Síntomas

Entre los síntomas más importantes que nos pueden indicar que alguien está sufriendo un golpe de calor podemos encontrar:

  • Mareo
  • Sudoración excesiva al principio, después, falta de sudor
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel
  • Fiebre con temperatura desde 39 a 41°C
  • Comportamiento inadecuado, como por ejemplo: comenzar a quitarse la ropa sin importar el lugar
  • Aceleración del ritmo cardíaco, con latido del corazón débil
  • Dolor de cabeza
  • Ataques con convulsiones

Signos de alarma

  • Piel que se siente caliente y seca pero no sudorosa
  • Confusión o pérdida del conocimiento
  • Vómitos frecuentes
  • Falta de aire o problemas para respirar

Personas más vulnerables al golpe de calor

  • Niñas y niños menores de 6 años
  • Adultos mayores de 65 años de edad
  • Personas con:
    • Sobrepeso
    • Estado de deshidratación
    • Problemas en las glándulas sudoríparas
    • Enfermedades del corazón
  • Además de aquellas que:
    • Están bajo algún tratamiento médico
    • Usan demasiada ropa
    • Consumen alcohol

Factores que favorecen un golpe de calor

Aunque la principal causa de un golpe de calor es la temperatura, factores como el medio ambiente, el ejercicio y las características personales, favorecen su aparición.

En el medio ambiente

  • Temperatura alta
  • Humedad elevada
  • Exposición directa al sol

Al realizar ejercicio

  • Intenso
  • Prolongado
  • Sin protección solar

Características personales

  • Estar en los extremos de edad (adultos mayores y niños menores de 6 años)
  • Mala hidratación
  • Sobrepeso
  • Mal estado de salud, previo a la exposición al calor

 

/cms/uploads/image/file/391224/DZo5ePGUQAApVp-.jpg

Boletín del
Instituto Mexicano del Seguro Social