Costumbre ya que López Obrador desmienta a funcionarios de gobierno en público