Ante la crisis económica en que paulatinamente se hunde el gobierno de AMLO sorprende la actitud de reporteros en sus conferencias de prensa