 2018 con el PRD.

         Hay que considerar que PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA no tienen necesidad de incursionar en política y menos por dinero, pero sí por su adicción al poder, pues los indicios de que se hizo millonario durante su gobierno (2000-2006) podría ser cierto y que esfumó –para sus cuentas bancarias—parte de los 11 mil millones de pesos etiquetados para la reconstrucción por los daños ocasionados por el Huracán Stan.

Lo  señalan que es propietario de casas y terrenos en Tuxtla y San Cristóbal de las Casas y dueño de la Universidad Descartes. Que tiene viñedos en Chile, Argentina y Baja california y que algo o mucho tuvo que ver con la desaparición de 5 millones de dólares destinados al desarrollo de la región de Los Chimalapas, cuando fue Secretario General de Gobierno, que habría de investigarse, al igual que otros actos de corrupción.  

         Tampoco es un secreto que MANUEL VELASCO COELLO tiene poder político en Chiapas, mismo que demostró durante las pasadas elecciones de junio de 2021. Su partido es la segunda fuerza política en el Estado y la tercera a nivel nacional. Con ese patrimonio quiere negociar con el “Virrey” de Palacio Nacional para imponer al candidato de Morena a la gubernatura, que todos saben que se la debe a su “favorito y cómplice” de la cofradía, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, el popular “Sanjaguar Negro”.  

         Claro que el jefe del “Cártel de la Cuija Verde” no está en condiciones para negociar con el “Jefe Supremo”, pues como dicen en el pueblo, “lo tienen cogido por los tanates” por su proclividad a la corrupción y el saqueo escandaloso que hizo de las arcas públicas del Gobierno de Chiapas, que podrían sumar alrededor de 16 mil millones de pesos.

         De hecho ya le han mandado dos mensajes para que se aquiete y no ande envalentonado diciendo que “todavía lo va a pensar si hace alianza con los legisladores de Morena y el Prejimiente”. La primera llamada fue con el fraude por 670 millones de pesos a la “Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres” (involucrada la Senadora SASIL DORA LUZ DE LEÓN VILLARD) y la segunda, recientemente por más de 500 millones de pesos en facturación de empresas fantasmas; aunque los montos podrían llegar a ser más de mil 500 millones, donde está metida una constructora llamada “Jaguar Negro” que se deduce es lavadero del Senador y Presidente de la Cámara Alta, EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR.

         Al final, solo queda mencionar a los personajes del averno: “Satanás” ROBERTO ARMANDO ALBORES GUILLÉN, ex Gobernador de Chiapas (1997-2000) y su hijo “El Diablito”, ROBERTO ARMANDO ALBORES GLEASON, quienes hasta hoy están en el olvido, la banca, fuera de la política y el poder. Pero como en política no hay muertos ni cadáveres, quizá “El Viejón” se resigne ya retirado, y el “Junior” que no ha servido más que para vergüenzas, solo se dedique a gozar de lo que obtuvo de su paso por la diputación federal, la senaduría y los nueve años de prerrogativas de la dirigencia del PRI-Chiapas.

         El asunto de ZOÉ ALEJANDRO ROBLEDO ABURTO, diputado federal con licencia, ex diputado local, ex Subsecretario de Gobernación, ex Senador de la República y actual Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es un tema relevante por la probabilidad de ser candidato a Gobernador de Chiapas y en una de esas –a como se dan las cosas en este gobierno de las ocurrencias— ser hasta el abanderado de Morena a la Presidencia de la República, como dicen su buenos querientes. En la rueda de la fortuna, todo puede suceder. Ya veremos…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

MARCADOS LOS TIEMPOS DE LA POLÍTICA…

LEE, COMENTA Y COMPARTE MI COLUMNA…