El estado de Veracruz y su gobierno está contribuyendo al descenso de la buena imagen del Presidente López Obrador