A la salud de los veracruzanos


por María Elvira Santamaría Hernández

Por Elvira Santamaría Hernández, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Qué ganas de hablar de algo agradable, ¿verdad? De dejarnos llevar por el ambiente decembrino, aunque todavía no alcanzamos a escuchar ningún sonido propio de un villancico o de la rama.

Mas bien los ruidos con que ha iniciado este mes han sido muy intranquilizadores tanto en el ámbito político, como económico y ni se diga, en el de la inseguridad.

Veracruz, tenemos que admitirlo, sigue inmerso en la incertidumbre y la desconfianza generadas sobre todo por la delincuencia, pero también por el hecho de estar atestiguando como la pandilla de Duartistas que hasta hace seis años dispuso del dinero de los veracruzanos a su antojo, para brindarse toda la abundancia que sentía merecer, está saliendo de la cárcel, para enfrentar sus cargos en libertad, en lo que pareciera la primera oleada de benefactores de la amnistía lopezobradorista.

Los intrincados caminos de la justicia parece que se entrelazan con las brechas de la política y los compromisos electorales. Ya no se logra saber en dónde comienza uno y en dónde termina el otro, de manera que, con la renovación de los poderes estatales y federales, no nos extrañe que en cualquier día de este mes, nos topemos con la novedad de que el propio exgobernador Javier Duarte Ochoa estará fuera de la prisión y nos vayan convenciendo de que no se enriqueció tanto y que sus ranchitos, edificios y demás propiedades en México y en el extranjero, fueron heredadas o prestadas por sus amistades.

A Veracruz todo lo sacude, hasta los “nortes”. Pero ciertamente en este diciembre también hay noticias buenas y optimistas. Una de ellas nos la acaba de dar el gobernador Cuitláhuac García Jimenez, al anunciar que los Servicios de Salud de Veracruz podrían incorporarse a los servicios federales, para garantizar en un plazo de tres años, la atención universal de la salud de los Veracruzanos.

“En tres años podamos garantizar que un ciudadano asista a un centro de salud y pueda ser atendido sin problemas, de manera gratuita y con los medicamentos”, dijo el nuevo gobernador.

Conseguir esta meta realmente ambiciosa y de gran envergadura, la de garantizar atención de salud de calidad a todos los veracruzanos en tres años, sería un logro que marcaría histórica y positivamente su gestión. Pensemos entonces en esta buena perspectiva, brindemos por ella y que no nos amargue la posibilidad de ver pronto libres a varios pillos de la ominosa era de Duarte.

Hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.