* Y SI NO CONSIGUEN VOTOS LOS “INDEPENDIENTES”, QUÉ SIGUE


Por Raúl González Rivera
*

¿CUÁLES FIGURONES
LOCALES TIENE EL PRI?

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Los últimos figurones –si así fueran– ya no están en las filas del partido tricolor, unos porque ya están en el otro mundo y los vivos no se avistan tan fácilmente, a menos que se trate de los grillos y políticos de pacotilla, que no son cultos, carecen de reciedumbre y personalidad y los merecimientos que dicen contar en su favor corresponden a gestas donde las mañas pudieron más que el convencimiento para atraer incautos en su torno.
¿Acaso hay algún socio priista que pueda ser asemejado a la trayectoria y capacidades de un Jesús Reyes Heroles o de un Demetrio Ruiz Malerva, ambos nativos de Tuxpan de Rodríguez Cano? Es posible que haya muchos iluminados, que al hacer su autoevaluación se califican con un diez una, su carrera política –se dice–, que al resto del pueblo ni prestigia ni vanagloria.
Están enojados los numerosos y viejos líderes de un partido que hace veinte años dejó de tener la presencia ahora añorada por Renato Alarcón Guevara.
Los personajes como fueron Carlos Brito Gómez, Manuel Ramos Gurrión, Gonzalo Morgado Huesca, concibieron un priismo que se avejentó cuando el electorado descubrió que era engañado vilmente, que sus candidatos a los cargos públicos no dejaban de ser hombres simples, elaborados presuntamente de arcilla, con escaso cerebro y menos convicciones y visión de lo que sería el porvenir de un pueblo.
Los socios priistas que a la manera de Reyes Heroles y Ruiz Malerva hicieran trascender a su partido, proyectarlo como fue un instituto de masas –como lo habría concebido don Plutarco Elías Calles–, cercano a la gente, lo que le permitió su preeminencia en este país por largos ochenta años de manera ininterrumpida. Los cuadros cambiaron y se transformaron, pero con líderes vacíos, sin sustancia cultural alguna y alejados radicalmente de las exigencias sociales.
Se dieron algunos intentos por parte del partido en decadencia, enlistando en sus filas a hombres y mujeres que de siempre habían sido apartidistas. Por caso, en el ejemplo estrictamente local, con la unción de Ricardo Ahued y hasta de David Velasco el rescate partidario se dio algunos centímetros adelante. Con su salida, igual desforraron lo poco que de consistencia quedaba de la vieja armazón partidaria durante los años del sexenio duartista, momento en que se dio jaque mate a la sigla partidaria en mención.
La rebatinga en las trincheras del ex partido aplanadora no se ha dejado esperar. Ya hay una nueva secretaria general del partido, a la cual nadie conoce, y quienes disienten, porque consideran que aquellos detractores gozan de tener los merecimientos para ser considerados a la hora del reparto del pastel que representan las chambas políticas, y juran que le harán de cuadritos la vida a una mujer novel en la función pública, a usanza de la aldea veracruzana.
Por supuesto que igual tocan tambores llamando a guerra, pues los adversarios a la maquinaria tricolor son demasiados. El Frente Ciudadano confrontará la lucha que intestina se dará entre sus líderes Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado Rannauro, por las chambas políticas a la vista y, por otro lado, el viejo régimen desfalleciente como se encuentra, lo menos que tratará de hacer es reconquistar a los nuevos asociados, que ya busca con alguna desesperación y zozobra el mando estatal partidario, porque igual, de esta forma estaría signando ya su partida de las actuaciones políticas. Esperemos.

* ALGUIEN MIENTE EN
PALACIO MUNICIPAL

Ni duda, alguien miente, y feamente, cuando la comuna local está a punto de hacer entrega de la estafeta de relevo a Morena, el adversario mortal que tiene precisamente el partido en el poder desde hace más de 80 años.
La histórica derrota en Xalapa tiene a los socios priistas con los cabellos erizados.
Les han dicho que sus cuentas y cuentos serán sometidos al más acucioso escrutinio, como es la revisión a los salarios de la burocracia más exquisita de la comuna tricolor, así como el pago de rentas a inmuebles, que no ameritaban costos como los que está pagando el contribuyente capitalino y, de paso, se proyectará un arqueo de aguas profundas en las burocráticas oficinas de la CMAS.
Así como aseguran sus ediles que se han roto todos los récords en lo que hace a obra pública, lo que ya han colocado sobre la mesa de los debates cuando menos a tres ex munícipes todavía vivos, igual el abandono en la prestación del servicio de limpia pública y recolección de basuras ha colocado a los políticos aldeanos en dos grupos, el que miente y el que no miente.
Anteayer el servicio de recolección de basuras no se realizó sino hasta entradas las horas de la noche. En el curso del día la ciudad, como en numerosas colonias, había permanecido bajo el abandono absoluto por parte de quienes no sólo barren las calles del centro de la ciudad, sino que decenas de colonias dejaron que se amontonaran las basuras en sus esquinas y puntos estratégicos.
Sólo un invidente dejó de apreciar, pero su olfato no le mintió al percibir los hedores que cientos de toneladas dejaban ir al medio ambiente de la ciudad en sus cuatro costados.
Y únicamente en el primer cuadro de la otrora Atenas veracruzana, el camión recolector hizo su chamba, por conservar la pura imagen de la capital. En el resto de la ciudad, en calles en los alrededores del centro, se registraron las montañas de porquerías depositadas igual por muchos de los inconscientes ciudadanos, enemigos de todo orden y particularmente del Xalapa que les dio cobijo.
Sin embargo, lo más deplorable, puesto sobre el escenario, es que mientras los funcionarios municipales alegaron que la recolección se realizaba puntualmente, la ciudadanía, que no es ciega ni sorda ni tarada, no sólo avistó, sino que inhaló accidentalmente decenas de toneladas de basuras dispersadas sobre su ciudad, lo mismo en espacios periféricos que en las zonas o áreas colindantes con el corazón de la ciudad.
Los trabajadores de limpia pública aseguraron que en cuatro años carecieron de todo, incluido de un parque vehicular que jamás se modernizó con la adquisición de camiones recolectores, como tampoco al cuerpo de aquéllos les dotaron de equipos ni guantes, ni botas, para preservarlos de la constante de accidentes y otros siniestros a que están expuestos durante el desempeño de sus actividades laborales. Siempre las advertencias y amenazas surtieron sus efectos, para hacerlos laborar aun bajo las deplorables condiciones a que están sometidos dichos servidores públicos, lo más débil de la hebra burocrática del ayuntamiento municipal.

* Y SI NO CONSIGUEN VOTOS LOS
“INDEPENDIENTES”, QUÉ SIGUE

Es la hora en que se ignora si al término de la justa por alcanzar la suma de los 860 mil y pico de votos, este país también tendrá candidatos independientes a la presidencia de la república.
Lo que más pareciera una trampa colocada por los órganos electorales para frenar las aspiraciones de mexicanos sin partido a los cargos de elección popular que el país ofertará en el 2018, habría de concluir siendo un show más de la política, pero con aspirantes que quedarán en el círculo de espera, porque semejante cantidad de sufragios definitivamente no hay la certeza de que los vayan a conseguir los políticos que supusieron que las ánforas se abarrotarían de ciudadanos para elegirlos con rumbo, en principio, a la presidencia de la república.
Es posible que de quedar con el bate al hombro sobre todo precandidatos competitivos como se dice que es la señora Margarita Zavala de Calderón, Arturo Ríos Piter, Jaime Rodríguez (a) El Bronco, y Pedro Ferriz de Con, pero lo que se ignora es saber si los ciudadanos que sufragarán en urnas electorales lo van a hacer por otros de los abanderados de partidos constituidos en este país, en fecha de comicios del 2018, bajo el entendido de que entonces alguno de los candidatos con partido saldrán raspados, con la pérdida de importantísimos votos que, en este sentido, puede ser el PRI, el Frente Ciudadano o inclusive Morena.
Quizá cuando el actual gobernador del estado de Nuevo León contendió como independiente, fue tan convincente que los políticos muchas veces creyeron o concibieron la idea de que el grueso de la sociedad civil condenaría a los partidos políticos de manera definitiva al ostracismo. Por supuesto que la gente está al hartazgo de los políticos, pero también de los membretes partidarios. La abstención es la mejor respuesta al sistema partidario azteca y 2018 no será la excepción.
El escritor y ex canciller Jorge Castañeda habría renunciado siquiera a la idea de contender por una candidatura independiente, cuando él estaba rotundamente convencido de que ésta sería la vía viable para conquistar el poder público. No es así. Los aspirantes que de manera individual han acudido al juego electoral sin apoyo de membrete partidario, la tienen muy difícil y compleja, incluido El Bronco, de quien se acusa que ejerce como gobernador, pero bajo condiciones muy difíciles y atropelladas.
Lo otro es que a la distancia socios priistas, panistas y perredistas se verían bajo el acoso de la abstención y el no voto popular para sus candidatos, lo que confirmaría la preeminencia que en este momento cuenta en su favor el precandidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.
Porque lo que deja como experiencia vista el trabajo de aspirantes por hueso político sin partido, pareciera que la tienen radicalmente difícil para conseguir su abanderamiento. Esperemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.