Místicos y Terrenales…* Cuitláhuac pierde el control de Poza Rica; Cartel del Golfo declara toque de queda


Por Marco Antonio Aguirre Rodriguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación

por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

La situación de violencia en Veracruz es tan fuerte, que una célula delincuencial declaró un toque de queda en la ciudad de Poza Rica, después de tres ataques violentos contra igual número de bares en esa ciudad y la zozoba en ese punto del norte de Veracruz es latente ante la amenaza de agresiones a quien circule por la ciudad después de las 8 de la noche.

Mediante un video que comenzó a difundirse la madrugada del 2 de enero, seis hombres armados y encapuchados se identificaron como el “Comando de la muerte” del Grupo Escorpión, célula del Cartel del Golfo,

Cinco de los individuos miran a la cámara, mientras que el sexto lee un mensaje escrito en su celular, mediante el cual amenazan que a partir del 2 de enero impondrán su toque de queda en la ciudad:

“No queremos bares, cantinas, hoteles, taxistas circulando a partir de las 08:00 pm, o serán tomados como objetivos contrarios”, apunta.

Refieren que “lo sucedido anoche (primero de enero) fue nuestro ingreso a la ciudad”, y que ya están instalados en la zona.

Aseguran que su “problema” es con otro grupo, al que no identifican, y llaman «estos perros», a los cuales acusan de “estar matando policías y civiles inocentes”.

“Apenas llegamos y corren”, mencionan.

“Vamos por los suyos, aquí no perdonamos una ofensa, y tú, panzón chaparro, alias el Guacho (…) se les dio una oportunidad, una tregua, pero ya vimos que no tienen palabra”.

Quien lee el texto del Grupo Escorpión, prácticamente menciona que su ofensiva es en respuesta de una amenaza enviada por el otro grupo.

“Poniendo su lonita. que más parecía carta de amor, ¿Iban a intimidar? Te falló. Somos vieja escuela de ‘Grupo Escorpión’, o mejor dicho, Comando de la Muerte”.

Después de éste vídeo, la mesa de seguridad pública del estado se realizó en Poza Rica, supuestamente para mostrar que se atendía la situación por las matanzas.

Ahí, después de ese evento, éste 3 de enero, el gobernador Cuitláhuac García mencionó que ya hay detenidos y que sólo hay una línea de investigación sobre las matanzas del 1 de enero: “Son ajustes que traen bandas delictivas en Poza Rica”.

Sin embargo, ni él ni la Fiscal, Verónica Hernández Giadans, ni ninguna otra autoridad dieron mayores detalles sobre los supuestos detenidos.

En ese sentido, Cuitláhuac García añadió que los hechos también estarían relacionados con el asesinato del comandante de la policía municipal de Espinal, cuyo cuerpo fue hallado dentro de bolsas el pasado 31 de diciembre.

A la par, este martes también circuló en redes sociales otro vídeo, que muestra cuerpos de personas presuntamente asesinadas, tirados en calles de Poza Rica, sin que ninguna autoridad confirme o niegue esto.

En la ciudad de Poza Rica entre la población en general existe temor a circular por la ciudad después de las 8 de la noche, lo que muestra el éxito de la amenaza del Grupo Escorpión, que logró sembrar el miedo entre la población, eso aún cuando se anunció que habría más de 200 soldados en la ciudad para patrullar y salvaguardar la seguridad.

El “llamado” que hizo el alcalde de Poza Rica, Fernando Remes Garza “El Pulpo Remes”, a la tranquilidad, no fue tomado en serio por nadie.

Su credibilidad en materia de seguridad pública en esa ciudad es bastante endeble.

El centro InSight Crime, dedicado al análisis del crimen organizado en Latino América, en un análisis sobre grupos criminales en Tamaulipas, menciona que los “Escorpiones”, como se les conoce más comunmente, fueron fundados por Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, después de diferencias con su hermano Osiel Cárdenas Guillen, por la conducción del Cartel del Golfo (CdG), y que fueron creados para hacer frente a Los Zetas.

Los Escorpiones estaban conformados por antiguos miembros de la policía y el ejército (tal vez por eso la referencia a la defensa de policías para que no sean asesinados por el otro grupo), y desde el principio se destacaron por su brutalidad y por el uso de tácticas militares.

Se pensó que el grupo se disolvió después de la muerte de Antonio Ezequiel, en 2010, pero en 2015, en Matamoros y Tampico surgió una facción del CDG que se hace llamar Grupo Escorpión, la cual mantiene conexiones con la policía, pues su líder fue director de la policía de Madero, una ciudad de Tamaulipas, hasta que también fue asesinado.

Un apunte interesante de Insigft Crime, en este análisis de octubre del 2021, es que los Escorpiones actúan en connivencia con los Ciclones, otra facción del CDG, la cual está en una guerra con el Cartel del Noreste, un grupo escindido de Los Zetas, peleando el control de una parte del estado de Tamaulipas.

El Cartel del Noreste es una de las organizaciones criminales con las que han asociado al gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal, e incluso una de las filtraciones hechas por el grupo Guacamaya, que hackeo a la Sedena, mencionaba que Cuitláhuac García tiene relaciones con éstos mismos.

Por lo pronto está la amenaza sobre Poza Rica, ¿cuánto tiempo tardará el gobierno federal y el de Veracruz en restaurar el equilibrio en esa ciudad?: ¿alguna vez volverá el orden y la seguridad a Poza Rica?.

¿Los que se dicen los grandes místicos de Veracruz podrán cumplir con su función?.

¿Los terrenales podremos volver a vivir en paz?.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.