La postulación de Leyzaola Pérez en Tijuana genera preocupación y no menos miedo