Índice…COLOSIO Y LA CAÍDA DEL PRI…


+ Y sigo viendo un México con hambre…

+ El pago a la soberbia y corrupción…

+ La muerte lenta y sus funerales…

+ Un tricolor que ya no es ni su sombra…

                        por Ruperto Portela Alvarado.

Ruperto Portela Alvarado es egresado de la Faculta de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

                TODO LO QUE EMPIEZA ACABA…

 El 23 de marzo de 1994 marcó la fecha del declive del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el creciente deterioro de su fuerza política, con mínima presencia en el escenario electoral como pago a su arrogancia, soberbia y corrupción innegable, indefendible.

         El 23 de marzo, hace 28 años, fue asesinado de dos certeros balazos en la cabeza y el abdomen, LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA, el político priísta que despertó la gran esperanza con su personalidad, discursos, particularmente el del 6 de marzo de ese funesto año 1994.

         Partiendo de ese suceso trágico que en el plano nacional se calificó de “magnicidio”, el PRI ya no volvió a ser lo que antes fue: “el carro completo”, la “aplanadora electoral” y el partido-gobierno todopoderoso.  Es cierto, en la elección de 1994, todavía el tricolor ganó la Presidencia con la candidatura de ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN, heredero de la nominación que había postulado a LUIS DONALDO COLOSIO y en la que se creía a sí mismo el de todos los derechos para ser el ungido, MANUEL CAMACHO SOLÍS.

         No es un secreto que, entre ZEDILLO y COLOSIO había una disputa y distanciamiento por la querencia y cercanía con el Presidente CARLOS SALINAS DE GORTARI, donde el tercero en discordia fue CAMACHO SOLÍS, quien terminó de ideólogo del Partido de la Revolución Democrática, el PRD. Consta que a ZEDILLO no le había gustado la posición incómoda de coordinador de la campaña presidencial de COLOSIO, que le había asignado el huésped de Palacio Nacional, pero que al final fue el ganón con el asesinato del oriundo de Magdalena de Kino, Sonora.  

         Conmemorar la muerte de COLOSIO por parte de los priístas en estos y anteriores tiempos, es parte de la hipocresía, porque nadie, después del asesinato del candidato presidencial en Lomas Taurinas, ha seguido sus postulados y, por el contrario, engrandecieron los niveles de soberbia, rapiña, simulación y alto grado de corrupción, que les ha valido para el desprecio ciudadano y electores.

         LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA es un ícono, la imagen de la democracia, esperanza y pensamiento libertario para los mexicanos que menos tienen, con aquel discurso del 6 de marzo de 1994 en el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México:

Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales”. Un discurso que hoy más que nunca está vigente porque en su totalidad describió lo que en esos momentos se sufría y que es de mayor gravedad en la actualidad. Es recomendable leerlo completo.

Pero los acontecimientos estuvieron en contra de COLOSIO supuestamente desde Palacio Nacional, la entonces reciente irrupción armada del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) el 1 de enero de ese fatídico año de 1994 y el asesinato del entonces Secretario General del CEN del PRI, RUIZ MASSIEU, seis meses después, el 28 de septiembre.

El asesinato de COLOSIO y RUIZ MASSIEU marcaron el antes y después del PRI, que en el año 2000 perdió la Presidencia de la República que el mismo ZEDILLO cedió, negoció con el Partido Acción Nacional (PAN) para su candidato VICENTE FOX QUESADA y luego FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA.

Durante dos sexenios (2000-2012) el PRI fue desplazado de la Presidencia de la República para que en el período 2012-2018, rescatara Palacio Nacional y la Residencia de Los Pinos de manera contundente con su candidato ENRIQUE PEÑA NIETO, que dicho de paso, resultó un fiasco, un fraude y un alto nivel de corrupción, ¡como nunca!.

Para esto, Chiapas tiene 22 años (en 4 sexenios) que le PRI no gana ni ejerce el poder estatal desde el año 2000 cuando perdió la elección de Gobernador con el ex priísta, PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA; le siguió otro ex tricolor, JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y el Verde Ecologista en alianza con el PRI, MANUEL VELASCO COELLO, quien excluyó a los del “Revolucionario Institucional” del gobierno y la toma de decisiones. Ahora ni aparecen en la administración del ex priísta, ex perredista y actual Gobernador con las siglas de Morena, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS.

El PRI es la tercera fuerza política a nivel nacional y la cuarta en Chiapas; los que indica su “casi” desaparición del espectro electoral y del poder en las elecciones de este año 2022 y seguramente también la  presidencial de 2024. Y con esos dirigentes inmaduros, sumisos, temerosos, arrogantes, soberbios y con indicios de corrupción como ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS “Amlito” a nivel nacional y RUBÉN ANTONIO ZUART ESQUINCA en Chiapas, lo más probable es que estemos asistiendo a sus funerales…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.