Saltar al contenido.

Todo parece indicar que el programa “Jóvenes Construyendo Futuro” presenta severas fallas y falta de planeación que pudieran dar pauta a corrupción en su aplicación y uso de recursos