Saltar al contenido.

El caso de la denuncia anónima contra abuso de mujeres y el linchamiento mediático de presuntos responsables debe ser motivo de reflexión en México