Jalisco: La truculenta “Loba”


“‘La Loba’ es influyente y, se asegura, su poder llega hasta la oficina más importante del estado de Jalisco, donde nada se le niega”.

por Ricardo Ravelo, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La corrupción campea por doquier, cual cáncer que corroe los sistemas. Penetra como la humedad en el sector público y privado. Arrastra al ser humano más probo. El Presidente Andrés López Obrador se jacta de ser honesto e incluso dijo, a propósito de la publicación del libro El Rey del Cash, que su escudo más importante es precisamente la honestidad. Mucha gente sabe que eso no es cierto: López Obrador llegaba a una conocida editorial con mucho dinero en efectivo a pagar la edición de sus libros. No pedía nota, ni recibo ni mucho menos una factura. Nada. El señor no pagaba impuestos.

La corrupción ha penetrado hasta la médula al Poder Judicial, en unos estados está más acentuada: es el caso de Jalisco, donde María de Los Ángeles López Bravo –mejor conocida como “La Loba”– sigue haciendo de las suyas al amparo de la política, de jueces y magistrados ligados a la red de corrupción que ella encabeza.

Como se recordará, en diciembre de 2021, se publicó en este espacio que “La Loba” está relacionada con Leonardo Mireles, un presunto narcotraficante y lavador de dinero vinculado al cártel de Jalisco Nueva Generación –según el testigo “Édgar”– que se asoció con López Bravo para despojar a sus propios familiares mediante triquiñuelas legales apoyadas por el Poder Judicial de Jalisco. Hubo muchos asesinatos todavía impunes.

“La Loba” –de acuerdo con “Édgar” –realiza fiestas y organiza festejos y cumpleaños de jueces, notarios, magistrados y suele “atender bien” a las esposas de estos funcionarios en fiestas, cenas y convivios que le permiten aceitar muy bien estas relaciones para mantener activo el engranaje de la corrupción, pues cuando ella quiere liberar o encarcelar a alguien siempre tiene a su disposición a los responsables de procurar o impartir justicia. Todo esto ocurre al amparo del poder estatal. “La Loba” es influyente y, se asegura, su poder llega hasta la oficina más importante del estado de Jalisco, donde nada se le niega.

Una foto reciente de la mujer conocida como “La Loba”. Foto: Especial
El Juez Alan Rafael Acosta Navarro. Foto: Especial

De acuerdo con una denuncia, el titular del juzgado Segundo de lo Civil de Zapopan, Jalisco –Alan Rafael Acosta Navarro y su secretario, Carlos Adrián Fuentes  –mantienen una “estructura criminal” basada en la validación de testimonios falsos basados en la simulación de hechos.

Todo esto ocurre con la presunta complicidad del notario número 47, Enrique Macías Chávez y de María de los Ángeles López Bravo, en Jalisco conocida como “La Loba”, una mujer que hace negocios lo mismo con presuntos miembros de la delincuencia organizada que con miembros del Poder Judicial de esa entidad.

Dicen la denuncia: “María de los Ángeles López Bravo alias La Loba es una mujer que controla la mayor parte la mayor parte de los jueces del Poder Judicial [de Jalisco] a través de cuotas mensuales, así como fiestas anuales que organiza a los mismos jueces de [ese] estado para mantener el control de los actos criminales “.

Y como un ejemplo de tales “operaciones criminales” en la denuncia se cita una sentencia a favor de “Julio N”, dictada en el año 2000, en firme, la cual perjudica a María de los Ángeles López Bravo. El expediente es el 840/2000.

Dice la denuncia:

“La contraparte, María de los Ángeles López Bravo, alias La Loba”, contrató al notario Enrique Macías Chávez; mediante el testimonio 169, registro 13 mil 903 del 11 de mayo de 2022, una persona se presentó ante el notario diciendo que era el señor ‘Julio N’ y solicitó al notario, bajo su propio derecho, renuncia a la sentencia favorable , lo cual es totalmente falso y simulado”.

El notario 47 expidió un testimonio diciendo que la persona identificada como “Julio N” acudió a su notaría a realizar dicha manifestación –lo que nunca sucedió –, pero con ese  testimonio falso la contraparte  –María de los Ángeles López Bravo, “la Loba”– procedió a contratar al Juez del Juzgado Segundo Civil, Alan Rafael Acosta Navarro, así como a su secretario, Carlos Adrián Fuentes, para que en base en el testimonio se tomara como válido y en forma inmediata emitieran un acuerdo  –fechado el 22 de septiembre de 2022– en el que acuerdan dejar sin efecto una sentencia dictada en el año 2000, con la cual se revoca dicho fallo judicial en favor de “Julio N”.

Añade la denuncia:

“Esta acción es totalmente falsa. El señor ‘Julio N’ jamás presentó una promoción ante el Juzgado Segundo de Zapopan, ni nombró abogados para realizar promociones en su representación para realizar dicha aberración donde él mismo estaría solicitándole al juez que revoque su propia sentencia favorable desde el año 2000.

Y aún peor: en la promoción totalmente falsa donde exponen que se solicita se revoque la sentencia al afectado, se dirige en el testimonio/ratificación expedida por el notario 47 en base a la sentencia de otro estado y de otro juzgado, y aún así increíblemente el Juez Segundo Civil y su secretario de acuerdo la admiten y le dan acuerdo, increíble, aunque fuera dirigida a otro Juzgado le dio admisión y acuerdo favorable a la contraparte, María de Los Ángeles López Bravo, ‘La Loba’”.

De acuerdo con el testigo “Édgar”, “La Loba” se asoció con Leonardo Mireles, capo del CJNG, para despojar a familiares suyos de propiedades valiosas en Jalisco; María de los Ángeles López Bravo fue esposa de Camilo González Lara, policía de Zapopan, gatillero del narcotráfico y autor de varios crímenes entre los que se incluyen presuntamente varios familiares de Mireles.

Se asegura que “la Loba” cuenta con amplias influencias en Jalisco, de ahí su alto poder para establecer vínculos entre los impartidores de justicia, fiscales, notarios y abogados.

Así opera la truculenta “Loba”.

APUNTES DEL SUBSUELO

EMPEZÓ A CIRCULAR EL POLEMICO LIBRO EL REY DEL CASH, que ya ha alcanzado ventas extraordinarias, según sus promotores. Es un libro testimonial –no periodístico–; no ofrece documentos pero sí lo que la autora –Elena Chávez –vio, escuchó y vivió dentro del círculo más cercano de Andrés Manuel López Obrador en su etapa de opositor al régimen priista. Para el Presidente la obra es una deshonestidad intelectual. Rechaza, así, el contenido del libro que lo evidencia como un hombre de doble moral. El libro parece decirle al mandatario algo que lo confronta: actuar con honestidad no significa ser honesto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.