Ensayos: Una cárcel sin rejas


Inspirado en “Ese objeto oscuro del deseo”, la última película de Luis Buñuel, (1977) sobre el tema del amor no correspondido

Por Ignacio Oropeza López

Ignacio Oropeza López, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Ignacio Oropeza López, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La miraba caminar por la calle rumbo al mercado, el pelo húmedo, olor a rosas, aprisa, erguida, sin voltear, parecía una princesa que flotaba en el aire matutino de ese pueblo, en el que se daban las rosas mas bellas y el café más bueno de la región, suspiraba,caminaba tras ella, la quería tocar, palpar sus dedos finos, ella lo miraba de soslayo, “amor de mis amores”, “regálame las flores de la esperanza “ le expresaba y ella, burlona: “esperanza inútil, por qué no te mueres?”.

Durante meses, a la misma hora, se estacionaba en la esquina hasta que aparecía ella. El temor de no verla lo atosigaba, estoy rondando tu esquina?. El amor es un arte cruel, especialmente, cuando la otra persona ni nos mira, se vuelve tortura, calvario, religión, sueño, insomnio, todo. Qué me has dado, vida?

“Perfume de las flores”, le dijo y una vez más, ella se reía con burla en la cara tristeza en la mirada, “esperanza inútil, por qué no te mueres”?, le contestó, trescientas veces lo mismo.

Cientos de cartas, una escritura ansiosa, en fino papel y con sobres olorosos a madera, nueva estrategia de conquista. Nunca una respuesta, solamente la risa burlona, el ojo que guiñaba, como un tic nervioso. No había enojo, ni molestia , solamente la firme decisión de no responder a las peticiones, a las invitaciones, al galanteo, a las serenatas, nunca aceptar regalo alguno.

Definición literaria : El enamorado es un hombre ridículo, se emborracha, hace filosofía barata, pelea con los amigos y recibe bromas hirientes. No trabaja, o si lo hace, no se concentra, pierde toda ambición, se distancia de la familia, quiere vivir solo y en abandono total. Le rinde culto a un dios que nunca le responde, desperdicia gran parte de su tiempo en pensar solamente en una mujer. Es un fruto acerbo, un destino, un tren que no tiene parada. Una cárcel sin rejas.

El viento de la desgracia empezó a soplar la madrugada del 12 de octubre, la virgen del Pilar, densa la niebla, frío y llovizna leve. Se dice que por la noche llegó la única carta de rechazo total. El hombre ya no pudo dormir, empezó a sentir disnea, palpitaciones, sudores fríos, angustia, “es un infarto”, dijeron algunos, “se está poniendo morado”, dijeron otros. En un taxi lo trasladaron a la Cruz Roja, le dieron oxígeno.

El doctor Pepe Guerra era el único experto en el pueblo para curar los ataques de amor.

Luego de revisar al paciente el médico diagnosticó una incipiente bronquitis asmatiforme, inyectó cortisona, inhalaciones y jarabes de eucalipto y tolú para desazolvar los bronquios. Le dijo: “Te sugiero cambiar de clima, de trabajo, de hábitos, debes alimentarte bien, estás flaco, pálido con ojeras, sin saliva. Mejor vete de aquí, busca otro medio ambiente. Aquí en este pueblo estás en una atmósfera asfixiante, como dice mi amigo el doctor Melo”.

Abordó el tren hacia el olvido muy temprano, la aparición de palmeras y aves marinas en el paisaje le indicó que ya estaba muy cerca del puerto. El carácter ruidoso, fiestero y abierto de los porteños le cambió el humor en días, meses, años. Empezó una alimentación a base de caldos de pescado, mariscos, arroz con caracol y se abonó en el Mercado de Pescadería, en el cual robustas matronas y cocineras lo atendían con cariño y una cierta ternura, por ser un prófugo del Seminario Mayor.

Los meses y los años pasaron, fue como un siglo, su cuerpo embarneció y se tensó en los baños y locas carreras por la playa. “Que pozón”, expresó cuando vio por primera vez el mar, donde mujeres cuasi desnudas se bañaban, el sol resbalando por la espalda.

Conoció a unos tipos alegres y verboelocuentes, que trabajaban para una misteriosa, bella mujer, poderosa y con vastas relaciones en el mundo político económico y social. Soltera empedernida, pero no lésbica, era famosa por rechazar enamorados, el origen de su fortuna era material de leyenda urbana, de la radio bemba de los portales, unos decían que la lotería, otros un exmarido millonario, el tesoro del pescador, nadie sabía nada, a ciencia cierta. Era rica y lejana. Ella tenía los mismos ojos. El mismo guiño.

Los trabajos que realizaba al servicio de la mujer eran negocios llamados de riesgo, compraban terrenos y dólares, ganancia redonda en aquella época por la inestabilidad económica. La gente vendía sus ranchos o fincas y compraba casas en Estados Unidos. El Presidente decretó salario de emergencia, para paliar la inflación.

Un día de mayo, la misteriosa mujer voló hacia Miami, supuesto viaje de negocios, no volvió, dejó todo en el abandono. Nadie jamás, explicó su partida. Viajera golondrina. Fue por el pan, dijeron de burla los que antes callaban en su presencia.

Epílogo.

Ixtapan. En el balneario de aguas sulfurosas él se encontró a un viejo periodista amigo de la familia, al que tenía años de no ver, y comentaron tramos de la vida. “Tu eres un hombre feliz”, le dijo el periodista, “ya sé que vendiste todo y saliste huyendo”. “Nada de eso”, argumentó, “cambié de aires por motivos de salud y para olvidar un viejo amor, que ya sabes, ni se olvida ni se deja.

“Dinero no tengo, voy al día, pero espero que algún día la suerte me ayude, ya compré mi billetito”, enfatizó.

Horas después, la despedida, un abrazo fuerte, una frase: “No te preocupes, las rejas no matan”, como dice la canción de Tomás Méndez, con algarabía y una sonora carcajada, gritó: “Nos vemos en la Iglesia, el fin de año”.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.